www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PANDEMIA

El Gobierno busca imponer el cierre de todas las comunidades en Semana Santa y el puente de San José

La ministra de Sanidad Carolina Darias, en una reunión del Consejo Interterritorial.
Ampliar
La ministra de Sanidad Carolina Darias, en una reunión del Consejo Interterritorial.
martes 09 de marzo de 2021, 17:40h
El Ministerio de Sanidad ha hecho llegar a los distintos gobiernos regionales para su debate y aprobación este miércoles en el Consejo Interterritorial.

De poco está sirviendo que desde la Comunidad de Madrid, su vicepresidente Ignacio Aguado haya abogado por la libre movilidad entre comunidades autónomas con una PCR negativa porque el Ministerio de Sanidad tiene el firme propósito de cerrar perimetralmente todas las autonomías en Semana Santa y el puente de San José.

Este es el plan que el Gobierno ha hecho llegar a los distintos gobiernos regionales para su debate este miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) y para corroborarla, ya que cuenta previsiblemente con el visto bueno de la mayoría de las comunidades.

También está previsto aprobar el establecimiento del toque de queda entre las 22:00 y las 6:00 horas, reuniones de entre cuatro y seis personas y sin encuentros sociales en domicilios, entre otras medidas, entre el 26 de marzo y el 9 de abril. Del mismo modo, el periodo para las medidas de restricción de la movilidad en aquellos territorios en los que sea festivo el día 19 de marzo abarcará el periodo comprendido entre el 17 y el 21 de marzo. En todo caso, quizá se apruebe retrasar el toque de queda a las 23:00 horas.

Aunque la ministra portavoz, María Jesús Montero, apuntaba que "el Gobierno no va a imponer ninguna cuestión, sino que va a discutir, dialogar y razonar con las comunidades", Sanidad, lo que busca, es que todas estas medidas sean declaradas como actuaciones coordinadas en salud pública y, por tanto, de obligado cumplimiento para todas las autonomías.

Persecución política

La presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso ha insistido al respecto en que "el cierre de regiones enteras ha de ser siempre la última opción a tomar después de haberlo intentado todo". Del mismo modo, ha denunciado la "terrible persecución política" que, a su juicio, ha sufrido esta región por su gestión de la pandemia.

Hay que recordar que Madrid es, junto con Extremadura, Baleares y Canarias, las únicas que no están cerradas; de hecho, son cientos los madrileños que ya han reservado alojamientos rurales que forman parte de la asociación Turismo Norte Extremadura (Aturnex) para el Puente de San José.

El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado que “una movilidad segura nos ayudará a acelerar la recuperación económica y turística de la Comunidad de Madrid”. Con ese objetivo, “tiene que ser una prioridad de cualquier administración garantizar la mayor movilidad posible de los ciudadanos siendo valientes, innovando y sin afectar a la salud”.

En su opinión, “se abre una oportunidad clave para recuperar parte del turismo perdido” en los últimos meses. Dicha recuperación pasa por “permitir que las personas que hayan completado pauta de vacunación puedan moverse de
forma segura por estados miembros de la UE” a través de “un pasaporte COVID”.

Baleares, por su parte, sí apoya la limitación de los desplazamientos entre comunidades en Semana Santa, pero, fuentes de la Conselleria de Sanidad han señalado que considera que en el archipiélago no es preciso decretar el cierre perimetral porque el acceso por aeropuertos y puertos permite un control sanitario eficiente de los visitantes. Además, entienden que si otras comunidades impiden la salida de sus ciudadanos sin causa justificada no sería necesario prohibir la entrada en las islas.

Desde el 4 de marzo, los pasajeros que quieran entrar en el archipiélago procedentes de comunidades con una incidencia acumulada a catorce días de 100 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes tienen que presentar una PCR negativa realizada en las 72 horas previas, además, esta comunidad se plantea aumentar la exigencia a partir de los 50 casos por 100.000.

Canarias la pasada semana tampoco pretendía cerrar en Semana Santa con sus actuales datos epidemiológicos y esperaba que, de producirse el cierre perimetral, se mantuvieran excepciones en algunas islas como permitir el acceso a turistas a hoteles y alojamientos. Este martes, la consejera de Turismo del Gobierno canario, Yaiza Castilla, ha afirmado que tanto a ella como al presidente, Ángel Víctor Torres, les gustaría que las islas recibieran turismo peninsular en Semana Santa, si bien ha admitido que la prioridad es la salud y controlar la pandemia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios