www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Virulentus (y III)

domingo 26 de abril de 2020, 19:32h

A sabiendas de que el confinamiento es inevitable pero acaba pausadamente con el ser humano, hay que establecer una nueva relación con nuestro mundo. Hay especies preparadas para el confinamiento o la pausa, ya sea durante horas, días, meses, años e incluso milenios, por un tema accidental u ocasional o como la hibernación que se repite cada invierno. Yo no dudo que aquellos ancestros entraran también en situaciones semejantes, atenuadas, pero es precisamente lo que ya somos lo que saltó por encima de las dependencias climáticas, y con ello de cosechas y laborales, favoreciendo nuestro orgullo productivo -cuando quiera, como quiera y donde quiera- y lo demás cayó en terreno baldío hace demasiado tiempo.

Pero ahora que se nos hace evidente un cambio de vida, deberíamos ensayar de nuevo esas posibilidades, sin que por ello se hunda del todo lo logrado. Estamos hartos de ver cómo entran los pasajeros en pausa para viajes interestelares sin que se arruine ni la nave, ni la galaxia y eso no tiene que ver con momificarnos en vida, como estamos haciendo, a la espera de que la tormenta amaine. Recurso que parece inevitable por ahora, pero poco inteligente de cara a nuestro futuro.

Y como empecé con mitología he imaginado los seres de quien ir de la mano para dar unos cuantos pasos sobre esa alfombra roja.

ÉTICA– dice el diccionario que es guía del comportamiento, el carácter o forma de ser en sociedad, a diferencia de la Moral (Moralis), relativa a las costumbres de cada una; que se basa en la reflexión y no en la imposición. Lo deseable sería una alianza entre ambas y no que vayan peleando como malas vecinas a la cola del cortejo, con las representantes de las cuentas y las armas a la cabeza, que es lo que les pasa a la ONU, a la OMS, a la Cruz Roja a la Media luna roja y todas aquellas entidades que significan lo mismo y semejan convidados de piedra.

GENÉTICA.- La define el diccionario como el área de la Biología que busca comprender y explicar cómo se transmite la herencia biológica de generación en generación mediante el ADN. Y la foto es de una preciosa escalera helicoidal con escalones que sí podemos ya alterar. Los acólitos o monaguillos, si se me permite utilizar un símil religioso, que la acompañan son un ingeniero genético, para cambiar lo que sea antes de la concepción, La inteligencia artificial, para que las máquinas aprendan como las personas, mal asunto, la realidad aumentada con tecnologías para percibir una parte del mundo real, ... vaya Gala.

PATÉTICA- Como adjetivo, que conmueve profundamente o causa un gran dolor o tristeza, y a la que doy nombre propio y coloco al final, como un epílogo, pero muy por delante, en consideración, a las dos anteriores, pues es la deidad que ha de recoger los pedazos y fracasos del nuevo humano. En ella ha de caber todo lo que hemos sido y no podemos cambiar aunque queramos y los jirones del viejo traje imposible de recomponer, las renuncias, Los sentimientos religiosos, Las veleidades, Las revoluciones, Las negaciones, El arte, La anarquía, la utopía, ¿y quién sabe cuántas cosas más?

Ella dominará la trinidad y si yo fuera como mi tía Maruja, que tenía una virgencita de Covadonga luminiscente en su mesilla, junto al vaso de agua, en el que la introducía boca abajo como castigo, antes de dormir, si las cosas no fueron lo que ella durante el día le pidió rezando, tendría sobre mi mesilla la imagen de Patética.

https://www.victorochoa.com

https://www.instagram.com/vochoaescultor/

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios