www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 6

Vuelta. Ion Izagirre se corona en Formigal y Carapaz destrona a Roglic

Vuelta. Ion Izagirre se corona en Formigal y Carapaz destrona a Roglic
Ampliar
(Foto: Twitter: @lavuelta)
domingo 25 de octubre de 2020, 23:06h
El ecuatoriano se colocó como líder, metiendo 43 segundos al esloveno. Clasificaciones

La Vuelta a España había comenzado con tres etapas montañosas como aperitivo. Ahí se establecería la selección inicial que dividió a aspirantes y favoritos, en un prólogo espectacular como pocos recuerdan. Más tarde, la organización dio cobertura a los esprinters y las escapadas. Pero este domingo retomó la senda de los escaladores y estableció un recorrido que desembocaba en el legendario puerto de Formigal.

Se lamentaba más de uno de la obligación de retirar el trazado la ascensión programa al Tourmalet -por las restricciones fijadas por Francia debido a la expansión del coronavirus-, pero la etapa pirenaica de Aragón, que comenzó en Biescas, rebosaría ventanas de oportunidad para que el ciclismo clásico brotara. Y en ese escenario emergió imperial Richard Carapaz. El ecuatoriano se reivindicó, por delante de la debilidad de Primoz Roglic, en el día en el que Ion Izagirre abrazó el paroxismo de la gloria coyuntural.

El corredor vasco cruzaría el primero la meta, tomando el relevo de nombres gruesos que ganaron en Formigal (como Alberto Contador). A sus 31 años se recuperó de la caída que le había retirado del Tour de Francia y, astuto, esperó a su opción. La fuga de su hermano Gorka fue neutralizada por el grupo de los gallos que aspiran a la general, pero Ion entraría en ignición y alzó los brazos con 25 segundos de margen. Para añadir su figura a los pocos ciclistas que han ganado en las tres grandes carreras por etapas.

Por detrás, Carapaz, nuevo maillot rojo, voló entre la niebla y le metió 43 segundos a Roglic y 28 a Dan Martin. Esteban Chaves perdió 46 segundos, tres menos que el jefe de filas del Movistar, Enric Mas. El golpe de mano del latinoamericano del Ineos se refleja en la tabla global: ahora manda él, a sus 27 años, con una brecha de 18 segundos sobre Carthy, 20 con respecto a Martin y 30 de colchón con el esloveno. Mas quedó a un minuto y siete segundos tras un esfuerzo explosivo que volvió a pegar al espectador a la tele.

El relato de lo vivido comenzó con una escapada de 23 aventureros. El activo Remy Cavagna, campeón de Francia, volvería a ser el encargado de prender la mecha. Pero el pelotón no daría respiro a esta fuga. Tampoco el frío y la lluvia. El Jumbo Visma de Roglic impondría un ritmo de persecución abrasivo cuando Gorka Izagirre (Astana) cruzó el umbral del liderato de la general virtual. Antes de subir la primera dificultad del día, el Alto de Petralba (3ª Categoría, 6,2 kms al 4,1% de desnivel). Esa cima sería atravesada primero por Guillaume Martin (Cofidis), en su pugna particular por el maillot de la montaña con Tim Wellens.

Sobrevendría el Alto de Cotefablo (2ª, 12,7 kms al 4,1%) con más agua y frío. Tanto la cabeza de carrera como el equipo que tiraba del gran grupo se exprimían, tensando las piernas y el amiente. Y en el descenso posterior lo probó Gorka Izagirre, el único que preocupaba a los favoritos. Bajaría a tumba abierta el vasco, pero sería cazado por sus compañeros de fuga cuando restaban 6 kilómetros para la meta.

A las puertas de la dureza de Formigal, Roglic sufrió una avería mecánica, todo un presagio de lo venidero. El esloveno hubo de remangarse y asumir el calentón para reincorporarse al pelotón, gracias a la labor del gregario George Bennett. Ineos y Movistar le ajustaron las tuercas en ese intervalo. Para madurarle antes del abordaje del puerto de 14 kilómetros que tiene un desnivel medio del 4,6% y que acaba a 1.770 metros de altitud. Y con la dureza climática jugando un papel que llevaría al límite a todos los competidores.

Lo más complicado de la subida yacía en los 4 kilómetros finales y a partir de ese punto se multiplicarían los ataques. Por la etapa y por la general. En esa altura se movió Ion Izagirre sin obtener respuesta. Resplandeciendo y sacándose el mal sabor de boca de la caída en la carrera francesa. Abrió una brecha de 20 segundos que sopo sostener, al tiempo que Marc Soler abrió la espita del asalto a un Roglic con síntomas de flaqueza. El joven del Movistar sería anulado, pero su ambición explosionó una dinámica en la que saldría a flote como nadie Carapaz. La "Locomotora de Carchí", ganador del Giro 2019, ya ha entrado en temperatura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios