www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 19

Benzema salva al Real Madrid del guerrero Athletic | 3-1

Benzema salva al Real Madrid del guerrero Athletic | 3-1
Ampliar
miércoles 16 de diciembre de 2020, 00:19h
Los vascos jugaron 75 minutos en inferioridad numérica por expulsión de Raúl García. Aguantaron bien hasta que Kroos, al borde del descanso, embocó un gol de otro partido. Pero un apagón mental local reconstruyó a los rojiblancos, que empataron gracias a De Marcos. Al final, Benzema y Courtois decidirían el reparto de puntos. Por Diego García

El Real Madrid se descubrió este martes compitiendo otra vez. Tres días después de ganar el derbi, y toda vez que espantó los fantasmas en el Pizjuán y en Liga de Campeones, el defensor del título liguero examinó su renacida consistencia ante el titubeante Athletic. El motivo: se adelantaba este partido de la decimonovena jornada porque ambos disputarán la Supercopa de España. Así que los dos conjuntos fueron empujados a cumplir en pleno vaivén, ahondando en el hacinamiento de partidos. Los vascos, sin victorias que llevarse a la boca en las tres citas precedentes; los merengues, buscando la regularidad que tanto se les ha escapado en lo que va de curso.

Zinedine Zidane siguió sin disponer de los lesionados Eden Hazard, Martin Odegaard, Luka Jovic y Mariano Díaz. Y Casemiro pagaba la acumulación de tarjetas. En lugar del brasileño entró Fede Valverde y ese constituiría el único cambio con respecto a la victoria ante el Atlético. Modric, Kroos y Lucas Vázquez completarían la medular, con Carvajal, Varane, Ramos, Mendy y Courtois en defensa. Vinicius haría pareja con Benzema, en la pretensión del técnico galo por asentar el rendimiento. Y Marcelo, Isco, Asensio y Rodrygo se uniformaron de revulsivos.

Gaizka Garitano, ya discutido en su cargo, repitió la convocatoria del empate cosechado en Mestalla. Esto es, dejó fuera a Ibai Gómez, Iñigo Vicente, Oier Zarraga, Iago Herrerín, amén del lesionado Peru Nolaskoain. Eligió repartir esfuerzos y entregó la titularidad a Raúl García, Óscar De Marcos y Unai Vencedor. Para edificar una medular potente con Dani García y Berenguer. Iñaki Williams ejercería de referencia ofensiva y la retaguardia correspondería a Unai Simón, Ander Capa, Yeray, Íñigo Martínez y Yuri. Íker Muniáin, Vesga, Unai López, Villalibre e Íñigo Córdoba esperarían turno.

El bloque vasco saltaría al verde con personalidad y valentía. Presionó con ardor hasta el punto de atragantar al favorito la salida de juego combinativa. El coordinado y ambicioso esfuerzo multiplicaría las imprecisiones de los creativos madridistas, victimizando, en concreto, a Lucas Vázquez. El gallego perdería el cuero dos veces, patrocinando dos llegadas rivales. La primera, en el minuto 5, confluyó en centro de Williams y cabezazo desatinado de De Marcos; y la segunda, en el 12, desembocó en una pared tejida entre Iñaki y Berenguer con chut del punta que lamió el poste.

Le costaba una barbaridad a los locales concatenar tres pases. Cuando lo lograron, Vázquez se coló por la derecha y envió un balón rematado fuera por Benzema (sin ángulo). Pero el guión que subrayaba la pujanza rojiblanca se fracturó en el minuto 13. Raúl García se había tomado con rigor la orden de ahogar con agresividad a los capitalinos y cometió tres faltas duras sobre Modric y Kroos. Dos de ellas, sobre el alemán, le valieron la tarjeta amarilla, con lo que dejó a sus colegas en inferioridad numérica durante más de 75 minutos. Y los 'leones' retrasaron líneas y abrazaron el modelo de achique y contragolpe.

Sea como fuere, no disfrutaba el equipo de Chamartín de la velocidad de circulación que deshizo a sus tres últimos oponentes. Fede Valverde se descolgaba en ataque, mas la mediapunta se convirtió en una región prohibida para los avances madrileños. Forzando a Kroos y Modric a probar suerte con lanzamientos desde larga distancia -sin éxito-. Antes de la media hora Unai Simón sólo se había sobresaltado por un latigazo cruzado del 'Pajarito' -tras un buen pase filtrado por Mendy- y un testarazo alto de Ramos -en un córner-.

Ganaría confianza el sistema vizcaíno en su adaptación al imprevisto. Parapetado en un 4-4-1 compacto, de esfuerzo intensivo en 20 metros, exigieron precisión, paciencia y visión a un coloso que navegaba en una horizontalidad impotente. Los centros laterales, sin el desborde de Vinicius, la imaginación de Benzema o la electricidad de Vázquez, fortalecieron a la convicción visitante. Remarían limitando las aproximaciones claras a su área y, asimismo, deslizarían pelotazos para que Williams batallara con Ramos y Varane. Y trompicara el ritmo merengue. Es más, arrancaría saques de esquina y en uno de ellos Íñigo Martínez no alcanzó a dirigir su remate.

Simón se sacaría de encima un centro venenoso de Modric y rematado mal por Vinicius. Para permitir que los pupilos de Garitano arribaran al descanso triunfales en el desafío sobrevenido. Sin embargo, antes de decretarse el entretiempo todavía Valverde perdonaría una pelota suelta en el área pequeña, consecuencia de una buena parábola de Mendy. Y en el descuento, en una de las pocas asociaciones armoniosas en la frontal, el uruguayo y Vinicius se aliaron, rápido, para ceder al golpeo maravilloso de Kroos para el 1-0. El trueno del germano, raso, fuerte y ajustado, asestaba otra cornada a la mentalidad vizcaína, que habría de recomponerse después de zurcir un primer acto muy bien competido.

El escuadrón rojiblanco no contemporizaría en el inicio de la reanudación, con jerarquía y sin encerrarse. Discutió la posesión e incorporó a Capa y a Yuri como carrileros. Amortizó la desatención local para hacerse con cada lance y empatar en el 53. Una simple pared con De Marcos sirvió a Ander Capa para desorientar a Ramos y plantarse ante Courtois. Para chutar, captar el rechace del arquero belga y firmar las tablas. Recordando, con crueldad, el tenebroso lado de la relajación al once dirigido por Zidane. Por ende, se refrescaba la trama. Con el Madrid ya en contrarreloj y aplicando un asalto sostenido en el tiempo.

Comparecerían Córdoba, Isco, Asensio, Vesga y Villalibre -por Berenguer, los grises Vinicius y Valverde, Vencedor e Iñaki Williams-. Apostaba el estratega francés por desatascar entre líneas y empezaría a recoger fruto con un derechazo de Kroos que atajó Unai Simón. Pero no subirían sus revoluciones los capitalinos y cruzaron el minuto 70 en plena sequía de ideas y ocasiones. Mas, la picardía se mezcló con a calidad para el 2-1 -minuto 75-. Asensio puso en corto un córner y Carvajal centró para el cabezazo certero de Benzema. En un relámpago. Y Rodrygo, que se preparaba para convulsionar la inercia, acabaría supliendo a Lucas Vázquez.

El desenlace se desarrollaría con los vascos colocando la guinda a su gallardía. Presionaron para instalar una enmienda a la posesión con la que los de Concha Espina quisieron anestesiar y cerrar el resultado. Quemaría las naves Garitano, dando paso a Lekue y Muniáin -por Capa y De Marcos-, y lanzaría varios saques de esquina. Empujando hasta enclaustrar al aspirante a todo en la recta postrera. No llegarían a la orilla, vaciados de fuelle, y Courtois bajó el telón con una parada providencial en el cara a cara con Vesga. Y en el envés de la jugada, Benzema sentenció, con clase, la sufrida victoria que evitó que su colectivo volviera a las andadas.

- Ficha técnica:

3.- Real Madrid: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Mendy; Valverde (Isco, m. 63), Modric, Kroos; Lucas Vázquez (Rodrygo, m. 75) , Vinícius (Asensio, m. 63) y Benzema

1.- Athletic: Unai Simón; Capa (Lekue, m. 80), Yeray, Íñigo Martínez, Yuri; Dani García, Vencedor (Vesga, m. 66); De Marcos (Muniain, m. 80), Raúl García, Berenguer (Córdoba, m. 59); y Williams (Villalibre, m. 66).

Goles: 1-0, m. 45+2: Kroos; 1-1, m. 53: Capa; 2-1, m. 74: Benzema. 3-1: m.93: Benzema.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Lucas Vázquez (m. 42) por parte del Real Madrid y a Yeray (m. 80) por parte del Athletic. Expulsó con doble amonestación al jugador del Athletic Raúl García (minutos 8 y 12).

Incidencias: partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander disputado a puerta cerrada en el estadio Alfredo Di Stéfano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios