www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 8

El Real Madrid recupera la sonrisa y a Hazard contra el Huesca | 4-1

El Real Madrid recupera la sonrisa y a Hazard contra el Huesca | 4-1
Ampliar
domingo 01 de noviembre de 2020, 06:11h
En un partido jugado a ritmo lento, los capitalinos aplacaron la personalidad aragonesa con goles. El extremo belga anotó tras 392 días de sequía y Benzema sentenció en un fogonazo previo al descanso. Para refrescar su confianza antes de jugársela con el Inter. Por Diego García

El Real Madrid se dispuso este sábado a retomar la inercia ganadora liguera y aparcar los titubeos que arrastra en competición europea. Regresó al Alfredo di Stéfano para medirse al Huesca, recolectar una mejoría sustancial de sensaciones y localizar la ruta de la consistencia por medio de una victoria anhelada. Mas, se le atravesaba un club ya urgido, que no ha ganado en estas siete jornadas y que yacía en el puesto decimoctavo de la tabla. La necesidad de puntuar brotaba sin respiro en este enfrentamiento encajado en horario gastronómico.

Zinedine Zidane no contó con Dani Carvajal, Álvaro Odriozola, Odegaard y Nacho Fernández (lesionados) y activó las rotaciones. De hecho, el próximo martes empezará a jugarse la vida, de verdad, en Europa contra el Inter. Reservó a Varane, Mendy, Kroos y Vinicius. Dio la alternativa a Militao y a Marcelo en la zaga, y otorgó la titularidad a Hazard, al lado de Benzema y Asensio. Con Casemiro, Fede Valverde y Modric en la medular. En esta "final", en palabras del técnico galo, esperarían turno Rodrygo, Mariano, Isco y Jovic.

Miguel Ángel Sánchez 'Michel', en su caso, no convocó a Shinji Okazaki, Mikel Rico y Pedro López. Venía de encajar una goleada en San Sebastián, así que decretó cuatro modificaciones. Maffeo, Pulido, Siovas y Luisinho protegerían al meta Andrés Fernández, con Mosquera, Borja García, Nwakali y Sergio Gómez en el centro de campo. Y Ontiveros y Rafa Mir competirían apostados en la zona más ofensiva. Seoane, Ferreiro, Galán o Sandro ejercerían como revulsivos.

Avisarían los oscenses temprano. En el minuto 7 Rafa Mir se escapó en una galopada que apocó a Militao y que culminó con un derechazo que lamió la madera del arco defendido por Courtois. Y en el noveno de juego, fue Ontiveros el encargado de chutar a puerta, en otra maniobra que amortizaba los espacios que dejaba la adelantada zaga local. De nuevo, los capitalinos habían arrancado con los vatios congelados. Quedando a merced del ardor de un conjunto visitante que discutiría la iniciativa sin complejos.

Con Mosquera como organizador, la coloreada filosofía aragonesa coparía un prólogo más que espeso de los favoritos. Quince minutos tardaron los madrileños en generar una llegada ofensiva, cuando Modric dibujó un centro inesperado para el remate, alto y en escorzo, de Hazard. Y más minutaje se quemaría hasta que se asentara un mandato merengue sostenido. Se cruzaría el 20, con latigazo fuera de Fede Valverde, sobre un tempo global anestesiado que exigía una movilidad ausente. Sin embargo, la densidad de las circulaciones madridistas bastaría para forzar el repliegue progresivo del recién ascendido.

El compás cansino no permitiría acumular intentos a puerta. El bagaje productivo se limitaría a un testarazo de Sergio Ramos -a centro de Marcelo y que sacó el vuelo de Andrés Fernández- y la irrupción de Ontiveros. El interior, fijado a pierna cambiada para trazar diagonales, chutaría una trayectoria desviada por Marcelo y centraría, hacia el segundo poste, para que Sergio Gómez perdonara. Y es que con la media hora inicial superada, el Madrid concatenaba pases irrelevantes con lentitud, en cancha ajena. Desconectando el desborde de Hazard o Asensio. Y los oscenses, cada vez más atrincherados, hilvanaban salidas con una fluidez decreciente y sin concreción. Se había comprimido el envite en su esencia calmada compartida.

La confianza en el plan de los pupilos de 'Michel' sumaba a sus laterales en fase atacante, con Maffeo erosionando los guantes de Courtois a través de un centro espinoso. Mas, de camino al intermedio Modric, Casemiro y Valverde aglutinarían posesión, aunque controladora, con determinación. Ese gobierno flácido discurriría en el mismo diapasón, pero el croata se saltaría la página al filtrar un pase quirúrgico entre líneas. Hazard, el receptor, se había movido hacia la mediapunta. Controló y descerrajó, desde media distancia, un cañonazo que se coló pegado al palo -minuto 42-. El segundo tanto liguero del belga desde que es madridista subrayó la preponderancia de la calidad. Y la diana de Benzema -en el 46- corroboró este precepto. Bajó con seda un centro del insistente Lucas Vázquez para batir a Andrés Fernández, de golpeo angulado.

Un pestañeo distinguido de técnica tradujo el mando merengue en peligro, dejando al Huesca al borde de KO justo antes del descanso. El estratega aragonés, que vio cómo su escuadrón había funcionado y fue castigado en un lapso escueto, metió a Ferreiro y Galán -por Ontiveros y Sergio Gómez-. Anhelaba recobrar el balón para volver a entrar en dinámica, añadiendo dos centradores de su máxima confianza. Y antes del 50 enviaron hasta cuatro parábolas en torno a Courtois. Habían dado un paso adelante, posicional y cuanto a ambición. Al tiempo que Mendy comparecía para dar oxígeno a Lucas Vázquez -y frenar el resucitado flujo atacante contrincante por los costados- y que Valverde firmaba el 3-0. Hazard propulsó una contra con un toque fino, Asensio condujo y Benzema asistió al uruguayo tras capara la atención. 'El Pajarito', sin marca, conecto un trueno rasante inapelable -minuto 54-.

Sandro, Eugeni, Vinicius, Isco, Rodrygo y Kroos participarían -sentando a Nwakali, Borja Garcia, Hazard, Asensio, Valverde y Casemiro- desde el minuto 60. Y en la primera participación, 'Vini' se disparó desde el ecuador para dirigir una transición y ceder a Benzema un claro remate que se fue a córner. Para apagar el incendio prendido por las palabras del francés a Mendy en el túnel del Borussia Park. Ramos cabecearía a las manos de Andrés Fernández a continuación, remarcando el descenso energético de los visitantes.

Rodrygo se erigió en el recambio más activo, con más hambre por reivindicarse. Desequilibró desde el perfil diestro, se asoció, centró y chutó. Esas ganas de los secundarios metidos en el segundo acto mantuvieron el monólogo local. Courtois sólo se desperezaría con dos lanzamientos descontextualizados de un Rafa Mir desasistido. Cuando el talentoso delantero dispuso de cuero y espacio lo probaría, y en el 74 asistió para que Ferreiro recortara distancias, retratando un error de colocación de la relajada retaguardia de Concha Espina. Y se apagaría el encuentro con la voluntad oscense por mejorar su estadística y mentalidad dictando el desenlace. En cambio, Benzema marcaría el cuarto -en asociación con Marcelo y Rodrygo- y los defensores del título reconquistaron la cima clasificatoria doméstica.

- Ficha técnica:

4 - Real Madrid: Courtois; Lucas Vázquez (Mendy, m.52), Militao, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Kroos,m.69), Fede Valverde (Isco, m.60), Modric; Marco Asensio (Rodrygo, m.60), Hazard (Vinicius, m.60), Benzema.

1 - Huesca: Andrés Fernández; Maffeo, Pulido, Siovas, Luisinho (Gastón Silva, m.84); Mosquera; Sergio Gómez (Ferreiro, m.46), Borja García (Sandro, m.57), Nwakali (Eugeni, m.57), Ontiveros (Javi Galán, m.46); Rafa Mir.

Goles: 1-0, m.40: Hazard. 2-0, m.45: Benzema. 3-0, m.54: Fede Valverde. 3-1, m.74: David Ferreiro. 4-1, m.90: Benzema.

Árbitro: González Fuertes (comité asturiano). Amonestó a Siovas (79) y Sandro (87) por el Huesca.

Incidencias: encuentro correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Alfredo di Stéfano a puerta cerrada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios