www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA TORRE DE BABEL

lunes 29 de marzo de 2021, 00:18h
Históricamente se ha considerado un castigo divino la dispersión de idiomas. La Torre...

Históricamente se ha considerado un castigo divino la dispersión de idiomas. La Torre de Babel es el símbolo del daño que causa a los humanos no entenderse en el mismo idioma. Tras el diluvio universal, los supervivientes se trasladaron a Babilonia y, aprovechando el Etemenanki, templo dedicado a Marduk, pretendieron elevar una construcción que alcanzara el cielo. El Enuma Elish, poema escrito en tiempos de Hammurabi, en cuyo código célebre se hace referencia al hijo de Ea, Marduk, el dios soberano de los hombres y los países, alude indirectamente a la Torre de Babel. Yahveh, el dios de Noé, reaccionó airado y desbarató la construcción de la Torre de Babel, multiplicando los idiomas de los constructores que no se entendían entre ellos.

Hay lenguas, como el catalán, robustecidas por una admirable creación literaria, que enriquecen la cultura española. Pero los aprovechados de turno están inventando los más pintorescos idiomas y ya nos encontramos con Huesca, escrito a la entrada de la histórica ciudad aragonesa, como “Uesca, ciudad bilingüe”. En poco tiempo dispondremos en España de diez o doce idiomas que no serán otra cosa que el invento de unos listillos para recibir suculentas subvenciones de la Comunidad Autónoma correspondiente y forrarse el bolsillo con los patrocinios.

Semejante disparate coincide para colmo con un avance digital que liquidará la Torre de Babel. En cuestión de pocos años, cualquier ciudadana, cualquier ciudadano, pondrá su teléfono sobre la mesa, hablará en español y el interlocutor escuchará lo hablado en el idioma elegido, sea el japonés, el chino cantonés, el ruso o el suajili.

Entristece la situación a la que está llegando España, que mientras el castellano se consolida como el segundo idioma del mundo aquí se pretende diluirlo, incluso extirparlo, de algunas regiones españolas.