www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Sánchez vuelve a regatear al hablar del número de muertos por Covid-19

Sánchez vuelve a regatear al hablar del número de muertos por Covid-19
Ampliar
lunes 27 de julio de 2020, 23:34h
Ha proclamado que es más seguro estar en Canarias y en Baleares que en el Reino Unido.

Pedro Sánchez acudió a una entrevista en Telecinco, en la noche de este lunes, con la intención de dar la cara ante el aumento preocupante de contagios y la barrera al turismo español que ha impuesto el Reino Unido.

El dirigente, como ya es tradición, se atragantó cuando le fue puesta sobre la mesa la polémica en torno a la cifra de muertos por Covid-19. "Estamos contabilizando a aquellas personas fallecidas que hayan tenido previamente un test PCR positivo, eso es lo que nos dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es lo que están haciendo otros Gobiernos", comenzó.

"Ese es el dato que estamos arrojando proveniente de las Comunidades Autónomas. ¿Eso significa que ese dato es 100% cierto? Evidentemente no", prosiguió, antes de manifestar que "cuando pase esta maldita pandemia tendremos los datos suficientes para tener un cálculo muy fehaciente de lo que ha ocurrido". Dejó para el recuerdo esta tímida confesión: evidentemente no son del todo ciertos los datos sobre los españoles fallecidos por Covid-19 que están ofreciendo desde Moncloa.

Así pasó de puntillas sobre la publicación de recuentos que se han emitido desde varias instituciones, todas ellas contradiciendo -por mucho- a la versión estadística que Salvador Illa y Fernando Simón han ido trasladando a la ciudadanía. El diario El País habla de 44.868 muertos, cifra mucho más cercana a la del Instituto de Salud Carlos III (44.418), el INE (44.395) y la Asociación Española de Profesionales y Servicios Funerarios (43.985) que a los 28.434 fallecidos en los que sigue insistiendo el Gobierno, a pesar del mar de críticas.

Y Sánchez se subrayó como el adalid de esa situación en lo que ha tildado como una "tragedia nacional". "Es una tragedia no sólo el número de fallecidos, de los cuales yo me hago cargo, sino también de las condiciones en las que han fallecido muchas personas en una absoluta soledad", arguyó. Para dar portazo al asunto, hizo hincapié en la importancia del funeral de Estado que celebró el pasado 16 de julio: "Fue un acto reconfortante en memoria de los que lucharon en primera línea y por los que fallecieron".

Además, el mandatario defendió a Simón. El epidemiólogo había aplaudido la estocada británica y belga al turismo nacional por considerar que hacían un favor a las labores españolas de contención de las transmisiones del virus. Sánchez saldría al rescate del coordinador del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias recordando que "el doctor Simón es un epidemiólogo" y afirmando que en las decisiones políticas que se toman "hay que saber combinar la perspectiva sanitaria y la económica". "Sabemos que precisamente para frenar a raya el virus hay que tener cuanta menos movilidad mejor, pero evidentemente hay que incorporar también la perspectiva económica y empresarial", expuso, para apagar el fuego.

También abordó el veto del Reino Unido, que se ha ampliado también a Canarias y Baleares, en una exhibición de caso nulo a los esfuerzos del Ejecutivo español. "Si nos atenemos a los datos epidemiológicos tanto de España como en zonas como Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana y Andalucía, inferiores (en incidencia del virus) a los del Reino Unido hasta incluso sería más seguro estar en estos destinos que en el Reino Unido", reflexionó, antes de remarcar que están trabajando para que las autoridades británicas "recapaciten" y cambien esa "desajustada" decisión.

Por último, ha querido sacar pecho de su labor al poner de relieve que la situación "en buena parte del territorio" es "de control de la pandemia" gracias a la "intensa coordinación" entre el Gobierno y las comunidades autónomas. "La clave es que tenemos que ser muro y no transmisor del virus porque un 70 por ciento de los brotes afectan a menos de diez personas y tienen su origen en reuniones familiares o de ocio", ha diagnosticado. Y ha finalizado aclarando que usará los 140.000 millones del fondo de recuperación cedidos por la UE para crear empleo sin ponerse la "venda" sobre los cambios que hay que acometer en la economía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios