www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOCICLISMO

GP España. Quartararo gana y Márquez cae, víctima de sí mismo

GP España. Quartararo gana y Márquez cae, víctima de sí mismo
Ampliar
lunes 20 de julio de 2020, 00:02h
El español se fue al suelo en plena remontada tras cometer un error previo. No pudo acabar.

El Mundial de MotoGP arrancó de la manera más rocambolesca imaginable. Ganó Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), estrenando palmarés en esa categoría y correspondiendo con las expectativas que le tienen como heredero de Marc Márquez. Mas sería protagónico el español, por delante del talento francés. Porque el defensor del título cometió un error que le relegó al fondo de la clasificación, firmó una remontada épica y acabó en el asfalto, abandonando por una fractura complicada.

Todo eso ocurrió en el Gran Premio de España, en el circuito Ángel Nieto de Jerez de la Frontera. Márquez comenzó saliendo con paciencia, pero rápido abordó un liderato que alcanzaría. El problema es que llegó a ese peldaño con una inercia tan potente que no rimaba bien con el hecho de viajar con los neumáticos sin desgastar y con mucho peso en el depósito de combustible. Así, hubo de salvar una primera caída. Y perdió posiciones.

No había comenzado la carrera y ya se habían registrado dos bajas: la del español Alex Rins (Suzuki GSX-RR) que sufrió una caída durante los entrenamientos (fractura-luxación del hombro derecho) y la del británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V). Este último se fue por los suelos, ocasionándose una fuerte contusión cervical que aconsejó descanso al piloto de la escudería de Lucio Cecchinello (LCR). Eran estos dos avisos de lo venidero. Y el minuto de silencio, antes de la salida, guardado por todas las víctimas del coronavirus en el mundo ejercería de preludio.

La gran mayoría de los pilotos eligieron montar gomas duras delante y blandas detrás, salvo Maverick Viñales y Valentino Rossi, los pilotos oficiales de Yamaha. Las temperaturas ascendían, con lo que el compuesto escogido marcaría el devenir de cada cual. Y Quartararo, que partía desde la 'pole', cedió con celeridad el primer puesto a Viñales, a quien seguían de cerca Márquez y el italiano Francesco Bagnaia (Ducati Desmosedici GP20). También el australiano Jack Miller se había metido en esa pelea inicial.

Maverick hizo lo que marcaba el plan: guiar al resto para amarrara a Marc. Pero el astro de Repsol Honda le forzó a subir el ritmo, con los pilotos de la escudería Pramac y Quartararo alejándose. Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP20) y Pol Espargaró (KTM RC 16) veían la jugada sin posibilidad de acercarse. Y desde su posición no pudieron atisbar las caídas de Joan Mir y de Aleix Espargaró -en la tercera vuelta-. En ese giro, precisamente, se abrirían las hostilidades entre Viñales y Márquez, con liderato para el favorito.

Y llegaría la salvada mágica de Marc en la quinta vuelta. La maniobra le llevó a salirse a toda velocidad en la curva cuatro y hacia la grava. Controló la moto y volvió al asfalto, pero a ocho segundos de la cabeza de carrera. Muy retrasado. Se obligó a remontar como fuera. Con Viñales liderando en solitario y con comodidad -a media segundo viajaban Quartararo y Miller-, Márquez se lanzaba a tumba abierta. Y el francés se pegó a Maverick en la séptima vuelta, batallando por preponderar. A esas alturas, Marc ya había ascendido al undécimo puesto, rodando un segundo más rápido que los de cabeza de carrera. La barbaridad se estaba constituyendo.

Un error de Viñales abrió las puertas a Quartararo y a Miller, con Francesco Bagnaia, Andrea Dovizioso, Pol Espargaró y Franco Morbidelli buscando la agrupación con los líderes. Márquez era décimo cuando el joven francés se despegó de todos. Miller era segundo y Viñales, tercero, con puestos ya asentados. Sufría más 'Dovi' para domar a Pol Espargaró, con Bagnaia y Morbidelli sintiendo ya la estela de un Márquez que acaba de dejar en la estacada a Miguel Oliveira (KTM RC 16) y al italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

En el giro 16º Marc ya viajaba sexto, apretando para pasar a Dovizioso y Espargaró, que peleaban por la cuarta posición. Restaban siete vueltas y el referente español rozaba el podio, toda vez que dio buena cuenta de los mencionados colegas. Por delante estaban ya sólo Miller, Viñales y el destacado Quartararo. Por ende, se remangó Márquez, sin freno. El australiano fue su presa y quedó la brega ante un Maverick que no cedería. En este punto había quedado claro que, salvo catástrofe, el francés estrenaría su currículum triunfal en MotoGP.

Marc y Viñales, con muy pocas vueltas de margen, se enzarzarían. Y el riesgo que había llevado a Márquez a esa oportunidad fue el mismo factor que le volvió a hacer descarrilar en la curva de Mick Doohan, sin posibilidad de continuar y con claros síntomas de haberse hecho daño en el brazo derecho. Maverick y Dovizioso cerraron el podio, por delante de Jack Miller, Franco Morbidelli y Pol Espargaró. Alex Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en su primera carrera en MotoGP fue duodécimo, con Tito Rabat (Ducati Desmosedici GP19), decimocuarto. Y con el Mundial mucho más abierto de lo esperado.

Por otro lado, el italiano Luca Marini (Kalex) dominó casi desde el principio la carrera de Moto2 y junto a él podio estuvieron el japonés Tetsuta Nagashima (Kalex) y el español Jorge Martín (Kalex), ambos compañeros de equipo en el KTM del finlandés Aki Ajo. Y el español Albert Arenas (KTM) logró su segunda victoria consecutiva de la temporada en Moto3 al esperar un momento magistral en la última curva de la última vuelta para superar "por el sitio" a todos sus rivales, entre los que John McPhee acabó por los suelos justo en ese punto al tener que forzar en exceso la trayectoria y al español le acompañaron en el podio el japonés Ai Ogura (Honda) y el italiano Tony Arbolino.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios