www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESESCALADA

Sánchez no romperá con Podemos y mantiene su idea de reforma fiscal

Sánchez no romperá con Podemos y mantiene su idea de reforma fiscal
Ampliar
(Foto: EFE/Ballesteros POOL)
martes 28 de abril de 2020, 19:50h
El presidente no ha concretado fechas sobre el final del estado de alarma ni de los ERTE.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido este martes en el Palacio de la Moncloa para compartir con la ciudadanía las conclusiones referentes al Consejo de Ministros celebrado previamente. En su intervención ha desgranado el plan estudiado para una desescalada del confinamiento fijada en cuatro fases. Ha eludido dar fechas, si bien ha descrito un escenario ideal que se estiraría hasta las ocho semanas antes del alcanzar la llamada "nueva normalidad". Eso sí, siempre que se cumplan cuatro criterios de tipo sanitario y económico.

Además, el mandatario ha afrontado otros asuntos adyacentes al impacto del coronavirus. Lo ha hecho durante un turno de preguntas que ha arrancado, precisamente, defendiendo una metodología que rompe con los países del entorno español. El titular de Moncloa ha argumentado que prefieren trabajar sin pautar fechas porque puede que esos plazos no se cumplan. Por ende, ha señalado que sus presupuestos de actuación se basan en torno a fases y no a fechas. "Nosotros hemos considerado que es mucho más certero y adaptable a la realidad empresarial e institucional crear fases distintas en base a las cuales tenemos capacidad para evaluar", aclaró.

"El Gobierno va a plantear a la FEMP que se refuercen todas las actividades que permitan la conciliación de padres y madres y vamos a establecer determinadas excepciones para que, en la fase 2, aquellos niños que no tengan presencia familiar en casa puedan acudir a un centro escolar", ha desglosado en referencia a la vuelta a los colegios. En este sentido, ha confirmado que el curso empezará en septiembre y que se debe celebrar la prueba de acceso a la universidad.

De inmediato tuvo Sánchez que lidiar con la exigencia de fechas y plazos que pongan orden en la mente de la población. Preguntado por hasta cuándo se alargará el estado de alarma, se excusó en que "el control de la desescalada lo tiene el Ministerio de Sanidad" y se limitó a precisar que irá ampliando esa directriz cada 15 días. También aludió a la cartera de Salvador Illa para susurrar que se está estudiando la imposición de establecer tramos horarios para los paseos y aprovechó para afear a la oposición que le criticara su tardanza en decretar el estado de alarma en España. Y no quiso aclarar la caducidad de la fórmula de los ERTE.

"Ninguno de los dirigentes socialistas en los territorios han exigido la ruptura de los gobiernos de coalición", manifestó, especificando que no tiene pensado romper su coalición con Unidas Podemos para tratar de sellar pactos de Estado que ayuden a afrontar la inminente crisis económica. "Si uno quiere pactar tiene que centrarse en las políticas, no estigmatizar a una formación política que ahora gobierna un territorio o el país", zanjó. Y, de paso, recordó que sigue vigente en su hoja de ruta aplicar una reforma fiscal que castigue a las grandes fortunas y azuzó a los bancos para que "trabajen y lleguen cuanto antes aquellas líneas de liquidez para quienes fueron diseñadas".

Sánchez quiso hacer hincapié en que la movilidad intraprovincial en la fase 0 "no está contemplada" la visita a casa de familiares o amistades. Pidió a los españoles que sigan con la disciplina social firme, pues ahora, y "no durante el confinamiento, se va a poner a prueba". Y arguyó que "la movilidad interprovincial se producirá cuando hayamos transitado hacia la nueva normalidad", si bien estarán permitidas excepciones como los desplazamiento por motivos laborales o por razones de fallecimiento de algún familiar.

Finalmente, negó que su gestión esté jugando con las cifras para escenificar que está entre los países que realizan más test. Se abrazó a los datos publicados por la OCDE en estos días, pero admitió que "nos hubiera gustado proveerles con más antelación", en referencia a los profesionales sanitarios que denuncian falta de equipamientos de protección adecuados. Y se despidió compartiendo el siguiente aprendizaje: "Tenemos que reforzar nuestro estado de bienestar". Reivindicó reforzar el sistema sanitario, señalando a los centros públicos y a la atención primaria. Con la que está cayendo y la convivencia al límite que llevan sufriendo estos profesionales desde marzo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

1 comentarios