www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Jana Beňová: Manual de despedidas

domingo 04 de octubre de 2020, 22:31h
Jana Beňová: Manual de despedidas

Traducción de Patricia Gonzalo de Jesús. Sexto Piso. Madrid, 2020. 146 páginas. 18,90 €.

Por Aránzazu Miró

Parece irremediable comparar la escritura de Jana Beňová con la de Milan Kundera. En realidad, es por culpa de nuestro desconocimiento de las voces literarias eslavas, porque a ellos les separa toda una vida, vivida por Kundera en Francia desde poco después que Beňová acabara de nacer. Sin embargo, su mayor éxito (La insoportable levedad del ser) a pesar de haberse publicado en 1984, no se difundiría en checo hasta 2006. Chequia, Eslovaquia, y sin embargo tan distantes. Para entonces, Jana Beňová escribía y publicaba. Porque este Manual de despedidas que supone su primera obra traducida al español, se suma a otras publicaciones: cuatro novelas y tres poemarios.

Qué injusta es esa irregular distribución de las escrituras en otras lenguas, porque desde que este libro recibiera en 2012 el Premio de Literatura de la Unión Europea, se ha traducido ya a una docena de idiomas. Es el galardón que justamente ayuda a promover su difusión y lectura, y el buen hacer de una editorial arriesgada como Sexto Piso que nos lo acerca, al fin.

Publicada originalmente como Café Hiena, con un subtítulo que en la versión castellana se queda como título, ese Manual de despedidas adentra en el contenido de la obra. Es la narración solapada, tal vez inconexa, fragmentaria, con cierto parentesco con la literatura del absurdo, surrealista si nos atreviéramos a mencionar las vanguardias tan lejanas ya en el tiempo, de las reflexiones, desde la narratividad de una escritora, de la vida de cuatro escritores en la nueva realidad convulsa del fin del socialismo en Eslovaquia. De su propia relación de pareja con Ian al transitar por la ciudad: Bratislava y su barrio central de Petržalka, ese lugar “donde el tiempo no tiene ninguna importancia”.

Elza es la voz casi única que pone imagen a los otros tres integrantes del cuarteto de escritores (a veces, solo a veces se le añade la voz de Rebeka), y ella quien nos permite entrever (porque eso es lo que hace la novela) cómo cada uno de los personajes se despide, en el proceso de vida, de todo aquello que una vez es y deja de serlo. Porque vida es eso que se adhiere a la vida de los demás, y con ellos captaremos la cotidianeidad de la ciudad y sus sentimientos de pérdida, con confesiones sobre los aconteceres y sentimientos que generan: el sueño y la rememoración, aunque también el olvido que supone la pérdida de la memoria; el tránsito por los laberintos de los sentimientos, la melancolía y sus derivas psiquiátricas, los sustratos de la infancia, nuestro inconsciente que actúa libre en más ocasiones de las que estimamos, la vida desde los retrovisores de esas pérdidas a que alude el título.

Recomendable para quien le guste un libro que va y viene, sorpresivo y poético; que no recorre una narración lineal, en el que la vida se nos puede poner patas arriba, como en los textos que escriben los cuatro protagonistas. Sí que es cierto que rememora la escritura de la ya clásica Clarice Lispector, esa de La hora de la estrella o de Agua viva; la ciudad que Beňová callejea también recuerda La ciudad sitiada, o, como dice Lispector en la declaración de intenciones de lectura con que abre su novela La pasión según G.H.: “El acercamiento, a lo que quiera que sea, se hace de modo gradual y penoso, atravesando incluso lo contrario de aquello a lo que uno se aproxima”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios