www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONSEJO DE MINISTROS

Los bandazos del Gobierno con las mascarillas: de no tener sentido a imponerlas por ley

Pedro Sánchez, este viernes.
Ampliar
Pedro Sánchez, este viernes. (Foto: EFE)
martes 19 de mayo de 2020, 15:09h
Atrás queda el mensaje de que son puro alarmismo sin sentido, ahora su uso se considera imprescindible.

El Gobierno ha culminado este martes su giro de 180 grados con respecto al uso de mascarillas al aprobar su obligatoriedad en Consejo de Ministros. Tras repetir durante meses que no tenía “ningún sentido” usarlas, ahora las considera imprescindibles.

Este lunes, se hacía patente el acuerdo entre el Ejecutivo y las comunidades autónomas para obligar a usar mascarillas en espacios cerrados y en la vía y el transporte público, si no es posible garantizar la distancia mínima entre personas de dos metros. La medida ha sido acordada en el seno del Consejo Interterritorial de Salud, con el ministro Salvador Illa y sus consejeros. "Todas nuestras decisiones estan en permanente revisión y nos ha parecido que ahora era conveniente dar este paso, como medida de precaución, cautela y seguridad", ha defendido este martes Illa.

Sin embargo, el Ministerio no siempre ha sostenido la misma tesis en cuanto a la efectividad de las mascarillas. A finales de febrero, tanto Illa como el director desde 2012 del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando SImón, desaconsejaban su uso.

Fue entonces cuando, al constatar el creciente uso de las mismas en la calle, las autoridades sanitarias afirmaron que se trataba de una actitud alarmista que carecía de sentido.

Las imágenes de ciudadanos con mascarilla llegaba a través de los medios de comunicación desde Asia, el continente más golpeado por la pandemia en un primer momento. El 11 de marzo ciudadanos de origen chino comenzaban a repartir mascarillas en el madrileño barrio de Usera.

Durante estos días, se sucedían noticias sobre los altos precios que estaban alcanzando las mascarillas en el mercado, mientras se agotaban en los canales de distribución, al igual que otros productos de higiene y desinfección como los guantes o el alcohol gel.

Sin embargo, desde el Gobierno continuaban mostrándose reticentes a su uso, pero introducían un matiz: "Si estás sano, no es necesario mascarilla”, decía la propaganda ministerial. Durante esos días de marzo, el marchamo era que las mascarillas podían ser peligrosas si no se usaban correctamente.

Uno de los giros de guión inesperados tuvieron lugar cuando el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó una fábrica de respiradoress ataviado con mascarilla y guantes. A partir de ese momento comenzó una serie de declaraciones confusas por parte de los expertos sanitarios, con Fernando Simón a la cabeza, que llegó a decir que a finales de abril decía, con un extraño giro en el castellano, que había una “recomendación fuerte” de usar mascarilla.

De ahí pasaron a ser obligatorias en el transporte público, según una Orden del Ministerio de Transportes. Ahora, tras el pertinente Consejo de Ministros, las mascarillas pasan de ser poco aconsejables a obligatorias.

La Comunidad de Madrid proporciona mascarillas

No sin polémica, la Comunidad de Madrid ha puesto a disposición 14 millones de mascarillas para la población madrileña, del tipo FFP2. Basta con presentar la tarjeta sanitaria en una farmacia para obtener una. Durante el primer día en que se pusieron en circulación, los ciudadanos retiraron un total de 242.966 mascarillas tan sólo hasta las 12.00 horas, lo que supone 1.700 mascarillas por minuto.

Se trata de un tipo de mascarilla autofiltrante, pensada para personal sanitario, con una eficacia de filtración de partículas superior o igual a 92 en un índice de 100.

Los madrileños disponen de un plazo hasta el próximo 25 de mayo para retirarlas a través de las farmacias de la región, donde será necesario presentar la tarjeta sanitaria.

En un comunicado, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid ha agradecido "la responsabilidad y el comportamiento cívico" de los ciudadanos a la hora de recoger el material de protección gratuito, al tiempo que ha reconocido "el esfuerzo y el buen hacer" de los farmacéuticos en esta dispensación masiva.

Riesgo "moderado-alto" desde febrero


El Ministerio de Sanidad estaba informado desde el pasado 10 de febrero del riesgo “moderado-alto” de que se pudieran producir brotes de coronavirus. El documento ha sido borrado de la página web del Ministerio.
Además, el Ministerio que dirige Salvador Illa fue informado a medidos de marzo de que podían darse casos de transmisión del virus en eventos sociales de corta duración, como una comida o la visita a un familiar.
En este informe, se detallaba que los efectos del Covid-19, de la familia de los virus Sars era más peligroso que una simple gripe, que resultaba muy contagioso, ya que bastaban dos metros de distancia entre dos individuos para transmitir la enfermedad y que la letalidad era alta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios