www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

¿A quién beneficia la moción de censura de Vox?

lunes 19 de octubre de 2020, 11:03h

Con la moción de censura, más que perjudicar al Gobierno, Vox busca presentarse en el Congreso de los Diputados como un partido de alternativa. Como una formación política capaz de acoger a los votantes y militantes del PP y ganar las próximas elecciones a la izquierda. Abascal, en realidad, busca poner contra las cuerdas a Casado, que aún no ha decidido oficialmente el sentido del voto de su partido.

Sin duda, el PP se encuentra en un atolladero. Si vota a favor, corre el riesgo de agitar aún más a la bancada “progresista” por convertirse en “la ultraderecha”. Si se abstiene o vota que “no”, el Gobierno, sus socios y hasta Vox tacharán al PP de cobarde.

Pablo Casado tiene que espantar esas críticas en su intervención. Debe explicar que, en efecto, es una moción de censura a Pedro Sánchez, pero simultáneamente se vota a un candidato a presidir el Gobierno y, por tanto, el PP no puede apoyar a Santiago Abascal como tal. Y luego, tendrá tiempo para explayarse en censurar la torpe y totalitaria gestión del Consejo de Ministros en la crisis sanitaria, en la social y en la económica.

Con este argumento, debe salir del encierro en el que le han metido Vox y el PSOE a conciencia. Y es que, Abascal y, sobre todo, Sánchez son los grandes beneficiados de esta moción de censura que, aunque abocada al fracaso parlamentario, supone una oportunidad de exhibición propagandística para el partido que la presenta y para el que la encaja.

El Gobierno mantendrá holgadamente su mayoría de investidura, lo que aprovechará para presionar a sus socios en las negociaciones de los Presupuestos. Vox exhibirá músculo al presentarse como alternativa de Gobierno y Abascal, o el portavoz de turno, atronará el Hemiciclo con sus descarnados ataques a Sánchez y a su Gobierno. Y coincidirá con el PP y sus votantes en la mayoría de esos ataques. Pero el discurso de Vox, por muy duro y acertado que sea, no alterará ni mínimamente a Pedro Sánchez. Todo lo contrario: le armará de munición contra la “ultraderecha”, donde siempre encuentra al PP.

Pero Pablo Casado no puede arrugarse. Tiene la oportunidad de redoblar sus críticas al Gobierno. Pero también le conviene marcar distancias y subrayar las diferencias con Vox. Se trata de una prueba más de la dispersión del centro derecha. Una dispersión que siempre beneficia a la izquierda, capaz de pactar y formar gobierno, incluso con quienes le producen insomnio. Pero tiene el poder. El mejor ejemplo está en la moción de censura contra Sánchez que Vox presenta el miércoles en el Congreso. Resulta que ya tiene ganador: Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(1)

+

1 comentarios