www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Biografía

Amelia Pérez de Villar: Dickens enamorado

domingo 12 de abril de 2020, 20:31h
Amelia Pérez de Villar: Dickens enamorado

Fórcola. Madrid, 2020. 212 páginas. 21, 50 €.

Por Ángela Pérez

Títulos como Los papeles póstumos del Club Pickwick, Oliver Twist, David Copperfield y Grandes esperanzas, entre otros, han convertido a su autor en una figura imprescindible no solo de la novela decimonónica sino de la literatura que conserva su absoluta vigencia. En efecto, nadie que aspire a disfrutar de los clásicos de las letras universales, puede prescindir de la lectura de Charles Dickens (1812-1870). Y mucho mejor si junto a su producción, nos adentramos en el conocimiento de su vida y obra. En este sentido, un trabajo muy recomendable es el que nos ofrece Amelia Pérez de Villar, que ahora recupera Fórcola en una edición revisada y corregida al cumplirse este año el ciento cincuenta aniversario de la muerte del gran autor británico.

Curiosamente, en la existencia de Dickens había aspectos poco investigados y tratados, y de los que apenas se da cuenta en sus biografías oficiales, como las debidas a John Forster o Peter Ackroyd. Esos huecos se relacionan sobre todo con la faceta de las relaciones sentimentales de Charles Dickens, más allá de su largo matrimonio con Catherine Thompson Hogarth, con quien tuvo diez hijos. Una unión que, finalmente, terminó en fracaso, por lo que la pareja se separó, aunque nunca llegaron a divorciarse, sin duda por la presión de la inflexible sociedad victoriana, muy dada a mantener las apariencias.

Sin olvidar un recorrido por la trayectoria de Dickens en su conjunto, Amelia Pérez de Villar aborda sobre todo su dimensión amorosa, en la que aparecen dos mujeres especialmente significativas: Maria Beadnell Winter y Elle Ternan que se encuadran respectivamente en su juventud y en una etapa de madurez. Con la primera, su relación no llegó a buen puerto, en realidad casi ni se desarrolló, pues los padres de la muchacha pusieron toda clase de obstáculos, ya que no querían que su hija hipotecara su vida con alguien que en esos momentos no era más que un pretendiente sin posibles. Sí obtuvo mejor suerte con la segunda, una joven actriz de dieciocho años, a quien conoció un Dickens enfilando hacia a la cincuentena y aún casado con Catherine Thompson Hogarth.

En su ensayo biográfico, Amelia Pérez de Villar maneja una abundante documentación y pone a nuestro alcance la correspondencia de Dickens con Maria Beadnell, un material inédito en español. Hay que resaltar que ese apoyo documental, imprescindible en todo riguroso acercamiento biográfico, como es el que nos ocupa, no le impide a Amelia Pérez de Villar servirnos un amenísimo y ágil relato que se lee con enorme placer. No en vano, Amelia Pérez de Villar es también novelista como ha demostrado con acierto en El pulso de la desmesura y en Mi vida sin microondas. Y como excelente novelista sabe que un buen personaje no puede ser de cartón piedra, sin contradicciones, y sin la inevitable conjunción de errores y aciertos que toda vida implica. Así, su Dickens resulta maravillosamente complejo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios