www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Díaz Ayuso capea el temporal de una izquierda desquiciada

jueves 22 de abril de 2021, 10:00h

Isabel Díaz Ayuso salió al ruedo de Telemadrid a dar capotazos a las desesperadas embestidas de la izquierda en bloque. La presidenta de la Comunidad de Madrid sabía, como todo el mundo, que ésa era la única estrategia del PSOE, Podemos y Más Madrid para captar los votos “progresistas”. Porque, en realidad, la candidata del PP era solo la excusa para que se desatara el combate entre los tres partidos.

Y, en efecto, Díaz Ayuso mantuvo el temple para capear el temporal. Se sentó en la barrera para ver a los toros de la izquierda luchando entre sí en su intento de demostrar quién era el más feroz en sus críticas al PP. Y sin despeinarse, la presidenta de la Comunidad logró su objetivo: mantener intacto su botín y, de paso, que quedara patente que Gabilondo, como en su día Sánchez, necesita a Iglesias por mucho insomnio que le produzca. Porque en el más que hipotético caso de que “los progresistas” sumen para gobernar, después de ayer nadie duda que el exvicepresidente del Gobierno mantendrá ese mismo cargo en la Comunidad de Madrid: “Pablo, tenemos doce días para ganar”, le dijo rendido el candidato socialista.

Díaz Ayuso, sin embargo, se mantuvo al margen de los posibles pactos poselectorales. No permitió ni la más mínima insinuación sobre su posible cercanía a Vox. Y a Edmundo Bal ni le miró. También ahí, la izquierda pinchó en hueso.

En efecto, en el debate de Telemadrid, los contendientes eran Ángel Gabilondo, Pablo Iglesias y Mónica García, que se mostraron desquiciados en busca del voto perdido. En busca de un milagro que ayer no se produjo: derrotar a Díaz Ayuso. Rocío Monasterio mantuvo el tipo y Edmundo Bal se desparramó en tierra de nadie.

Puede que el debate produzca un intercambio de votos entre los partidos de la izquierda. Pero el PP no perdió ni uno. Porque Isabel Díaz Ayuso escenificó a la perfección lo que buscaba: ser el centro de los ataques de la izquierda, ser el muro de contención a un hipotético Gobierno Frankenstein en la Comunidad de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(1)

+

1 comentarios