www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Margalit Fox: Arthur Conan Doyle

domingo 24 de enero de 2021, 20:21h
Margalit Fox: Arthur Conan Doyle

Traducción de Francisco García Lorenzana. Tusquets. Barcelona, 2020. 302 páginas. 21 €.

Por Jorge Pato García

Es magnífica la historia que nos encontramos en Arthur Conan Doyle, investigador privado que nos sirve la norteamericana Margalit Fox, colaboradora de The New York Times. Siempre que nos referimos a Arthur Conan Doyle irremediablemente pensamos en Sherlock Holmes, el famoso detective que acompañado del Dr. Watson resuelve crímenes y que incluso llegó a tener una serie de dibujos animados.

Pero en esta ocasión el creador de este personaje de fama mundial es el verdadero protagonista de una historia acontecida en los primeros años del siglo XX, el propio Conan Doyle pondrá en marcha para este caso los mismos métodos deductivos que le acopló al personaje que le hizo pasar a la historia de la literatura.

En el año 1908, en la segunda ciudad por población del Reino Unido, Glasgow, aparece brutalmente asesinada una mujer de avanzada edad perteneciente a la élite social y bien acaudalada. Un crimen así no podía estar mucho tiempo sin resolver o al menos sin tener una cabeza de turco a la que poder echar la culpa. Para ello había que buscar a alguien que reuniera en su persona las principales características que le podían hacer destinatario del odio de la opinión pública.

Así, que mejor que un inmigrante, recién llegado hace poco tiempo a la ciudad, de origen judío y que añadía a su dudosa reputación rayando el proxenetismo, la afición por el juego y las apuestas. En resumen, Oscar Slater era como un regalo envuelto con el mejor lazo del mundo para ser entregado la opinión pública y cargar con el asesinato.

Tras un juicio lleno de irregularidades y pasando de puntillas por el cadalso de la horca, Oscar Slater es finalmente recluido en uno de los establecimientos penitenciarios más tristes y deprimentes de Escocia para que pasase allí toda su vida. Pero a pesar de todas esas circunstancias Slater se las ingenia para hacer llegar el mensaje de que trate de revisar su caso y demostrar su inocencia al gran investigador Arthur Conan Doyle.

Historia apasionante que se lee como una novela de Sherlock Holmes, con un protagonista más que célebre y un caso que hizo tambalear los pilares de la justicia y la medicina forense de aquella época y una forma de contar que nos abrirá la mente para el conocimiento de la gran figura que Doyle fue en su época y que por suerte ha llegado hasta nuestro tiempo en su legado literario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios