www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Zidane se revuelve: "Lo fácil es decir que la culpa la tengo yo, pero el jugador tiene que demostrar"

Zidane se revuelve: 'Lo fácil es decir que la culpa la tengo yo, pero el jugador tiene que demostrar'
Ampliar
martes 19 de enero de 2021, 23:29h
El entrenador del Real Madrid ha abordado las críticas a su gestión de los jóvenes valores.

Cuando Zinedine Zidane aterrizó en el banquillo del Real Madrid, para ganar la Liga de Campeones de 2016 (ante el Atlético, en San Siro), esbozó un modus operandi que profundizaría en el curso siguiente. En el ejercicio 2016-17, el técnico francés puso en práctica su máxima de contar con el máximo número de jugadores posible. Sus rotaciones y la implicación de todos los peones -que consiguió sostener a lo largo de los meses- devino en la consecución del título de Liga y en la defensa del cetro continental.

Pero en aquel lapso contaba con un fondo de armario ilustre, implicado, y con un once prototípico que gozaba de su pico de forma física y biológica. Parecería, en este sentido, que han pasado décadas. Porque el presente de su mandato en el Real Madrid contempla un uso repetitivo de doce o trece futbolistas, con la vieja guardia como único recurso consistente en el paso de las jornadas. Con elementos veteranos como Luka Modric sufriendo una exigencia anatómica sobresaliente.

La realidad estadística muestra una pérdida de confianza abrupta en la segunda unidad, en los jóvenes valores y en la remesa de fichajes que el club abordó en el mercado de 2019 y 2018. En aquellas ventanas se hizo acopio de talento con la contratación de Eden Hazard, Luka Jovic, Éder Militao, Rodrygo, Reinier, Vinicius, Odriozola, Mariano, Brahim, Thibaut Courtois y Ferland Mendy. De todos ellos, por motivaciones diversas, sólo estos dos últimos se han confirmado como fundamentales. El resto han atravesado por fases de mayor participación y, sobre todo, de irregularidad.

Este martes se ha filtrado que Martin Odegaard quiere salir del equipo. Alega que en verano le prometieron más minutos que los que ha disputado. Mismo caso que lo que le ha ocurrido a Takefusa Kubo en su cesión a Villarreal. Ambos, junto a Borja Mayoral, Dani Ceballos, Reguilón, Achraf Hakimi, Theo Hernández o Marcos Llorente han sido infravalorados por el preparador y han terminado por buscar acomodo fuera de Chamartín. Con más o menos éxito. El caso es que ese capital es el que ha desechado Zidane, quedándose con una plantilla corta y más veterana de lo que cabía esperar si se atiende a la inercia pautada por las oficinas del Bernabéu.

Y las críticas ya acosan al técnico. En sala de prensa, este martes, se le ha puesto el tema sobre la mesa. Así ha respondido: "Que me canse o no da igual, va a ser lo mismo y va a seguir. Esto es el Real Madrid. En el fútbol hay uno que gana y es bueno, los demás son malos. No es así porque al final hay mucha gente que trabaja detrás del equipo, no solo el entrenador, y no es solo ganar. Claro que queremos ganar, nos preparamos y lo intentamos, pero cuando perdemos hay críticas. Es el juego pero no me va a impedir seguir porque siempre han pasado momentos complicados y el Real Madrid reacciona".

"Me gusta lo que ha hecho (Luka Jovic), marcar dos goles es lo que él sabe hacer, me alegro. Le deseo lo mejor. Pero lo fácil es decir que la culpa la tengo yo. Los jugadores cuando se quedan saben lo que es el Real Madrid, es complicado y hay momentos en los que el jugador quiere jugar y se tiene que ir como Luka", argumentó. Antes de señalar que "tiene 21 años, fue buena opción comprarlo y me alegro por él, que disfrute y que un día lo haga aquí, pero es diferente jugar fuera que dentro del Real Madrid". "Tiene el futuro para demostrar lo que es como jugador. Lo que tiene que hacer es mostrarlo dentro con la competencia fuerte que hay pero la culpa no la tiene el entrenador, el jugador tiene que demostrar", sentenció.

En la previa del envite copero ante el Alcoyano, Zidane susurró que iba a rotar y reforzó la idea asegurando que "hay jugadores que jugaron menos, pero es una oportunidad de hacer un gran partido y volver a ganar. Elegiré a once y los jugadores están todos preparados para cuando les toque jugar. Eso es bueno". Volviendo a mostrar una paciencia con Hazard que no ha distribuido de igual modo entre los jóvenes fichajes que les han ido proporcionando los dirigentes del coloso merengue.

"Siempre está motivado. No vamos a volver a hablar de lo que le ha pasado con sus lesiones, ha sido un proceso largo y complicado, un jugador que no sabía lo que era lesionarse y ahora se le complica volver a su nivel, pero esto es largo. No dudo de que va a volver a su nivel. Hay que aceptarlo, tiene las espaldas anchas y tiene que aguantar la situación para salir engrandecido. Es lo que va a hacer, no va a cambiar el jugador que ha sido y lo que va a ser en un futuro próximo. No dudo ni un momento", defendió.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios