www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ahora, a Pedro Sánchez solo le importa ganar las elecciones catalanas

sábado 23 de enero de 2021, 09:56h

A Pedro Sánchez no parece preocuparle el tsunami de la tercera ola, que ya es el más virulento de toda la pandemia. Cada día se baten récords de contagiados, de muertos, de hospitalizados y se desbocan los datos de la incidencia. El motivo de su inacción no es otro que el interés en aprovechar la inexplicable popularidad del ministro de Sanidad, del denominado “efecto Illa”. El presidente del Gobierno está centrado en ganar las elecciones catalanas. Y, ha lanzado su artillería mediática e institucional en mantener la fecha del 14-F. La Fiscalía ha apoyado inmediatamente la resolución del Tribunal Superior de Justicia Catalán en mantener la fecha.

Sin duda, la añagaza de los secesionistas al decretar el aplazamiento sine die de las elecciones era turbio e ilegal. Si los catalanes pueden salir a trabajar y al mercado también pueden acudir a votar. Pero el motivo no era evitar la expansión del coronavirus. Solo obedecía al miedo al “efecto Illa”. Querían difuminarlo para evitar que el PSC les echara de la Generalidad y arruinara su matraca soberanista.

Los intereses partidistas, tanto del Gobierno como de los partidos separatistas, resultan un escándalo. Pedro Sánchez no se atreve a tomar las riendas de la gestión del coronavirus por el riesgo de verse obligado a volver a decretar un confinamiento domiciliario. Pues, entonces sí, no podrían celebrarse las elecciones. Es verdad, que en su momento aprovechó el del todopoderoso estado de alarma para gobernar como un dictadorzuelo. Pero fue un fracaso al devastar la economía.

Es inevitable comparar el 14-F con el 8-M. El presidente del Gobierno y el ministro de Sanidad, candidato ahora, despreciaron el riesgo de la pandemia que ya había entrado en tromba en España para poder celebrar por todo lo alto la manifestación feminista en la que se contagió medio Gobierno y que aceleró la expansión del virus. Ahora, no quiere endurecer las medidas anti covid para evitar que el TSJC admita aplazar las elecciones autonómicas.

Es indignante que todavía Pedro Sánchez diga que lo primero es la salud. Porque, para él, lo primero, su único interés, es el poder, su poder. El 8-M era una buena oportunidad para protagonizar la manifestación feminista. Ahora, tiene la ocasión de ganar las elecciones catalanas el 14-F. La salud y la economía de los españoles no importan.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

+

0 comentarios