www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE ACUMULAN LAS PRUEBAS DE LOS ERRORES DE SANCHEZ

martes 07 de abril de 2020, 12:02h
Algunos medios de comunicación, como el diario El Mundo, publican, día tras día, informaciones que...
Algunos medios de comunicación, como el diario El Mundo, publican, día tras día, informaciones que demuestran la ligereza, la lenidad, los errores de Pedro Sánchez al enfrentarse con la pandemia que zarandea a Europa. La opinión pública se entera hoy de que España exportó test hasta el 15 de marzo, a pesar de los avisos de la OMS. En lugar de acumular materiales contra el virus, el Gobierno de Sánchez los exportó. Increíble. Durante los meses de enero, febrero y parte de marzo, la política del presidente del Gobierno ha sido un despropósito. Pedro Sánchez no tenía otra obsesión que garantizar las manifestaciones feministas del 8-M, cuando todas las mujeres hubieran aceptado, hubieran aplaudido, que las retrasara hasta el mes de junio. La responsabilidad por tantos disparates se exigirá en el Congreso de los Diputados cuando la pandemia resulte superada. Desde el punto de vista democrático, Pedro Sánchez debería presentar entonces la irrevocable dimisión. No lo hará. Por el contrario, se cubrirá de encendidos elogios, como ha hecho reiteradas veces en televisión, en ese Aló, Presidente a la venezolana que el sanchismo ha preparado para mayor vanagloria de su jefe.

Proporcionalmente a la población, España ocupa el primer lugar del mundo en cuanto al número de personas fallecidas por el coronavirus. Encabezamos en la tragedia a los doscientos países del mundo. Un récord atroz, que exige la dimisión del Gobierno. A Pedro Sánchez le corresponde el terrible honor de instalar a su nación a la cabeza del azote epidémico.

Los sanitarios españoles, desprovistos de los medios que el Ministerio de Sanidad debería haberles proporcionado a tiempo, han demostrado profesionalidad y heroísmo. Lo mismo se puede decir de los hombres y mujeres del Ejército, la Guardia Civil y las Policías nacional, autonómicas y locales. Por otra parte, la respuesta del pueblo español al aceptar el confinamiento ha sido ejemplar. Incluso los partidos políticos de la oposición, a pesar del maltrato recibido, se han sumado al Estado de Alarma para que, al margen de la tórpida gestión del Gobierno, la nación pueda superar esta pandemia devastadora, no solo de la salud sino también de la economía y del bienestar social.