www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE EQUIVOCA AGUIRRE, ACIERTA CASADO

lunes 19 de abril de 2021, 01:37h
Esperanza Aguirre ha declarado en el diario El Mundo: “Que Casado rompiera con...

Esperanza Aguirre ha declarado en el diario El Mundo: “Que Casado rompiera con Vox para hacerse centrista, es un error que aplaude la izquierda”.

Pues no. El gran acierto de Adolfo Suárez y Fernando Abril en 1978 fue darse cuenta de que el grueso del voto ciudadano estaba en el centro. Suárez supo mover sus peones hacia el centro y rozó la mayoría absoluta. La Unión de Centro Democrático no fue un partido de derechas sino de centro derecha. Felipe González no encabezó un PSOE de izquierdas sino de centro izquierda, tras expeler al marxismo. La campana política, salvo circunstancias excepcionales, acumula los votos en el centro y en la moderación. Otra cosa es mantener buenas relaciones, bien con el partido de centro-centro como Ciudadanos o de derecha-derecha como Vox, cuya ideología, por cierto, está muy cercana a Ramiro de Maeztu.

Pablo Casado heredó un partido descuartizado por las torpezas y la lenidad del pobre Mariano Rajoy, que hizo una excelente gestión económica pero cuya gestión política rayó en la catástrofe. El Partido Popular pasó desde 186 escaños en el año 2011 a los 80 raspados que heredó Pablo Casado. El joven político, en lugar de instalarse en las simplezas de Esperanza Aguirre, supo devolver al PP a sus cauces de centro derecha y, conforme a las actuales encuestas más serias, se encuentra ya a dos puntos del PSOE sanchista. No solo no ha cometido Pablo Casado un error al recuperar una parte del centro sino que, de haber hecho lo que propone Aguirre, el PP bordearía hoy la marginalidad.

Bien, pues, por Pablo Casado. Si mantiene el timón de la nave popular en su rumbo histórico de centro derecha, terminará por recoger los frutos. La política es una larga paciencia, un largo, largo saber esperar.