www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

El Brexit al revés: salir primero, la ley después

Juan Carlos Barros
lunes 04 de enero de 2021, 20:14h

Cuando Groenlandia se retiró de la Comunidad Económica Europea en 1985 no se podía retirar, pues ni siquiera era miembro de la organización sino una región de Dinamarca nada más. La Comunidad, no obstante, mirando de reojo a la legalidad internacional, dijo que el suyo era “un caso especial” y la solución consistió en reducir, tal cual, la aplicación territorial del Tratado. Después Groenlandia se incluyó entre los Países y Territorios de Ultramar como comunidad diferente del reino de Dinamarca” y pelillos a la mar.

La aplicación del Acuerdo de Comercio y Cooperación del Brexit es materia de especial urgencia porque entre el Reino Unido y la Unión ahora, de repente, han notado que hay extensos lazos en un gran abanico de campos y si no hubiera un marco inmediato de regulación de la relación para después del 31 de Diciembre de 2020, esa relación se trastocaría de forma significativa en detrimento de los individuos, los negocios y de todo en general.

En vista de esa situación la Comisión ha propuesto aplicar de forma provisional el Acuerdo hasta el 28 de Febrero de 2021, que haya una decisión del Consejo sobre la firma y la provisionalidad sin esperar a lo que diga el Parlamento y después, pues ya se concluirá el Acuerdo. O sea al revés del procedimiento legal.

Y ¿qué ha dicho en ese tramo final el órgano legislativo europeo ante tal reverso del derecho tras tan largo periodo de tiempo de negociación? Según la nota de prensa que ha emitido la institución “ en el espíritu de unidad que ha prevalecido a través de todo el proceso de negociación y dadas las particulares, únicas y específicas circunstancias, la Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo acepta la aplicación provisional para mitigar el trastorno a los ciudadanos y a los negocios e impedir el caos de un escenario sin acuerdo.”

Además, según los anteriores, la decisión sobre la aplicación provisional, o sea ignorar el procedimiento legal, “ni constituye un precedente ni reabre los compromisos establecidos entre las instituciones europeas y no deberá servir tampoco como un modelo de futuros procedimientos de consentimiento.”

En vista de lo cual, nosotros ahora por nuestra cuenta vamos a viajar también al mundo al revés porque, total, lo siguiente que vamos a contar ya pasó allí no hace mucho tiempo igualmente una vez.

Alicia cogió al vuelo un chal que una ráfaga de viento traía desde un bosquecillo cercano y se preguntó de quién sería aquella prenda que tenía en la mano. Al instante se apercibió que corriendo tras ella (o sea del chal) venía la Reina Blanca con ambos brazos extendidos como si fuera un aeroplano, viendo lo cual y a seguido renglón a ponerse el chal la ayudó y la preguntó:

Alicia.- ¿Estoy invistiendo a la Reina Blanca?

La Reina Blanca.- Si a esto que estás haciendo le llamas investir, si.

Alicia.- Con este ventarrón del nordeste que pega aquí siempre, aclararse con el procedimiento no es cosa pedestre.

La Reina Blanca.- Esa falta de nitidez no es debida a las aéreas corrientes, mi querida niña, sino que es el efecto de vivir para atrás que tiene aquí la gente. Al principio te aturdirá, pero ya verás cómo te acostumbrarás.

Alicia .- Vivir para atrás, ¡nunca había oído una cosa igual!

La Reina Blanca.- Tiene grandes ventajas, no creas, como que la memoria te funciona en dos direcciones: para adelante y para atrás.

Alicia.- La mía solo funciona en una, no puedo recordar nada antes que ello pueda pasar.

La Reina Blanca.- Es una pobre memoria la que solo funciona para atrás.

Alicia.- Y ¿qué cosas recuerda mejor su majestad?

La Reina Blanca.- Las que sucederán dentro de quince días o más, tres meses quizás. ¡Ay!

Alicia.- ¿Qué ha pasado? ¿Por casualidad se ha su majestad pinchado?

La Reina Blanca.- Todavía no, pero pronto me pincharé… ¡Ya está, ya me pinché!

Alicia.- Y ¿porqué no chilla ahora su majestad? ¿Eh?

La Reina Blanca.- ¿Qué porqué? Porque ya he chillado antes todo lo que tenía que chillar ¿Qué sentido tendría volver otra vez a chillar? ¿Me lo puedes explicar?

Juan Carlos Barros

Abogado, consultor europeo y periodista

JUAN CARLOS BARROS es abogado, consultor europeo y periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios