www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LO DE ILLA ESTABA CANTADO

jueves 31 de diciembre de 2020, 10:33h
Se trata de una fórmula política más vieja que la vida. El líder aprovecha una circunstancia...

Se trata de una fórmula política más vieja que la vida. El líder aprovecha una circunstancia nacional favorable, una circunstancia nacional hostil, para lanzar a la celebridad a uno de sus lacayos, capaz luego de concitar adhesiones y sufragios. Casi nadie conocía a Salvador Illa antes de la pandemia Covid-19. Ahora, el 80% de los españoles saben quién es. Pedro Sánchez ha mimado su ascensión porque necesita un candidato con posibilidades en Cataluña. Y al borde ya de las elecciones autonómicas, el César ha anunciado al pueblo que Salvador Illa le representará en las elecciones de la región catalana.

Pedro Sánchez ganó la investidura gracias a los escaños secesionistas de Cataluña. Y aprobó los Presupuestos Generales del Estado gracias a ellos también. Sabe que su futuro depende de esos escaños secesionistas y quiere estar con la máxima fuerza posible en Cataluña. El pobre Miquel Iceta no le servía. Se trata de un político menor. Así es que ha decidido escabecharle gloriosamente y encargar a Salvador Illa la lucha sanchista en Cataluña.

Absurdo hacer pronósticos. Habrá que convenir, en todo caso, que Pedro Sánchez ha acertado. Con Iceta no tenía nada que hacer. Con Salvador Illa se abren caminos nuevos de esperanza. Sánchez cree que la gente es en general muy papanatas y que se deslumbra ante aquellos que salen en televisión. Así que ha jugado sus cartas hasta la extenuación. Está claro que Salvador Illa es mucho mejor que Miquel Iceta y que el presidente del Gobierno no respeta nada, ni siquiera dentro de su partido, que pueda fragilizar su ideología incuestionable: permanecer en el poder.