www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MADRID

Ayuso y Almeida cargan contra el Gobierno por la manifestación antimascarillas

Ayuso y Almeida cargan contra el Gobierno por la manifestación antimascarillas
Ampliar
lunes 17 de agosto de 2020, 12:18h
Más de 2.500 personas se manifestaron contra el uso de mascarillas, poniendo en riesgo al resto de la población.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, han calificado de irresponsable la concentración contra el uso de la mascarilla que este domingo reunió en la plaza de Colón a unas 2.500 personas, y el regidor ha cargado además contra Delegación del Gobierno por permitirla.

"Se suceden iniciativas irresponsables. Al comienzo de la pandemia todo el mundo era solidario. Ahora cada día hay más grupos con distintas reivindicaciones. Si no volvemos a la solidaridad de todos, la solución será más complicada", ha escrito este lunes la presidenta regional en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el alcalde ha afeado que la Delegación del Gobierno en Madrid se indigne por la manifestación "teniendo competencias para evitar lo que se produjo ayer", después de que el delegado, José Manuel Franco, haya anunciado una investigación y sanciones por los incumplimientos en la obligatoriedad de llevar la mascarilla.

"Si se cometieron ayer infracciones hay que perseguirlas pero que no se haga el indignado porque obviamente cuando se convoca una concentración contra el uso de mascarillas lo más probable es que no se usen mascarillas", ha afirmado este lunes el regidor madrileño ante los periodistas tras acudir a unas obras.

Además, ha considerado que los 30 expedientes de sanción abiertos son "pocos" y ha defendido que la Policía Municipal se limitó a ordenar el tráfico porque así se lo pidió Delegación, que es la institución competente.

Martínez-Almeida ha calificado de "lamentable" la manifestación. "Negar la eficacia de las mascarillas es un ejercicio de irresponsabilidad total y absoluto", ha señalado el primer edil, que ha pedido a los manifestantes que miren en su entorno porque seguro que "habrá gente que ha sufrido, desgraciadamente, las consecuencias de esta enfermedad".

Este domingo se concentraron en la plaza de Colón de Madrid, sin mascarillas y sin respetar la distancia de seguridad, "entre 2.500 y 3.000" personas; según el cómputo realizado por la Policía y notificado a la Delegación del Gobierno.

Se trata de la manifestación más multitudinaria en España desde que en marzo se decretara el estado de alarma y se confinara a la población para evitar la propagación del virus. Se organizó en contra del uso obligatorio de mascarillas y de otras medidas implantadas por el Gobierno para hacer frente al coronavirus.

La concentración dejó imágenes alarmantes y, por ello, el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha querido dejar "perfectamente claro" que se sancionará "con la máxima dureza" que permita la ley a los que ayer incumplieron las normas.

"No le va a salir gratis a las personas que han puesto en peligro la salud de los madrileños", ha asegurado Franco en una entrevista en la Ser en la que ha informado de que la Policía Nacional investigará de forma "concienzuda" lo ocurrido en la concentración, donde ayer los agentes identificaron a una treintena de personas, entre ellas algunos organizadores.

Franco ha explicado que en el escrito de organizadores de la concentración -que fueron ciudadanos anónimos- para comunicar la concentración a la Delegación "en ningún momento" se señalaba que iban en contra de las mascarillas, de hecho, garantizaba la distancia social y que habría personas recordando con pancartas a los asistentes que la mantuvieran.

Sin embargo, hubo "bastantes descerebrados" que no cumplieron con la normativa frente a la Covid-19, por lo que ha dejado "perfectamente claro" que se sancionará "con la máxima dureza" que permite la ley.

Franco ha insistido en que "es inaceptable y gravísimo" lo ocurrido en la concentración de ayer y que se actuará en consecuencia: "Los que han actuado de esa manera tan incívica tendrán su justo castigo", en función de si han incurrido en incumplimiento o desobediencia.

En contra del uso de las mascarillas y las medidas del Gobierno

Los participantes salieron a la calle para protestar contra el uso obligatorio de mascarillas y otras medidas implantadas por el Gobierno para hacer frente al coronavirus. También contra la gestión del Ejecutivo, al que acusan de "atentar contra los derechos humanos", porque, según los manifestantes, "las personas sanas no deberían llevar mascarillas", algo que consideran "una auténtica tortura".

Las críticas de los manifestantes no fueron dirigidas únicamente contra el Gobierno, también han culpado a las autoridades de crear "una falsa pandemia" y han pedido a la OMS que cese en sus protocolos, ya que "las consecuencias colaterales de esta pandemia es que ya han muerto más de 1.400.000 personas tuberculosas" y consideran que al finalizar el verano "lo harán alrededor de 300.000 al día, pero éstas de hambre".

El escritor y político ecologista Esteban Cabal, manifiesto en mano, dio sus argumentos en Colón de porqué considera el coronavirus como una falsa pandemia. "El virus SARS-CoV-2 todavía no ha sido aislado y purificado. No existe evidencia científica para declarar la pandemia y para afirmar que este virus es patógeno. Además están diagnosticando como enfermos a personas que no lo son, porque se basan en unos PCR que son inespecíficos y no son un test de diagnóstico", afirmó.

Durante la concentración se portaron pancartas en las que se podían leer consignas como: "El sistema controla a través del miedo y la prensa manipula"; "El Covid sí tiene cura pero está prohibida, no quieren protegerte" u otra en inglés que decía "Born to be free (nacidos para ser libres)".

También hubo críticas a otras medidas implantadas recientemente por Sanidad para frenar los rebrotes en toda España, con pancartas en las que se leía: "Yo formo parte de esos más de 200.000 trabajadores que pagan sus cuentas trabajando en el ocio nocturno" o "Los artistas también comemos".

Además, se escucharon un sinfín de cánticos, desde "¡Terroristas, terroristas" a "No más ancianos asesinados" pasando por "Fuera los bozales, no somos animales" o "Illa, Illa, Illa, fuera la mascarilla", en referencia al ministro de Sanidad, Salvador Illa, entre otros muchos más.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios