www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNALES

El secretario de Comunicación de Podemos se desmarca de los pagos de Neurona a terceros

Juan del Olmo junto a Pablo Iglesias y Pablo Echenique
Ampliar
Juan del Olmo junto a Pablo Iglesias y Pablo Echenique (Foto: Efe)
viernes 20 de noviembre de 2020, 16:02h

El responsable de comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, ha defendido ante el juez que todos los servicios contratados con la consultora Neurona para las elecciones de 2019 se desarrollaron correctamente y se ha desvinculado de los pagos que hiciese después esta mercantil a otras sociedades. Ha declarado este viernes como imputado ante el Juzgado de instrucción número 42 de Madrid junto al responsable de Finanzas del partido, Daniel de Frutos; la gerente, Rocío Val; y la responsable de compras, Andrea Deodato, en la causa donde se investiga un contrato de Podemos con Neurona para los comicios del 28A de 2019.

Fuentes jurídicas han informado de que los investigados han asegurado que todos los trabajos contratados se desarrollaron con normalidad y han incidido en que no tenían por qué saber lo que el proveedor, es decir, Neurona, hacía con su dinero. Argumento que han aportado al ser preguntados por una serie de abonos que presuntamente realizó Neurona Comunidad -la filial de la consultora en España- a una empresa denominada Creative Advice Interactive, radicada en Dallas.

Aunque controlaban que no se produjese ningún exceso en el gasto y hacían un seguimiento del trabajo, han señalado que no entraban tanto al detalle en el desarrollo del mismo, dado que finalmente éste se realizaba, según las fuentes.

Del Olmo también ha explicado que conoció Neurona a través del directivo César Hernández, a quien conoció en 2018 cuando ya era secretario de comunicación, y ha indicado que, tras la contratación de la empresa, sólo trató con cuatro trabajadores. "Todas las denuncias han sido desmontadas", ha dicho ante los medios el abogado de Podemos, Gorka Vellé, confiado de que "las dudas están absolutamente disipadas" tras haberse acreditado los trabajos, al tiempo que ha asegurado desconocer si Neurona ha realizado pagos de dinero a una empresa de Mexico. En cualquier caso, ha señalado, sería de la "incumbencia" de esta empresa.

Hay que recordar que la Fiscalía de Madrid pidió al juez que limite su investigación a Podemos al contrato que suscribió con la empresa Neurona Consulting para las citadas elecciones, ya que en el resto de hechos denunciados no es delito, y advirtió de que el resto son "rumores, sospechas o suspicacias".

El Ministerio Público sostiene que Neurona efectuó abonos en fechas próximas al 28A a una mercantil con sede en Dallas (Creative Advice Interactive) por 308.257 euros "cuando las transferencias de la coalición son manifiestamente superiores", y añade que los gastos que figuran en sus cuentas son los normales de prestación de servicios, pero no constan "gastos de personal, medios materiales o locales" propios de una actividad empresarial.

A Daniel de Frutos el juez le investiga como administrador mancomunado de la coalición Unidas Podemos en las citadas elecciones junto a Carlos García Ramos, de IU, quien el viernes pasado declaró ante el juez que él no supervisó el contrato entre Podemos y Neurona ya que confiaba en su homólogo designado por la formación morada y cada uno autorizaba unos contratos.

El magistrado sostiene que "existen indicios racionales" de que los pagos efectuados por Podemos a la empresa Neurona "no tuvieron como finalidad el pago de servicio alguno prestado por dicha mercantil con ocasión de las elecciones generales del 28 de abril de 2019, y calificable como gasto electoral".

En su declaración en sede judicial Calvente denunció el trabajo de Daniel de Frutos y también de Juanma del Olmo, estrecho colaborador de Pablo Iglesias y también director de Estrategia y Comunicación en la Vicepresidencia segunda del Gobierno, a quien el denunciante atribuye toda la responsabilidad de las contrataciones durante la campaña electoral. En cuanto a Rocío Val y Daniel de Frutos, denunció que se subieron los salarios por encima de lo estipulado en el reglamento de Podemos, añadiendo complementos de unos 200 y unos 400 euros al mes en 2019.

También achacó a Val y a De Frutos posibles irregularidades en la adjudicación de las obras de la sede de Podemos en la calle Francisco Villaespesa, que se licitaron por 650.000 euros pero la adjudicación se publicó por 1,3 millones, y además comenzaron antes de que se adjudicase el contrato, según su denuncia.

La declaración de estos investigados se produce después de que la semana pasada declarase como imputado Elías Castejón Hernández, administrador de Neurona Comunidad S.L., -la filial española del grupo- y como testigo el arquitecto de las obras de la sede, Manuel Campos García. Castejón ha aportado luego al juzgado unos documentos, a los que ha tenido acceso Efe, en los que se reflejan, entre otros muchos movimientos, varios pagos desde Neurona Comunidad a Creative Advice Interactive por un importe total de 6.415.564 pesos mexicanos, que ahora equivalen a 266.780 euros, todos por orden de una socia llamada Andrea Edlin López.

Esto acredita, según la representación de Elías Castejón, "la falta de decisión empresarial del representado, que actúa en calidad de profesional de la gestión empresarial".

Obras en la nueva sede

Los investigados también han sido preguntados sobre las obras de reforma de la nueva sede del partido en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, licitadas por 650.000 euros pero que finalmente se adjudicaron por 1,3 millones, según denunció el exabogado de la formación José Manuel Calvente, cuya querella dio origen a la causa.

A este respecto, las fuentes señalan que los investigados han negado que haya habido ningún desvío de dinero y han explicado que la primera cantidad se correspondía a estimaciones que luego siempre pueden variar. Además, han recalcado que tanto la licitación como los propios trabajos de reforma han quedado acreditados en la causa.

Sin embargo, Vox, que ejerce la acusación popular, sigue sospechando de estos trabajos, como ha indicado a los medios la abogada de la formación, Marta Castro, para quien "no ha quedado acreditado siquiera que los contratistas que han intervenido conocieran la licitación". "El contacto siempre ha sido directo con el arquitecto", ha añadido.

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha citado además, como testigos, a representantes de seis empresas relacionadas con las obras de la sede de Podemos, que es una de las actuaciones denunciadas en la querella de José Manuel Calvente que dio origen a la causa.

El magistrado ya ha archivado las piezas relativas a los contratos con la consultora ABD Europa para las elecciones de 28 de abril de 2019 y a la Caja de Solidaridad de Podemos, al no apreciar delito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios