www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PEDRO SÁNCHEZ, DERROTADO

domingo 12 de julio de 2020, 22:06h
Pedro Sánchez sabe que allí donde se traban los nervios secretos de la alta política europea...

Pedro Sánchez sabe que allí donde se traban los nervios secretos de la alta política europea le han rechazado. Por eso corre de un lado para otro como un potro desbocado, buscando salidas al laberinto de su ceguera. Su futilidad ideológica, superior incluso a la de José Luis Rodríguez Zapatero, se ha estrellado en Galicia y en el País Vasco.

En Galicia, porque Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo, con la mayoría absoluta conseguida, le han cruzado la cara sin piedad. Tras largos meses de cantar sus glorias en las pantallas de televisión, las ciudadanas y los ciudadanos gallegos no se han plegado dócilmente a sus enseñanzas, sino que le han vuelto la espalda con 42 diputados otorgados a Casado y Feijóo, y solo 14 al PSOE.

Para el País Vasco, el líder sanchista es Pedro el de las mercedes y están claras las posibilidades de que el lendakari Urkullu siga dispensando su atención al PSOE sanchista porque le necesita para formar mayoría y también para sacar tajada en Madrid. Lo que nadie podrá ocultar es que apoyar al PNV en las Vascongadas significa colaborar con la derecha más vaticanista de toda España. Claro que eso le da igual a Pedro Sánchez. Es un político roca que ha ocupado la poltrona monclovita y está dispuesto, si le resultara conveniente, a hacerse un tambor con la piel de Pablo Iglesias para tocar sobre él los redobles de sus éxitos políticos, aunque hoy no pueda disimular el escozor de su derrota en Galicia y de su insignificancia en el País Vasco.

El análisis objetivo de las elecciones en el País Vasco y Galicia exige alertar sobre el considerable avance de los partidos secesionistas radicales: BNG gallego y EH Bildu vasco.