www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El diálogo social, un ejemplo de consenso frente al partidismo

miércoles 20 de enero de 2021, 10:32h
Gobierno, patronal y sindicatos han llegado a un acuerdo para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo hasta el 31 de mayo. Los ERTE se han convertido en una herramienta fundamental para amortiguar el impacto económico de la pandemia de Covid-19 en España y hay que celebrar que los agentes sociales hayan logrado un entendimiento para hacer frente a una situación tan complicada en el terreno laboral.

El diálogo social ha mostrado una voluntad encomiable de llegar a acuerdos necesarios para continuar con la actividad económica y la paz social, mientras España atraviesa una de las situaciones económicas más duras de su historia reciente.

Deberían tomar nota los políticos empeñados en embarrar el camino del acuerdo y el consenso. La gestión de la pandemia exige voluntad negociadora para dar respuesta a los problemas de la ciudadanía, que ve cómo desde el poder hay mayor énfasis en la polarización y el interés partidista. La coordinación entre el Gobierno central y las comunidades autónomas o la renovación del Consejo General del Poder Judicial exigen una altura de miras que por desgracia han desaparecido del horizonte político de Moncloa. El presidente Sánchez parece más interesado en satisfacer las demandas de sus socios separatistas que en arremangarse para dar respuesta a las demandas de la sociedad.

En este sentido, es de destacar la labor de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, capaz de suscitar consensos y cuya capacidad negociadora ha sido elogiada por todos los agentes sociales.

Es cierto que los ERTE tienen un impacto sobre las cuentas de un país que llegó a la crisis derivada del Covid con los deberes sin hacer en cuanto a la corrección del déficit y la deuda. El coste de la prórroga de los ERTE será de unos 5.500 millones de euros sobre el presupuesto para 2021, según estima el propio Gobierno.

Sin embargo, esta medida de flexibilidad laboral es necesaria para evitar la destrucción del tejido empresarial español y asegurar los ingresos a cientos de miles de trabajadores afectados por la crisis sanitaria.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios