www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUTOMOVILISMO

Indy500. Alonso supera su accidente a 350 km/h pero saldrá desde el puesto 26º

Indy500. Alonso supera su accidente a 350 km/h pero saldrá desde el puesto 26º
Ampliar
sábado 15 de agosto de 2020, 23:56h
El español sufrió una dura colisión y no pudo sobreponerse al dominio de Honda. El también español Alex Palou triunfó al alcanzar la séptima plaza.

Fernando Alonso sufrió este jueves un accidente de complicada digestión. Estaba inmerso en la segunda sesión de entrenamientos de la 104 edición de las 500 Millas de Indianápolis, con poco menos de una hora de la sesión restante, cuando golpeó su coche contra el muro. Saliendo de la curva 4 no pudo controlar la inercia y se topó con el cemento. A continuación, ya sin control, subiría por la pista y se iría chocar contra la pared exterior. Y tuvo suerte de no toparse con otros competidores, pues viajaría deslizándose hasta la entrada al pit lane.

No tuvo consecuencias físicas, más allá del susto. El ovetense pudo salir por su propio pie del vehículo y con celeridad comenzó a charlar con el personal de seguridad y mantenimiento de la pista que se desplazó para asistirle. Su Dallara-Chevrolet No. 66 tampoco sufriría daños en el accidente, más allá del lado derecho de las ruedas. Estaba rodando con el sexto mejor tiempo de una jornada en la que acabaría cayendo al fondo de la tabla de velocidad.

A la NBC Sports Gold le dijo lo siguiente; "Desafortunadamente sucedió de nuevo hoy, pero espero que no lo haga el domingo. Empezaremos de nuevo. Todo iba más o menos bien en lo que va de semana. El equipo se pondrá manos a la obra para reparar el coche". "Debería estar bien", aseguró Alonso, quien aseguró tener toda la confianza en el equipo de McLaren y que por segundo año consecutivo se estrellaba en el segundo día de entrenamientos de las 500 Millas de Indianápolis.

El piloto español declararía que su equipo Arrow McLaren Racing SP "estaba mejorando el coche cada vez un poco más". Mas lejos había quedado la ilusionante quinta plaza alcanzada el pasado miércoles, en la primera tanda de entrenamientos. Los mecánicos hubieron de remangarse para ofrecer a Alonso un coche que le permita esquivar el mal sueño de 2019 -cuando no llegó a clasificarse para la carrera- y abordar con garantías su sueño de autografiar la 'Triple Corona'. Craig Hampson, su ingeniero, afirmó que el ovetense podría salir vencedor en el trazado estadounidense si le daban un coche competitivo.

Sin embargo, este sábado no le dio a Fernando para brillar en el Indianapolis Motor Speedway. El piloto Marco Andretti, su equipo -Andretti Autosport- y los motores Honda dominarían el caluroso y húmedo devenir en la primera jornada de clasificación de este templo del automovilismo mundial. Durante las primeras tres horas Andretti mantuvo la 'pole' provisional (231,351 mph) con su Dallara-Honda No. 98 y sus compañeros de equipo Ryan Hunter-Reay (231,330), Alexander Rossi (231,268) y el canadiense James Hinchcliffe (231,195) ocuparían el Top-4.

Se manejaron en cifras ni soñadas para los fabricantes que no fueron Honda. Alonso, dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno, empujaría su Chevrolet Ruoff Arrow McLaren SP No. 66 a un promedio de velocidad de (229,418 mph, 369,212 kilómetros por hora), para sellar un discreto vigésimo sexto puesto en la parrilla de salida. Desde el equipo se ha explicado que la configuración del coche está más pensada para rodar el grupo y en carrera. Y ya habían adelantado que podrían pagarlo en la lucha contra el reloj. Así fue. Le tocará remontar y esperar un auténtico milagro.

El que lo tiene mejor es el otro español en liza. Alex Palou, de 23 años, voló en su estreno en las 500 Millas de Indianápolis. Condujo su coche del Dale Coyne Racing hasta un promedio de 231,034 mph (371,814 kilómetros por hora), con una vuelta rápida de 231,552 mph (372,646 kilómetros por hora). Sin duda, ha constatado que está compitiendo con el cartel de ser una de las sorpresas de 2020. Se clasificó con el séptimo mejor promedio.

"Creo que tenemos más velocidad que para alcanzar. El equipo me dio un coche tan bueno que era mi obligación estar en el Fast Nine y ahora tenemos que intentar conseguir esa 'pole'. Creo que podemos luchar con los coches de Andretti. Es una pena que ahora hiciera demasiado calor y eso hizo que nuestra carrera fuera un poco más difícil", analizó, ambicioso. Le acababa de ganar la mano a la otra joven promesa de la IndyCar, el mexicano Pato O'Ward (en el mismo equipo que Alonso, no pasó del decimoquinto puesto).

Ahora Palou tiene que concentrarse para pelear por la 'pole' este domingo. Participará en el Fast Nine contra los pilotos del equipo Andretti y contra los Honda del dúo Rahal Letterman Lanigan Racing formado por Graham Rahal y el japonés Takuma Sato, amén del cinco veces campeón de la serie, el neozelandés Scott Dixon. Por el contrario, en el fondo de la tabla y alejados de ese privilegio, como Alonso, quedaron el francés Simon Pagenaud -campeón de la pasada edición-, el brasileño Helio Castroneves -tres veces ganador de Indy 500- o Tony Kanaan -también ganador de la carrera-.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios