www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El Gobierno, más que el coronavirus, responsable del incremento del desempleo

jueves 02 de abril de 2020, 13:26h

Se esperaba un mal dato para el empleo en España, pero lo anunciado este jueves por el Ministerio de Trabajo ha superado todas las expectativas. La caótica gestión de la crisis del coronavirus ha desencadenado la tormenta perfecta, desde el punto de vista social y económico. El endurecimiento de las medidas del Estado de Alarma han llevado a la parálisis económica del país, lo que se ha traducido en el peor incremento del paro de la historia, incluso dulcificado con el recuento aparte de los afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), mecanismo al que el Gobierno está forzando a las empresas a acogerse, con su prohibición de los despidos.

Los ciudadanos venían de una semana, la que precedió al 8 de marzo, en la que se negaba tanto el impacto significativo en la salud de la pandemia como el propio impacto económico de la misma. Así lo hizo en reiteradas ocasiones la ministra de Economía, Nadia Calviño, mientras las Bolsas de todo el mundo se desplomaban.

De este modo, como han reconocido la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, la destrucción de empleo comenzó a partir del viernes 13 de marzo, momento en el que se anunciaba la declaración del Estado de Alarma, que pasó a ser vigente a partir del lunes.

En ese momento, comenzaba la destrucción del empleo en el sector servicios, el más afectado, por el cierre de bares, restaurantes, cines y teatros, entre otros locales de ocio. Pero lo peor estaba por llegar en el sector de la construcción, que quedaba fuera de las actividades consideradas esenciales tras el endurecimiento del Estado de Alarma. Como ha reconocido el propio ministro de Seguridad Social, la destrucción de empleo se cebó con ese sector a partir de ese momento y el paro llegó a incrementarse en estas actividades un 20% con respecto al mes anterior.

El primer aldabonazo de realidad económica ha llegado este jueves: más de 300.000 parados, más de 800.000 empleos destruidos, 620.000 trabajadores reconocidos afectados por un ERTE, más los que vendrán, a la luz de las cifras de expedientes todavía por tramitar. Unas cifras insostenibles que, de prolongarse a lo largo de los meses, pueden llevar al Estado a la quiebra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios