www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Page, entre el Dr. Jekyll y Mr. Hyde

viernes 24 de abril de 2020, 20:16h

En los últimos meses fatalmente se nos ha revelado en la persona de Emiliano García Page, Presidente de Castilla-La Mancha, perfiles psicológicos contradictorios que no conocíamos y que algunos de ellos contradicen y hasta pueden llegar a desmentir el carácter noble, educado y hasta cariñoso que algunos habíamos creído percibir en él en el par de ocasiones que le hemos visto. Estábamos muy confundidos. Sus salidas de pata de banco, primero afirmando que los profesores no podían pensar que representaban unas vacaciones el confinamiento – declaración que descubre la mala idea que tiene de los profesores -, y, últimamente, viniendo a decir, como buscando desesperadamente excusas del altísimo número de muertos que tiene su región por el covid19, que las personas mayores que habitan en residencias en Castilla-La Mancha están muy enfermas – por lo que la única consecuencia implícita y tácita sería concluir que es lógico que se mueran -, nos desvelan a un ser humano muy cercano a Mr. Hyde, con una sensibilidad de un banco de madera, una frialdad negra y despectiva, un espíritu infame, todo un malvado juggernaut, como un supervillano. Porque, además, ambas declaraciones son falsas: los Profesores están asesorando y corrigiendo las tareas de sus alumnos todo el día, haciendo videoconferencias, cumplimentando la documentación que les encomienda el Servicio de Inspección, incluso también por la noche, y el número espantoso de ancianos que mueren aquí no mueren en Murcia, en Galicia o Santander, y, por otra parte, el número de fallecidos en las Residencias de Castilla-La Mancha quintuplica a los que se daban el año anterior por las mismas fechas. ¿Qué fue de aquel Page tan brillante y caballeroso en los debates políticos, por cargados que estuviesen por debajo?

Page suele acertar siempre que no le llevan la cólera y la arrogancia, y se pierde cuando estas malas pasiones lo dominan. El domingo, 19 de abril, hace en ABC unas declaraciones moderadas, con frases bien conseguidas y enjundiosas, con duras críticas a la OMS – enhebrada hasta los tuétanos de comunistas y amigos de Robert Mugabe -, con un buen sentido común y un penetrante análisis que muchos podríamos compartir. Casi siempre sabe argumentar muy bien sin alzar la voz ni injuriar a nadie. Es la cara del Dr. Jekyll. ¿Quién es entonces Page, el hombre amable en las pequeñas distancias, educado y sensato, buen razonador, o el insensible despiadado que sin más manifiesta la lógica de la muerte de los que ya agonizaban en las residencias o que desprecia a los profesores? Supongo que las dos personalidades son ciertas, pero la mala le debería inhabilitar como presidente, pues entraña un peligro para los ciudadanos, y sus buenas cualidades indiscutibles de Dr. Jekyll son ahogadas cuando le toca actuar a Mr. Hyde.

Muchos españoles moderados y constitucionalistas vieron en Page la alternativa que tenía el socialismo democrático al sanchismo bolivariano y montaraz, pero el descubrimiento del desalmado Mr. Hyde en su persona cierra esta posibilidad, so pena que un Page contrito explique el contexto psicológico que tuvieron las dos referidas declaraciones, y venza para siempre la personalidad del Dr. Jekyll. No lo hará. Otro conmilitón de Sánchez más.

Mientras, España va de cabeza al totalitarismo. El que el CIS pregunte a los españoles que si ven bien que se impida la crítica a la verdad oficial, sepultando con ello todo atisbo de libertad de expresión, recuerda un poco a Henry Clay y su Compromiso de Misuri respecto a la esclavitud, y aquella propuesta que Jefferson Davies hiciera a Lincoln: “¿Por qué, Sr. Presidente, el tema de la esclavitud no los pasamos a una gran consulta nacional? ¿Por qué no preguntar a nuestros conciudadanos qué opinan sobre el mantenimiento de la esclavitud?” Naturalmente la dignidad de la Democracia Americana y de sus Valores y Principios prefirieron la guerra. Lincoln lo tenía claro: preguntar al pueblo sobre lo que opina sobre una aberración humana atentaba no sólo contra el régimen político, sino que degradaba la dignidad de la condición humana del pueblo americano. Aquí Tezanos, también atraído hacia Mr. Hyde, sigue el argumentario de Jefferson Davies, preguntando a los ciudadanos lo que no se puede preguntar sin traicionar el mismo núcleo de la Democracia.

- Además, Sr. Tezanos, en ocasiones es innoble morderse la lengua ante los errores notorios del Gobierno, y es la crítica – como apuntaba Horacio – la piedra que aguza el espíritu. Y más en una Democracia.

Hoy Sánchez es un peligro tan grande como el propio virus. Y no podemos permitir que tras el tránsito de Sánchez, Dr. Jekyll, e Iglesias, Mr. Hyde, todas las grandes cosas de este Régimen acaben siendo polvo y ceniza, un pasado petrificado en sal amarga.

Es verdad que la reunión virtual del noble Pablo Casado con el presidente del gobierno ha distensionado un poco el ambiente muy caliente que vivimos, y eso es bueno en cualquier democracia y se agradece, siempre que la oposición sepa soslayar dos peligros que suele tener esta virtud de concordia: que no se falte el respeto al elemento pacífico de la oposición, confundiéndose con debilidad, y que la propia distensión no alimente el alma despótica del gobernante soberbio. La distensión debe darse en ambos extremos de la cuerda. Un pacto con el gobierno del Dr. Jekyll no puede entrañar una capitulación ante del gobierno de Mr. Hyde. La política de “appeasement” y del “try and try again” suele siempre fracasar. No sólo debemos escapar del covid19, sino sobre todo, con coraje moral, es decir, el único heroísmo que no reclama víctimas ajenas, del Hades comunista en que nos está metiendo este gobierno, en el que el Dr. Jekyll está siendo fagocitado por Mr. Hyde. Stop communist aggression!

Martín-Miguel Rubio Esteban

Doctor en Filología Clásica

MARTÍN-MIGUEL RUBIO es escritor y catedrático de Latín

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (25)    No(0)

+

0 comentarios