www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La deuda pública continúa disparada y sin control

viernes 11 de diciembre de 2020, 13:47h

Este viernes, la administración pública española batía un nuevo récord de deuda: El Banco de España confirmaba que la deuda pública cerró el tercer trimestre en casi 1,31 billones de euros, que equivalen al 114,1 % del PIB, un nivel nunca antes alcanzado. No por esperado resulta menos escandaloso.

Es cierto que los países que quedan bajo el paraguas del Banco Central Europeo cuentan con unas condiciones de financiación envidiables. El organismo que dirige Christine Lagarde anunciaba este jueves que ampliaba su programa de compras en medio billón de euros hasta un total de 1,85 billones de euros. En este clima de facilidad para el endeudamiento, el Tesoro español lograba, por primera vez en su historia, colocar bonos a 10 años con interés negativo, de modo que llegaba a cobrar a cambio de su financiación.

Sin embargo, ello no quiere decir que el alto nivel de endeudamiento público de España no sea un problema en el medio y largo plazo. Numerosos organismos públicos y privados, nacionales y supranacionales, han advertido del peligro que entraña la deuda pública en la sostenibilidad financiera del Estado español.

Llueve sobre mojado. La inestabilidad política no permitió emprender las reformas necesarias para embridar las finanzas públicas españolas antes de que se desatara la crisis del Covid y el Gobierno de coalición PSOE-Podemos parece decidido a ahondar el desequilibrio presupuestario.

El FMI ha calculado que la deuda española puede alcanzar el 123% del PIB para este año y mantenerse en niveles superiores al 118% en 2025, y que España puede salir de la crisis del Covid con un déficit estructural de 60.000 millones al año.

La sostenibilidad financiera del sector público español preocupa en Bruselas y la Comisión Europea ya advirtió al Gobierno de que debe preservar el equilibrio fiscal a medio plazo. España corre el riesgo de aprovechar las facilidades financieras que otorga el BCE, además del cuantioso fondo de recuperación europeo contra el Covid, sin aparejar estas ayudas a las reformas estructurales necesarias que garanticen el futuro de la maltrecha economía española.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+

1 comentarios