www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Lío en el Sporting: la Policía investiga si una fiesta de jugadores generó un brote de Covid en Gijón

Lío en el Sporting: la Policía investiga si una fiesta de jugadores generó un brote de Covid en Gijón
(Foto: Twitter: @fsuarez_rrll)
lunes 04 de enero de 2021, 23:14h
Diversas informaciones señalan que el festejo presuntamente habría provocado el aumento de positivos en el equipo asturiano.

El 28 de diciembre saltaron las alarmas en el seno del Sporting de Gijón. La plantilla del primer equipo se sometió ese lunes a pruebas PCR después de que se hubieran detectado seis positivos en un test de antígenos realizado el día 27 -cinco correspondían a jugadores profesional y otro a uno del filial-. Eran los controles posteriores a la semana de vacaciones. Y en ese momento el club empezó a valorar la posibilidad de aplazar el duelo previsto para este lunes, 4 de enero, ante el Lugo.

El problema vendría más adelante. El 30 del último mes de 2020, la entidad decidió que sus jugadores entrenaran a puerta cerrada para preservar la identidad de los jugadores que dieron positivo. No permitió ni la entrada de fotógrafos de prensa para cubrir la práctica. El hermetismo se debía a la confirmación de los contagios. Y al comienzo de la salida de algunas informaciones que señalaban falta de responsabilidad en el seno del vestuario entrenado por David Gallego. El técnico, en el entretanto, rellenaba los agujeros con chavales del filial.

Atisbaba el estratega que la cuarentena de al menos 10 días de sus jugadores positivos de Covid le iban a complicar la papeleta en este inicio de 2021 en el que se medirían al Lugo e la fecha mencionada, al Amorebieta el 7 de enero (Copa del Rey) y al Fuenlabrada el día 10. Contaba en ese punto con nueve bajas relativas a la pandemia. Pero el escándalo estaba por detonarse.

Y es que el 2 de enero se remangaron los servicios sanitarios del Principado. Estudiaron la posible conexión entre el brote de Covid-19 registrado en jugadores del Sporting de Gijón -con diez positivos en ese entonces- y los primeros dos casos de la nueva cepa británica detectados en Asturias, en una familia de Avilés. Los regidores políticos pidieron a la plantilla y empleados de la entidad rojiblanca que se sometieran a PCR en las dependencias designadas por las autoridades sanitarias, amén de las que se realizaran en el ámbito deportivo. Ya sobrevolaba la posibilidad de aplicar sanciones si se contrastara la presunta negligencia de los futbolistas. La coordinadora de programas covid de la Consejería de Salud del Principado, María José Villanueva, avisaba de la detección de 34 casos positivos y de unos 120 contactos estrechos que no se limitan al ámbito meramente deportivo del club si no que incluye a familiares y amigos de los afectados.

Un día después, al fin, el club ofreció su versión. Emitió una nota, una semana después de que se detectaran diez positivos por covid-19, justificando su silencio al alegar la necesidad de guardar "el respeto más absoluto hacia los afectados y sus familias y el estricto cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos y en ningún caso con interés por ocultar los hechos que pudiera resultado relevantes para atajar el problema de salud que nos afecta". Y pasó a relatar su argumento. Paso por paso.

Data en el 27 de diciembre la fecha en que el primer afectado dijo encontrarse mal después de entrenar (fiebre, dolor de espalda y cefalea). Se le realizó un test de LaLiga en su domicilio que resultó positivo. Después, se llamó a los contactos que el futbolista facilitó y se procedió a realizarles las pruebas diagnósticas pertinentes. Con resultado positivo, igualmente. En semejante cuadro, congregaron a todos los integrantes de la plantilla y trabajadores que se encontraban en esos momentos en Asturias para realizarles un test de antígenos. Un total de 27 personas, de las que se resultaron otros dos contagios.

Ese día el Sporting, defiende, contactó con el Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Principado para comunicar los casos y dar cuenta del aislamiento ordenado. Y explica que siguieron el protocolo marcado por LaLiga "sin que se detectara ni un solo contagio más entre el resto de la plantilla" después de la realización entre el 28 de diciembre. Aclarando que se descarta que los afectados sufran la cepa británica. Y en el texto se hizo hincapié en que se colaboró "en todo momento y sin cortapisas con las autoridades sanitarias" con las que se reunió el 31 de diciembre para ofrecer "todas las explicaciones requeridas". Desligando Mareo del foco de los contagios y trasladándolo al "ámbito privado y familiar" de cada cual.

El caso es que, en paralelo a esta actividad oficial e institucional, los medios de comunicación que siguen al Sporting han apuntado a dos motivos que podrían relacionar los contagios sufridos por los jugadores con una cepa que pasa ya de los 150 positivos en Asturias. La primera de ellas apunta a una fiesta celebrada en una vivienda antes de Nochebuena, mientras que la otra denuncia que el local Bellavista, propiedad del vicepresidente del club de fútbol gijonés, acogió un evento en ese día. En el que comparecieron futbolistas y se saltaron las medidas sanitarias. De esta última hipótesis se han difundido vídeos publicados. Que acusan a dos nombres de la primera plantilla en particular.

Ante esta segunda vertiente de las informaciones ha respondido el Grupo Gavia, del que es socio el propietario del Bellavista y vicepresidente del Sporting. La prensa asturiana ha recogido en estos días un comunicado del ente empresarial en el que se deja claro que no hubo fiesta, que en el encuentro se respetaron las medidas contra la pandemia en lugares de ocio y se expuso que en nada tiene que ver el local con el brote que aqueja aparte de la población asturiana.

Pues bien, lejos de dimes y diretes, este lunes ha entrado de lleno en el asunto la Delegación del Gobierno en Asturias. Ha pedido a la Policía Nacional que abra una investigación para aclarar si el brote de la Covid-19 vinculado al Real Sporting de Gijón está relacionado con la celebración de eventos que incumplen las normas sanitarias aprobadas por el Ejecutivo regional. Así de claro. Se ha recopilado información y hay sospechas suficientes para empezar una pesquisa.

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha enviado un correo oficial a la jefa de la Policía en el Principado, Luisa María Benvenuty, en el que le solicita que abra una investigación para aclarar el origen de los positivos en la plantilla sportinguista. Con los vídeos de los jugadores festejando sin amarres sanitarios en el Bellavista como pruebas. En un giro de tuerca que enfanga la defensa de Javier Martínez, vicepresidente del club y uno de los dueños del establecimiento señalado como lugar del evento. Este dirigente ha negado haber organizado una fiesta de futbolistas en uno de sus locales, en línea con lo declarado por el Grupo Gavia. Y también con la nota de la institución rojiblanca, que dirige el tiro hacia una irresponsabilidad de los jugadores que se dio, según su hipótesis, durante el periodo vacacional "en el ámbito social o familiar".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios