www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El Gobierno maniobra para que el PP y Vox rompan sus acuerdos

domingo 25 de octubre de 2020, 15:44h

Nadie esperaba que Pablo Casado pronunciara un discurso tan descarnado contra Santiago Abascal en la moción de censura. El que menos, el propio líder de Vox. También el Gobierno se quedó desconcertado. De ahí, que el zorro de Pablo Iglesias se apresurara a subir a la tribuna de oradores para endilgar un elogio envenenado al presidente del PP. Y, de paso, empañar el éxito de la intervención del jefe de la Oposición. En ese tono profesoral que siempre emplea el líder de Podemos, felicitó a Casado por “su brillante discurso”, pero luego le acusó de “llegar tarde” y le conminó a romper sus pactos de Gobierno en las Comunidades Autónomas y Consistorios.

Y ese es el guión que desde entonces ha seguido al milímetro el Gobierno, el PSOE y, naturalmente, Adriana Lastra, que acaba de exigir a Casado que rompa sus acuerdos con Abascal y se eche en brazos del Gobierno. Porque, si eso ocurriera, los socialistas pasarían a gobernar allá donde el PP lo hace con el apoyo de Vox. Pero, de momento, no parece que eso vaya a ocurrir, entre otras cosas porque Santiago Abascal sabe que si se enrabieta y regala esos Gobiernos a la izquierda, su partido desaparecería del mapa. Y ahí está Ciudadanos como ejemplo, un partido que soñaba con superar al PP y ahora se esfuma por sus bandazos a izquierda y derecha en su ensoñación centrista.

Pablo Casado, aunque agredió con dureza a Santiago Abascal, debe plantear cuanto antes una inteligente estrategia para unir fuerzas con todo el centro derecha, única fórmula para arrebatar el poder a la izquierda. Porque si el PP, Ciudadanos y Vox no acuerdan una suerte de alianza electoral, el Gobierno social comunista se prolongará décadas. De ahí el interés del Gobierno en que Casado y Abascal rompan todo tipo de acuerdo. Así, ahora tomarían el poder en Comunidades Autónomas, como Madrid y en Consistorios, como la capital de España. Y, luego, en las siguientes elecciones, la dispersión del voto del centro derecha les volvería a regalar el poder. Es la dictadura de la ley D´Hondt.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

1 comentarios