www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

EE.UU. expulsa a niños migrantes a México pero Trump define las relaciones como "mejor que nunca"

EE.UU. expulsa a niños migrantes a México pero Trump define las relaciones como 'mejor que nunca'
Ampliar
sábado 31 de octubre de 2020, 00:40h
Se ha denunciado que la nación estadounidense está violando el acuerdo diplomático firmado con el Ejecutivo azteca.

El diario New York Times ha publicado este viernes una información que deja en mal lugar al Gobierno que encabeza Donald Trump. El rotativo estadounidense señala que las autoridades de ese país han estado expulsando hacia territorio mexicano a niños migrantes de otros países. Esta acción constituye una flagrante violación del pacto al que llegaron con México, amén de poner en peligro la integridad física de los menores.

La publicación tuvo acceso a un correo electrónico interno del jefe adjunto de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Eduardo Sánchez. En ese texto se ejecuta una dura crítica a esas prácticas. Y es que suponen la ruptura del acuerdo diplomático por el que solo los niños mexicanos y otros menores que cuentan con la supervisión de un adulto pueden ser devueltos a México después de intentar cruzar la frontera.

Las maniobras denunciadas están enmarcadas en la agresiva política de cierre de la frontera que ha activado Trump, al tiempo que incumple los términos del acuerdo con el Gobierno azteca, por los que se comprometieron a implementar y coordinar los esfuerzos para controlar la inmigración que va hacia territorio norteamericano. Así que la tensión se ha multiplicado en el seno de los gobernantes mexicanos.

Según apunta el diario, la mayoría de los niños deportados y expulsados a México en los últimos ocho meses quedan al cuidado de las autoridades de protección infantil de ese país en un inicio. Pero es complicado controlarlo, pues este organismo ha de batallar con las mafias y necesita del apoyo de los refugios administrados por organizaciones religiosas y otros grupos privados.

La cifra de menores expulsados que aporta el informe señala en torno a los 200 niños migrantes, pero no es del todo certera. Y llega sólo una semana después de que se publicara que entre 2017 y 2018 un total de 545 niños fueron separados de sus padres tras cruzar la frontera. Son menores que todavía no han podido reunirse con sus progenitores a estas alturas.

El funcionario de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos expone, en su correo electrónico, lo siguiente: "Reiteramos que bajo ninguna circunstancia debe ser expulsado intencionadamente un SM (menor solo) de otro país que no sea México. Y recientemente se han identificado varios casos sospechosos de expulsión indebida". Estas palabras se han justificado desde las autoridades estadounidenses alegando que las expulsiones rápidas de menores no mexicanos obedecen a las consecuencias del coronavirus.

Brian Hastings, jefe de la Patrulla Fronteriza del sector del Valle del Río Grande (Texas, EE.UU.), argumentó al diario que si estas prácticas no se hicieran así "tendríamos cantidades masivas de infecciones, cantidades masivas de contacto y, repito, llenaríamos un hospital". Y todo ello ha saltado a escena, en plena campaña electoral, mientras que Donald Trump ha tratado de ganarse a la población de origen mexicano.

El magnate ha concedido una entrevista al diario mexicano El Universal en la que ha proclamad esto: "La relación entre Estados Unidos y México está mejor que nunca. Tengo una relación increíble con el presidente (Andrés Manuel) López Obrador". Recordó, también, que el dirigente azteca le visitó en la Casa Blanca en julio, la cual consideró como un honor ya que fue su primera visita al extranjero. Y añadió que "ambos nos agradamos y nos respetamos. Y nadie esperaba eso; cuando fui elegido, en 2016, todos los expertos en televisión y los periódicos decían que Estados Unidos y México tendrían una relación terrible".

En opinión de Trump, ambos buscan el mismo objetivo, "hacer grande" a su país y señaló que "cuando las cosas van bien para Estados Unidos, también van bien para México". Y el candidato republicano resaltó que el Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) es "el mejor acuerdo comercial en la historia", destacando que "es grandioso para Estados Unidos, México y Canadá". "Estamos en el mismo equipo y vamos a derrotar a China y a otros países que nos han estado estafando por años", resaltó.

Avanzada la conversación, el mandatario recordó que la prioridad de su relación con México "ha sido, y seguirá siendo, migración, tráfico de personas, seguridad y comercio". "Ambos sabemos que necesitamos poner esa frontera bajo control y mantenerla bajo control", sumó, antes de tildar como "un trabajo increíble" el llevado a cabo por ambos países en la frontera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios