www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COVID-19

Las CCAA anuncian rebelión contra el Gobierno por la intervención de los fondos de formación

Las CCAA anuncian rebelión contra el Gobierno por la intervención de los fondos de formación
Ampliar
miércoles 01 de abril de 2020, 23:01h
Desde Moncloa recalcan que tratan de atajar esta crisis apelando a la solidaridad ante la pandemia.

El consenso entre el Gobierno y las comunidades autónomas en la unidad contra el coronavirus está a punto de saltar por los aires. Este miércoles se han desnudado las fricciones potentes que arrastran algunas regiones con Moncloa por no haber recibido los fondos destinados a la formación para el empleo que estaban pactados con anterioridad a la explosión de la crisis sanitaria que ha provocado el coronavirus.

Desde la Comunidad de Madrid ha emergido la voz del consejero de Economía, Manuel Giménez, para afear la decisión "unilateral" del Ejecutivo que conlleva el uso de los mencionados fondos -pertenecientes a las autonomías- para cubrir el pago de las prestaciones por desempleo debido a la paralización de la actividad decretada por Pedro Sánchez con la intención de frenar la propagación de los contagios y, con ello, tratar de desahogar el colapso de los hospitales.

Giménez le ha enviado su queja por carta a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en un texto en el que critica que la decisión "muestra un nuevo menosprecio del Ministerio de Trabajo al papel que realizan las comunidades autónomas para colaborar a mantener el empleo, al prácticamente eliminar la posibilidad de poner en práctica políticas activas de empleo en su territorio".

"Es conveniente recordar que las cotizaciones sociales forman parte de la renta de los trabajadores asalariados. Dado que los trabajadores pagan la cuota por desempleo para cobrar la prestación del mismo nombre, al destinar la cuota de formación al pago de la prestación por desempleo, los trabajadores están duplicando su aportación para el mismo fin", afirma el consejero madrileño, que además, remarca que desviar los fondos de formación a parados supone "una pérdida especialmente importante en un momento tan delicado como el actual, en el que es más necesario que nunca mejorar su cualificación para tener posibilidad de acceder a un empleo".

El titular de Economía en la Comunidad de Madrid, de exitosa gestión reconocida por la Organización Mundial de la Salud, ha finalizado añadiendo que "la necesidad de reducir el impacto de la crisis pasa por la cobertura de las personas que no tienen renta, pero también por la capacidad de mantener el empleo. Por ese motivo, es necesario dotar de los recursos necesarios a las políticas activas que puedan colaborar a este importante objetivo".

Asimismo, también se ha dirigido a la ministra el viceconsejero de Empleo y Juventud del Gobierno Vasco, Marcos Muro. Lo ha hecho en un comunicado en el que manifiesta que la polémica medida "no solo es una invasión" de las competencias del Gobierno Vasco sino que además "atenta contra las necesidades de los parados, nuevos y actuales, que perderán así una baza para salir de esa situación”. "Ahora es momento de impulsar las políticas activas de empleo, para que las personas que vayan a estar en paro o que ya lo estén, puedan tener herramientas para incorporarse al mercado laboral lo antes posible”, ha analizado.

Es por ello, ha especificado, que el Gobierno Vasco no entiende "que se recorte de una partida tan esencial", que será "imprescindible en los próximos meses”. Y ha criticado que el Ministerio de Trabajo ha "minimizado" una de las herramientas fundamentales que disponen las comunidades autónomas para impulsar la empleabilidad. Limitando "severamente" la posibilidad de colaborar en la recuperación de la normalidad tras esta crisis y dejando "desamparadas" a las iniciativas destinadas a fomentar las políticas activas de empleo. “En el caso de Euskadi además, esta medida va contra nuestro modelo de autogobierno", ya que es algo que debería "negociarse en la Comisión Mixta del Concierto y no vía decretazo”, ha sentenció Muro.

Por último, la ministra Díaz también ha sido la diana de las quejas de la Generalidad catalana. El consejero del departamento de Trabajo, Chakir el Homrani, ha publicado en esta fecha un cálculo que fija el recorte de estos fondos en unos 215 millones de euros. Y habla de "deslealtad institucional". En una nota publicada comparte "su total disconformidad" con un descenso de fondos a los fondos de formación "inaceptable", pues se trata de una bajada del 55,30 % en relación a los fondos del año pasado (388 millones).

"Para mitigar los efectos del Covid-19 no vale la deslealtad institucional ni debilitar los servicios públicos de Cataluña y de las comunidades autónomas que deberán gestionar la poscrisis sanitaria", ha lamentado, para, de inmediato, denunciar que el Ministerio "detrae los derechos de las personas trabajadoras porque hace que sean éstas las que paguen sus propias prestaciones con el dinero de las cuotas de formación". Y ha pedido explicaciones por el "recorte competencial" que describe "falta de sensibilidad" hacia Cataluña por parte de Moncloa.

Finalmente, desde el Ministerio de Trabajo se ha respondido en la noche de esta jornada alegando que las autonomías han de comprender el contexto excepcional y actuar con solidaridad. Fuentes de esa cartera se remiten a las palabras pronunciadas por Díaz en su conferencia con los consejeros autonómicos: este año no se podrá hacer la mayor parte de la formación. Por ello, se arguye desde el Gobierno, se precisa que la disposición es solo para 2020 y se expone que habrá una segunda conferencia sectorial en la que se tratará el eventual reparto de fondos adicionales a las comunidades. Toda vez que se cierre el ejercicio económico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios