www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 11

Rally Dakar. Barreda luce garra: es hospitalizado por seguir batallando por el podio

Rally Dakar. Barreda luce garra: es hospitalizado por seguir batallando por el podio
Ampliar
jueves 14 de enero de 2021, 23:32h
En coches, Peterhansel salvó otra jornada en el liderato y afronta una última fecha para coronarse de nuevo.

El deporte español perdió este jueves las opciones que le quedaban de triunfar en la edición 2021 del Rally Dakar. Pero lo hizo exhibiendo la gallardía y el coraje de los mejores, de aquellos que están dispuestos a darlo todo, verdaderamente, por cumplir su objetivo. Este fue el caso de Joan Barreda, quien acusó las consecuencias de una caída previa cuando se aferraba a la batalla por el podio. Forzó su cuerpo hasta hubo de ser evacuado en helicóptero al vivac.

El castellonense afrontaba la undécima jornada, que discurrió entre Al-Ula y Yanbu -con 557 kilómetros de enlace y 511 de especial-, con la cima de la clasificación de motos entre ceja y ceja. Su desventaja era de más de 10 minutos, pero se veía con posibilidades y no iba a tirar la toalla en ningún caso. El problema es que se detectó que su Honda se saltó el punto de repostaje cuando rodaba en cabeza. Una acción impropia que le podía conllevar sanción. Pero, sobre todo, una maniobra que hizo saltar las alarmas.

Era quinto en la general cuando rodó y empujó hasta que se quedó sin gasolina. Sólo entonces, en el límite de su anatomía, reclamó la asistencia médica. Así lo explicó en un mensaje emitido en las redes sociales: "Me encuentro en el hospital realizando un escáner en la cabeza. La caída de hace dos días, en la que perdí la conciencia durante unos minutos, me ha pasado factura hoy".

"Tenía muchas ganas de continuar en carrera y acabar lo mejor posible, pero no ha podido ser. Quiero dar las gracias al equipo HRC y a todos vosotros por estar siempre ahí", zanjó el piloto español, que hubo de abandonar en el día en el que Kevin Benavides reforzó su liderato. El argentino partía con una renta de sólo 51 segundos sobre Ricky Brabec, mas el estadounidense se despeñaría y concluyó quedando a 7:13 de la cima clasificatoria. Ahora el máximo perseguidor del latinoamericano es el británico Sam Sunderland (KTM), que ganó la etapa y habrá de remontar 4:12.

Benavides afirmó en meta que "tendré que pelear hasta el final", en la última etapa, que se desarrollará este viernes con llegada a Yeda (y recorrido de 227 kilómetros de enlace y 225 de especial). El argentino, que rozó el oro en la edición de 2018, se ha granjeado el rol de favorito por su consistencia en el tramo final. Y el Top-5 es completado por el australiano Daniel Sanders (+33:05) y el también estadounidense Skyler Howes (+49:07), si bien el español Lorenzo Santolino (Sherco) viaja a 19 segundos de este último, en su debut en esta mítica prueba.

En la categoría de coches apretó Nasser Al-Attiyah (Toyota Gazoo Racing). El catarí se proclamó vencedor parcial. En cambio, todavía ha de recuperar 15 minutos con respecto al patrón Stéphane Peterhansel (X-Raid Mini JCW), que es el puntero y conquistará su decimocuarto entorchado en el Dakar si no hay sorpresa. Mucho le han pesado al emiratí los dieciséis pinchazos que ha sufrido en estas semanas. "Eso es mucho tiempo perdido", ha lamentado. 'Monsieur Dakar' saldrá con todo a favor y la prudencia bien puede regalarle un plácido desenlace.

Carlos Sainz (X-Raid Mini JCW), en su caso, acabará tercero si no media catástrofe. Cuenta con una hora de ventaja sobre el cuarto de la general, el polaco Jakub Przygonski. Y está a 1 hora, 4 minutos y 14 segundos de su compañero de equipo, Peterhansel, al que ha ofrecido su ayuda si fuera necesaria. El madrileño, como Nani Roma (Toyota Hilux), que es quinto, siguieron rindiendo con problemas y alejados de sus propósitos. Con ganas de finalizar sin mayores imprevistos esta edición adversa.

"Empezamos bien, pero sufrimos dos pinchazos seguidos. Y luego, hacia el final de la etapa, había un filo de alambre que no vi y arrancó todo. Por suerte ya estamos más cerca del final", resumió Sainz, campeón del Dakar en 2010, 2018 y 2020. Y Roma aseguró que "ha sido un día muy complicado en el que no nos ha salido nada bien. Hemos cometido muchos errores de navegación y durante todo el día nos ha costado mucho encontrar la pista". No les queda ya más que una fecha para dar carpetazo a este indigesto rally.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios