www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Qué se puede hacer y qué no en este estado de alarma

Qué se puede hacer y qué no en este estado de alarma
Ampliar
domingo 25 de octubre de 2020, 18:28h

Pedro Sánchez ha publicado este domingo el nuevo decreto aprobado por el Consejo de Ministros. Se trata del segundo estado de alarma decretado en España en lo que va de año, con el objetivo de frenar los contagios que están multiplicándose en la segunda ola de coronavirus. Eso sí, el presidente del Gobierno ha subrayado que las limitaciones no son tan drásticas.

No se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de ejecutar un confinamiento general, pero sí se han contemplado restricciones a la movilidad nocturna y en el número de personas que pueden juntarse en reuniones sociales. El Ejecutivo considera que la aplicación de la medida debería extenderse hasta abril para asegurarse del control de la pandemia, aunque han reconocido que la situación es bien diferente a la de marzo.

Así, el tercer estado de alarma decretado en democracia concierne a todo el territorio español. Y serán los presidentes de las comunidades autónomas los responsables de gestionar las competencias para aplicar sus medidas específicas. Siempre bajo el marco de la normativa recogida por el documento "Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19", aprobado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) el pasado jueves.

Ese texto establece un sistema de semáforo para poder delimitar el riesgo de cada región en funciones de unos indicadores consensuados con las autoridades sanitarias. Cada indicador tiene asociado un paquete de medidas particulares, con lo que la metodología es la misma para todas las autonomías a la hora de hacer frente al Covid-19 usando la herramienta del estado de alarma.

Este mismo domingo ya funciona para todas las comunidades autónomas, menos Canarias, la obligación de fijar restricciones a la movilidad nocturna entre las 23.00 y las 06.00 horas. Moncloa, con todo, ha abierto la posibilidad para que cada región pueda mover tanto el comienzo de esa franja horaria (bien a las 22.00 horas o a las 00.00 horas y bien a las 05.00 horas o a las 07.00 horas).

Aquellas autonomías que no asuman este domingo una decisión propia con respecto a la franja horaria que quieran imponer en su territorio se regirán por la diseñada por el Gobierno. Esas restricciones para el deambular nocturno se van a estirar, sin matices, hasta el 9 de noviembre. En esa fecha los presidentes regionales serán los encargados de decidir sin mantienen o no la limitación. Dependiendo de los datos recogidos y en relación con el mencionado semáforo de indicadores.

El texto elaborado por el Consejo de Ministros explica que si el Congreso de los Diputados aprueba la prórroga de seis meses del estado de alarma se podrá profundizar en el delegar de competencias programado. En ese lapso las autonomías estarán en condiciones de diseñar las medidas concretas para sus regiones. Entonces podrán gozar de la facultad de activar o desactivar el toque de queda.

Por otro lado, este nuevo estado de alarma entrega a las comunidades autónomas la posibilidad de definir las áreas a confinar. Esas zonas pueden transitar desde todo su territorio hasta zonas como barrios y ciudades. Y también se asimilan las zonas básicas de salud que han decidido aplicar regiones como la Comunidad de Madrid. Según el Ejecutivo, estas áreas tienen "perfecto encaje" en el decreto.

Lo que deja claro el texto es que si se decide confinar, automáticamente se activa la prohibición de entrar o salir de esa zona. A excepción de causas de fuerza mayor como ir al trabajo, al médico o a cuidar a personas enfermas o dependientes, entre otras. Quedan descartados, por tanto, los desplazamientos relativos al ocio. También las reuniones familiares. Y si la autonomía decidiera su confinamiento total, sería imposible que alguna persona exterior pudiera atravesarla para dirigirse a su destino.

Se remarca, asimismo, la prohibición de superar el máximo de seis personas en las reuniones sociales. Quedando también a juicio de las comunidades la flexibilización de esa cifra. Pero ese margen de maniobra sólo contempla la variación a la baja del límite de personas que puedan reunirse. Nunca superarán la frontera de los seis individuos.

Por último, el escrito también atiende a los procesos electorales que pudieran desarrollarse bajo el estado de alarma si éste llega hasta el 9 de mayo. Es el caso de las elecciones de Cataluña, que están previstas para febrero. En este apartado se fija un protocolo similar al desarrollado en los comicios vascos y gallegos. Las elecciones que se celebren no se verán afectadas "de ninguna manera" por esta nueva declaración de alarma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios