www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Simone de Beauvoir: Las inseparables

martes 03 de agosto de 2021, 07:51h
Simone de Beauvoir: Las inseparables

Traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego, epílogo de Sylvie Le Bon de Beauvoir. Lumen. Barcelona, 2020. 155 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 7,99 €. Nos llega una excelente novela inédita de la autora de “El segundo sexo”, en la que relata uno de los episodios más íntimos de su vida. Por Aránzazu Miró

Las inseparables es un texto que Simone de Beauvoir escribió y guardó en un cajón, no precisamente por querer ocultar la historia que relata, que ya conocemos por su narración en Memorias de una mujer formal, en la que concede a esta relación amistosa el protagonismo suficiente como para utilizar la muerte de la inseparable Zaza como conclusión de este texto autobiográfico escrito: «Juntas habíamos luchado contra el destino fangoso que nos acechaba y he pensado durante mucho tiempo que había pagado mi libertad con su muerte.»

Zaza, apodo por el que se conocería en vida a Elizabeth Lacoin, una compañera de infancia de Simone de Beauvoir con quien compartiría su vida hasta la muerte prematura de aquella por una posible encefalitis, comparte una amistad que las convierte a ambas en «inseparables». Así, en la novela que hoy comentamos, que no ofrece sino otra lectura de ese período de su vida, Elizabeth Lacoin se sustancia en Andrée Gallard, mientras la autora -y narradora- se traspone en Sylvie.

Se ha especulado sobre las razones que hicieron a Simone mantener este texto en un cajón. Entre otras, para su albacea literaria e hija adoptiva Sylvie Le Bon de Beauvoir, que también completa esta edición con un epílogo de su pluma y un apéndice ilustrativo con fotografías y originales de cartas entrecruzadas por ambas amigas, la idea que toma más fuerza es que Simone de Beauvoir siente que ha plasmado en el escrito la idea de un enamoramiento que tal vez convenga silenciar. Sin embargo, este se produce y expresa a la manera de ese otro vivido con la misma Sylvie Le Bon, alumna a quien acabará prohijando, y que sin embargo también reflejó por escrito, esta vez sin dudar a la hora de entregarlo a la imprenta: en Final de cuentas, de 1972, declara que ha vivido un episodio similar al que cincuenta años antes le había unido con Elizabeth Lacoin. ¿Era esta una relación de amor filial madre-hija, de amistad, de amor?

Mi opinión es que Simone de Beauvoir no descarta dar a la imprenta este texto por semejante motivo, sino quizá por la reiteración tan cercana de la historia que introduce en Memorias de una joven formal que publica en 1958. El texto de Las inseparables está escrito tan solo cuatro años antes, y es verdad que muchos fragmentos coexisten en ambos textos.

Sin embargo, también encuentro muy sensato el rescate actual de esta obra, porque, a mi entender, aporta un nuevo punto de vista al pensamiento de Simone de Beauvoir. Si hasta ahora podíamos clasificar con facilidad su producción literaria en tres ámbitos bien diferenciados, como es la novelística por una parte, con éxitos tan celebrados como el premio Goncourt que obtuvo con Los mandarines (del mismo año 1954 que la novela breve que ahora comentamos), sus relatos memorialísticos y autobiográficos que ya hemos venido señalando, y que ahora que he releído, recomiendo fervorosamente, y por último aunque quizás el más importante, su vertiente ensayística, donde brilla con singular fulgor gracias a El segundo sexo con el que el movimiento feminista obtiene un anclaje teórico imprescindible y gracias al que prende vuelo. Todavía hoy, El segundo sexo, publicado en el ya lejano 1949, es un texto de obligada lectura.

Pues bien, Las inseparables, una deliciosa novela corta de Simone de Beauvoir engarza esos tres ámbitos de su escritura en un texto breve y delicioso: es creación en cuanto ficcionaliza y novela una situación, es memorialística en cuanto se refiere a una experiencia propia, pero trasciende ambos ámbitos en la inserción y análisis que hace en ella (y que no refleja en sus otras menciones de este episodio) del proceso de cambio social e histórico en que sucede, proponiendo como meollo de la cuestión no tanto la relación de amistad entre las dos mujeres con la aparición del que podría ser un contrincante en forma de pretendiente masculino, cuanto la quiebra del status quo social. De repente, esa mujer moderna de la que tenemos referencia visual y por sus textos que es Simone de Beauvoir, se inserta como jovencita en el fin de un régimen en el que estaba plenamente engarzada, del que se extrae, sin conseguir salvar ni siquiera a toda su generación.

Andrée Gallard, como personaje, no tiene armas ni capacidad para salir del vínculo social y de clase en que vive; el personaje de Pascal Blondel, representando la figura del filósofo Maurice Merleau-Ponty, es también consciente de que su desarrollo profesional requiere unas maneras de actuar que no le permiten aceptar determinada situación; sólo Sylvie, como Simone de Beauvoir, trasciende los amarres de ese antiguo régimen en que sin embargo ha nacido y tan bien sabe describir, para convertirse en la primera mujer moderna en que nos veremos identificadas a posteriori tantas mujeres. Sin embargo, esa conversión, ese salto de sapo a princesa solo lo dieron unas pocas convertidas en pioneras. El resto quedaron atrás. En la novela, el personaje de Andrée no tenía otra posibilidad más que la muerte. Y con la suya, la del sistema.

Todos los textos que Simone de Beauvoir dio a la imprenta narraban ese salto de la mujer pionera; sólo este describe la sociedad que se queda atrás; el mismo episodio que narra Las inseparables, leído en Memorias de una mujer formal, parece desarrollado en otro contexto. Sólo en este podría la narradora de Beauvoir “imaginar sin fastidio a Andrée casada y madre de familia” o sentir a Pascal acorralado. Sylvie como trasunto de Simone siente que necesita echarse a volar entre los árboles, y sólo lo hace después de expresar la muerte por asfixia de ese mundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

0 comentarios