www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INMIGRACIÓN

Francia expulsa a cinco miembros de una familia bosnia por pegar a su hija

Francia expulsa a cinco miembros de una familia bosnia por pegar a su hija
sábado 24 de octubre de 2020, 19:01h
La maltrataban porque no querían que se casara con su novio serbio "a causa de la religión".

Francia no está para bromas. Todavía sangra el dolor por el atentado yihadista del 16 de octubre. Aquel ataque segó la vida del profesor, Samuel Paty, quien fue decapitado por un joven checheno cerca del colegio en el que enseñaba. Todo por haber mostrado a sus alumnos las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma en una clase dedicada a la libertad de expresión.

El checheno gozaba de carta de refugiado y acabó del modo más macabro la campaña de acoso en redes sociales que sufrió el docente desde que diera la clase que tan mal sentó al integrismo musulmán presente en la zona, sita en la región de París. Las pesquisas encontraron que una de las hermanas del asesino había viajado a Siria año atrás para combatir con Daesh y que uno de los padres de una alumna del instituto se hizo acompañar por un sujeto sospechoso de difundir el yihadismo para reclamar que el profesor fuera expulsado.

Así las cosas, el Gobierno de Emmanuel Macron ha decidido endurecer su política con respecto a la inmigración de corte musulmana. Y este sábado se ha sabido que el país francés expulsó a cinco bosnios por haber pegado y rapado el pelo a una adolescente musulmana, todo ello dentro del ámbito familiar. El problema, al parecer, es que la chica quería casarse con su novio, un chico serbio cristiano.

En esta fecha ha tomado la palabra Gérald Darmanin, ministro del Interior. Lo ha hecho para señalar que la mencionada expulsión es consecuencia de los "comportamientos inadmisibles de esta familia" con "una adolescente enamorada de un joven serbio de otra confesión". No caben, y mucho menos en estas semanas, actitudes como la relatada.

El dirigente expuso que cinco miembros de la familia Zairovith han sido enviados a Sarajevo, mientras que los servicios sociales franceses se van a ocupar de la chica. Porque es menor de edad (tiene 17 años). Cuando cumpla los 18 se le dará un permiso de residencia. Así ha culminado un episodio que había causado revuelo desde agosto en el país galo.

Este viernes el Tribunal Correccional de Besançon había condenado a los padres y a los tíos de la muchacha con penas de cárcel y de expulsión de Francia. Y titular de Interior remarcó que ya habían advertido a los familiares de la chica bosnia que no tenían "nada que hacer" en este país y que serían expulsados cuando terminara el procedimiento judicial. Todos ellos se habían establecido en territorio galo en 2016 y gozaban del estatuto de refugiados.

En la declaración judicial, la joven confesó a los investigadores que sus familiares la habían golpeado porque se oponían frontalmente a su voluntad de casarse con su novio serbio. Según su relato le asestaron puñetazos y patadas "a causa de la religión" del chico con el que mantenía una relación sentimental. La firmeza del Elíseo en este sentido aparenta haberse tornado rigurosa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios