www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

"Hay una cantidad significativa de pruebas de que el Covid-19 vino de ese laboratorio en Wuhan"

'Hay una cantidad significativa de pruebas de que el Covid-19 vino de ese laboratorio en Wuhan'
Ampliar
domingo 03 de mayo de 2020, 18:28h
La Casa Blanca insiste en esa hipótesis y la coloca como justificación para proseguir con la guerra comercial.

Estados Unidos ha vuelto este domingo a poner sobre la mesa una teoría que dan como certeza: el coronavirus no tiene origen animal. Es más, muestra el convencimiento de poseer las pruebas necesarias para demostrar que la pandemia global fue creada en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan. Esta es una hipótesis extendida entre analistas que restan legitimidad a los postulados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a buena parte de la comunidad científica europea.

Pues bien, en esta oportunidad ha tomado la palabra el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo para hacer hincapié en estos presupuestos. "Puedo decirle que hay una cantidad significativa de pruebas de que esto vino de ese laboratorio en Wuhan", manifestó en una entrevista concedida a la cadena de televisión norteamericana ABC News.

Según el alto funcionario estadounidense, la Casa Blanca cuenta con una "enorme" cantidad de pruebas que demuestran este extremo. Aunque en esta misa semana las agencias de Inteligencia de su país afirmaron que se encuentran examinando todavía esa posibilidad, sin haber podido rubricar una conclusión determinante al respecto. Con China, en paralelo, clamando ante lo que entienden como una excusa para el renacer de la guerra comercial.

Pompeo proseguiría con su argumentación de este modo: "Los mejores expertos parecen pensar que (el coronavirus) fue fabricado por el hombre". Tres días después de que la Oficina del Director Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (DNI) descartara rotundamente tal teoría. El organismo lo aclaró mediante un comunicado de claridad meridiana.

El secretario de Estado titubearía cuando la entrevistadora le recordó el informe de a Oficina del Director Nacional de Inteligencia de Estados Unidos. Dijo estar "de acuerdo" con esa conclusión de la comunidad de Inteligencia de su país, añadiendo que no tiene "razones para dudar que sea correcto". Pero se mantuvo en sus trece, con un tono más matizado, eso sí.

"El Partido Comunista Chino sigue bloqueando el acceso (a sus laboratorios) al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para averiguar qué ocurrió exactamente", alegó, tras haber confesado que no tiene claro si el coronavirus fue liberado intencionadamente o si fue un accidente en el mencionado laboratorio de la urbe china.

"Tenemos que entrar ahí. Todavía no tenemos las muestras del virus que necesitamos", expuso, ante de especificar que "vamos a hacer que los responsables rindan cuentas, y lo haremos cuando nosotros decidamos". Pompeo anunció que tomarán represalias, efectivamente, porque China ha centrado sus esfuerzos en "ocultar al mundo" la gravedad de la crisis sanitaria. Y apuntó que el gigante asiático "creó un riesgo enorme".

Según informaciones del diario The Washington Post se ha sabido que la Casa Blanca está debatiendo cómo responder a China desde una lógica de castigo. En ese camino yacen medidas de compensación financiera por su gestión de la pandemia. Mientras tanto, en la otra trinchera las autoridades chinas aseguran que soldados estadounidenses introdujeron la enfermedad durante su participación en los Juegos Mundiales Militares de Wuhan el pasado octubre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios