www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Carlos Eymar: Inteligencia y religión en España (1990-2020)

lunes 22 de marzo de 2021, 20:44h

Roger Garaudy, Pedro Laín, José Luis Abellán, José-María Díez-Alegría, José Gomez-Caffarena, Ana María Schlütter, Rafael Díaz-Salazar, Miret Magdalena, Rosario Bofill, Olegario González de Cardedal, Eugenio Trías, José Jiménez Villarejo, Carlos Díaz, Reyes Mate, Javier Gomá, Miguel García-Baró y Adela Cortina son por este orden los “17 Diálogos cérvidos” de su autor, Carlos Eymar, con las personas entrevistadas.

Quiero comenzar presentando al autor, que bien se merecería una entrevista junto a las que él mismo ha llevado a cabo en este hermoso libro. Es él un hombre que ya ha entrado en la septuagintana edad y del cual solamente puedo decir que merecería ser muchísimo más conocido de lo que es. Hay personas siempre en el palmarés con pocos méritos, y otras nunca en el palmarés con muchos méritos, como es el caso de nuestro autor. En realidad es un creyente y teólogo católico al que esas cosas de la fama no le preocupan nada, a pesar de que pertenece al selectísimo cuerpo de generales jurídicos del ejército español, con profusión de doctorados (que yo sepa en filosofía y en derecho, junto a otros estudios), y -lo que es aún más raro actualmente- una persona estudiosa, reflexiva, rigurosa, con voluntad de objetividad, integradora, y exigente espiritualmente, hombre de oración y de fe, información esta última que quizá desagrade a los más prejuiciosos, pero ojalá que no a los juiciosos. Ha sido también profesor en la UNED, etc. Desde luego, ha llegado a convertirse en un hombre fuerte de la excelente Revista catalana El Ciervo, en la que comenzó a colaborar desde muy joven, y hoy tal vez su referente, algo extrañísimo también en un panorama cultural donde lo catalán y lo mesetario ya no conviven como lo hacían antes. No tengo tiempo para reseñar sus libros, sus poemas, ni su profundísimo conocimiento de la mística, en fin. El lector más envidioso estará pensando probablemente que no será para tanto. Pues no será para tanto. Todos empoderados, no vaya a ser que haya alguien endebilitado.

De cualquier modo, la presentación que acabamos de hacer ha sido inevitable para mí, porque en cada uno de los diecisiete personajes biografiados se encuentra él mismo, el propio Carlos Eymar. Si tuviesen, queridos lectores, la fortuna de hacerse con el libro comprenderían la apabullante sabiduría del autor, que sondea a cada entrevistado en su propio terreno, conocedor profundo como lo es de cada uno de los registros de los biografiados y de todos los libros por ellos mismos escritos, también de alguna manera por él mismo hermenéuticamente deconstruidos.

Para mí estas lecturas resultan realmente fascinantes, pero mucho me temo que el universitario medio de nuestros días sepa siquiera de la existencia de la mayoría de los personajes aquí biografiados y de sus aportaciones a la historia de España; lisa y llanamente, me temo mucho que para la mayoría de la población ni siquiera hayan tenido algún relieve, o si han existido o existen en galaxias intersiderales, pues el pescado está servido con Lola Flores, Marujita Díaz, Julio Iglesias, Rocío Jurado, Norma Duval, y otros próceres.

Pero lo interesante de los personajes referidos en el libro de Carlos Eymar es que pensaron a España en el horizonte del mundo cultural, contribuyeron a su crecimiento y además aportaron convivencia, apertura, y no poco seny. Las gentes aquí biografiadas constituyen un variado mosaico en el cual cabe toda España y caben todas las Españas cultas. Es un libro importante y novedoso escrito primorosamente y fácil de leer, conjugando lo profundo con lo hermoso. Yo creo, dicho escandálicamente, que todos deberíamos de mayores escribir algún libro como éste, y que si aún no sabemos hacerlo deberíamos continuar ensayándolo.

Si el lector de esta modesta reseña hace la prueba, comprobará que Eymar, general místico, es un alma comprensiva, porosa, exquisita en el respeto y en la delicadeza, que pregunta como quien quiere entender lo que pregunta y a la persona a la que pregunta. Viendo en el doctor/doctor Carlos Eymar lo que él es, pienso en cómo el ser humano puede llegar a ser. Yo no sé qué pensará Eymar de esta puñalada trapera con la que esta recensión hiere su modestia, pero sólo su modestia le prestará la benevolencia que necesito para expresar mi admiración y mi afecto. Y que conste que la primera vez que supe de él, de Carlos Eymar, fue cuando vino a entrevistarme.

Apenas concluidas las páginas de este cuidado volumen, y por esas asociaciones de ideas que me superan, vino a mí la pregunta clásica “¿por qué el ser y no más bien la nada?”, y la respuesta me parce en este momento muy sencilla: porque hay gente que empujó hacia el ser, frente a los consumidores procrastinadores respecto de los cuales cabría preguntar: si no hay ni ser ni nada. Trasladado a la realidad, ¿por qué ya no hay España? Porque nadie la construye y todos la consumen. ¿Por qué, sin embargo, toda esta pléyade de autores que han construido entre muchos el pensamiento español ya son apenas un recuerdo? Porque su lugar lo ocupan los raperos, que han sustituido a los rapsodas. Así que ya sabe el lector cuál es la relación entre el ser y la nada, entre el to be or not to be: hace falta que alguien empuje.

Si leer este libro es descubrir la razón de ser del principio de ser, es también y al mismo tiempo por contraposición llorar por la ruina del presente no ser. Y, si eso es así, lo verdaderamente imposible de resolver es para qué el ser y no más bien la nada cuando ya no hay lectores. Así que, para que sea como deba ser, este libro me devuelve donativamente al ser. Esto es un libro, es decir, un hombre. Ay, dolor, que su tirada sea reducida en una editorial sin demasiado público. Tomen nota, pues, y con Dios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

+

1 comentarios