www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PSOE

Sánchez ya no puede aplazar más su encuentro con los barones socialistas

Sánchez ya no puede aplazar más su encuentro con los barones socialistas
Ampliar
lunes 04 de enero de 2021, 22:37h
Ha fijado la primera reunión en un año para el 16 de enero.

Desde el 15 de febrero de 2020 no había convocado Pedro Sánchez una reunión del Comité Federal del PSOE. Esa fue la primera y única vez en la que se reunión con el máximo órgano de gobierno del Partido Socialista Obrero Español entre congresos desde que fue investido como presidente del Gobierno. De un equipo gubernamental de coalición con Unidas Podemos.

Desde que tomó el mando de la Moncloa, el dirigente ha tratado de eludir compartir mesa y foro con algunos de los barones socialistas, que se han mostrado contrarios a la política territorial, a la gestión de la pandemia y al pelaje de los socios con los que ha negociado para aprobar los Presupuestos Generales del Estado. Las fricciones se han multiplicado y tornado públicas a los largo de estos meses.

Por ello Sánchez ha esquivado cumplir con la asiduidad habitual de convocatoria de reuniones del Comité Federal del PSOE y ha tardado casi un año en organizar la segunda. Según fuentes del partido, la convocatoria de esta nueva reunión será tramitada de forma oficial en el encuentro que el Ejecutivo socialista ha programado para el lunes 11 de enero.

La idea es que el próximo 16 de enero se sienten a la mesa los miembros del Comité Federal, en una fecha que coincide con la previa del inicio de la campaña electoral a la presidencia de Cataluña. Unos comicios en los que ha apartado a Miquel Iceta para colocar a Salvador Illa. Y otrora ministro de anidad, que ha gestionado el impacto del coronavirus apoyado en el discutido epidemiólogo Fernando Simón, es su pieza para tratar de rebajar la temperatura y la crispación con la que convive el bloque secesionista catalán en relación con Madrid.

Ese movimiento estratégico, la forma en la que se ha tratado la irrupción del Covid y cómo se han derivado competencias a las autonomías -hecho que ha provocado desaires explícitos y conatos de incendio, amén de reducir al mínimo las reuniones de las direcciones del partido-, la aprobación de los presupuestos gracias a ERC o Bildu y el enfoque de las elecciones catalanas estarán sobre una mesa que se anuncia caliente.

En el anterior Comité Federal socialista, un mes después de ser investido presidente, Sánchez se encargó de defender la búsqueda de soluciones "compartidas y viables" para solucionar el desafío independentista catalán y prometió ante la gran mayoría de los barones territoriales que la resolución de la crisis catalana no desembocaría en un perjuicio para otras regiones. Una intención que, desde luego, se han encargado de recordarle su incumplimiento varios de los nombres gruesos del actual PSOE. Y también del pasado, como Felipe González. Llegó la hora pues, de rendir cuentas ante los propios para el dirigente que entregó a la extrema izquierda la estabilidad de su legislatura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios