www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Paolo Giordano: Conquistar el cielo

domingo 02 de agosto de 2020, 22:06h
Paolo Giordano: Conquistar el cielo

Durante el mes de agosto, Los Lunes de El Imparcial recuperan algunas de las críticas de libros destacados. Traducción de Nicolás Pastor Durán. Salamandra. Barcelona, 2019. 397 páginas. 21 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Jorge Pato García

Paolo Giordano (Turín, 1982) parecía haber dejado huérfanos a sus lectores, después de la publicación de su novela más afamada La soledad de los números primos. Han tenido que transcurrir muchos años hasta poder volver a tener entre nuestras manos una nueva y apasionante historia en la que lo juvenil tiene un protagonismo absoluto.

Nos vamos al sur de Italia, a la región de Apulia, sin duda alguna favorecida por ese tórrido clima que ennegrece las pieles durante el estío. La protagonista de la novela, Teresa, se nos presenta en el inicio del libro contemplando una escena en la que la juventud, la desnudez y la sensualidad arrebatarán sus sentidos.

En una finca lindera con la suya viven tres jóvenes, que sospecha que sean hermanos, y por los cuales se sentirá atraída, pero de forma más intensa por el que responde al nombre de Bern. Así se conforma un cuarteto de jóvenes con los que vamos a vivir la pasión propia de la adolescencia.

Cierto es que el autor de esta novela no es la primera vez que se centra en esta época de la vida, la cual le genera una especial adicción, quizás movido por su propia juventud y la cercanía a esa misma época vivida por él no hace mucho tiempo.

Estamos ante una obra con muchos personajes, con mucho sentimiento, con mucha sensualidad y con toda esa frescura que aporta la revolución hormonal que viven los adolescentes y que, por suerte, con el paso del tiempo decae, ya que sería prácticamente insoportable tener esa intensidad sentimental en las vivencias a lo largo de toda nuestra vida, aunque sin duda alguna es en esta fase de la existencia cuando parece que las ganas de vivir son más intensas.

La relación de Teresa y Bern va a ser determinante en su futuro, haciendo que esta relación de juventud condicione todo su discurrir vital. Cabe destacar la virtud innata que tiene él para conseguir atraer a todo el que se le acerca, no solamente por una atracción amorosa como ocurre con Teresa, sino también social y de vínculos afectivos y amistosos.

Estoy seguro de que todos hemos experimentado durante nuestra juventud esa sensación de que cuando las cosas se tuercen es la mayor de las tragedias, algo que también impregna toda esta novela, que nos hará esbozar una sonrisa en algunas ocasiones si echamos la vista atrás para acordarnos de aquellos años en los que nosotros fuimos los que queríamos conquistar el cielo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios