www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ATLETISMO

Tokio 2020. María Vicente, plusmarquista española con 20 años, despega

Tokio 2020. María Vicente, plusmarquista española con 20 años, despega
Ampliar
sábado 01 de mayo de 2021, 16:35h
La atleta nacional sigue cumpliendo con las expectativas generadas.

María Vicente nació en Hospitalet del Llobregat hace 20 años. Desde 2001 hasta el presente le ha dado tiempo para irrumpir en la escena del atletismo internacional con una potencia espectacular. La deportista española ha dibujado un currículum tan exitoso como precoz, amontonando una cosecha de logros que han elevado las expectativas en torno a su figura. Hasta el punto de haberse convertido en una de las atletas nacionales a seguir en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio. Si bien todavía no ha facturado el billete.

Los focos se dirigirán hacia ella por varios motivos. El primer de ellos se encuentra en la temporada 2017, curso en el que se presentó en sociedad. Lo hizo estrenándose en un evento planetario de relumbrón, defendiendo la elástica española. Vicente compareció en el Campeonato Mundial de Atletismo Sub-18, celebrado en Nairobi, Kenia. Y salió de ese certamen con la medalla de oro en heptatlón -hito pionero para nuestro país-. Amén de firmar una nueva marca personal y el récord nacional (5612 puntos). Así se dio a conocer y se ganó un aplaza en el Centro de Alto Rendiminento de San Cugat.

A partir de ahí se ha granjeado más de 50 plusmarcas internacionales y de España. Evidenciando una versatilidad sobresaliente -ha competido en salto de longitud, salto de altura, heptatlón, pentatlón, triple salto, 60 metros vallas, 80 metros vallas, 1000 metros vallas y 200 metros lisos-. En resumen, su trayectoria deportiva ya ha despegado y se ha asentado en la élite. En categorías juveniles ha reinado, sin discusión, en pentatlón en pista cubierta y en heptatlón. Con ese estatus se ha estado preparando para los JJ.OO. nipones, que han tenido que retrasarse por el impacto del coronavirus.

Sea como fuere, esta atleta sin par en la historia del deporte nacional sigue puliendo los detalles. De hecho, acaba de conquistar un nuevo récord de España de heptatlón. En el Multistar de pruebas combinadas disputado en la localidad italiana de Lana, María llegó a sumar un total de 6.304 puntos. Ese monto le valió para superar la anterior marca nacional -que fijó ella misma en 2019- y para proclamarse campeona de la cita transalpina, por delante de la irlandesa Kate O’Connor (6.297 puntos) y la burkinesa Marthe Koala (6238 puntos).

Estas son sus sensaciones tras esta nueva musca ilustre: "Cada récord de España para mí es una alegría porque significa que el trabajo y el entrenamiento que estoy haciendo dan sus frutos. Por supuesto que es una gran satisfacción. Fue una sorpresa. Sí que es verdad que yo quería mejorar mi marca personal y luchar por un Top 3 o Top 5 en la clasificación final, pero no me esperaba hacer una puntuación de 6.300, yo quería luchar por unos 6.200 y algo. No tengo casi palabras para describirlo, no solo por lo que supone un récord de España, sino también porque cada vez estoy consolidando más la María Vicente atleta y me veo más cerca de donde quiero llegar".

Viaja en su primera temporada como atleta Sub-23, después de haberse coronado con el trono europeo Sub-20. Pero, fuera de las clasificaciones por edades, la estrella catalana tiene clara su meta en este año. "Sin duda, clasificarme para Tokio es el objetivo principal de la temporada. Aunque es cierto que antes de hacer el primer heptatlón sabíamos que iba a ser muy complicado. Entonces quizá era más un sueño que una realidad. Pero a día de hoy te puedo decir que, a pesar de que sigue siendo difícil, ya no es un sueño y lo veo más factible. Se ha convertido en un objetivo principal", razonó.

Preguntada por qué ruta de acceso a los Juegos le parece más factible -el ránking mundial o la marca mínima, Vicente ha admitido que "la Federación, con los cálculos que ha hecho, me ha dicho que estaría en el puesto 16º y van 24 a los Juegos". Pero se siente segura e irá a intentarlo con la obtención de la mínima directa. Y así lleva la presión que ha generado su eclosión tempranera: "No me afecta mucho. Al final la gente puede esperar mucho o no de mí, pero yo no es algo que esté pensando. Lo hago porque me gusta y estoy contenta de que la Federación y mis amigos estén orgullosos. Ellos me impulsan a seguir adelante con lo que me apasiona".

"Yo ya estaba más relajada. Me paré y me dije: 'María, ya está, va a ser lo que tenga que ser. Si tu destino es estar en Tokio o hacer marca personal va a salir, así que relájate, lo tienes dentro, lo has entrenado, disfruta, que salga lo que tenga que salir'. Y la verdad es que salió muy bien", desglosó sobre cómo ha digerido la irregularidad que ha arrastrado en estos meses trompicados de parones por el Covid. Y es que la pandemia ha aparecido en un momento clave para ella. En el lanzamiento de su potencial.

Su equipo de trabajo y ella han estudiado la manera de amortiguar ese frenazo físico mental. "Al no tener competiciones, no sabía en qué punto estaba. Pero, al final, las marcas personales son la consecuencia de los entrenamientos y yo confiaba en lo que estábamos haciendo. Quizá sin el parón de la pandemia hubiese podido pasar de 6.000 a 6.100, y después a 6.200 para acabar en 6.300, y, en cambio, he hecho el salto directamente de 6.000 a 6.300. No sé qué hubiese podido pasar el verano pasado. El confinamiento lo aproveché para trabajar en los puntos débiles. Tenía algunas lesiones y estuve haciendo prevención. Y también conseguí más masa muscular. Todo esto me ha ido muy bien de cara a este 2021", argumentó.

"Todo lo malo que me ha ido pasando me ha hecho ir recabando fuerzas y no perder nunca la esperanza y la fe. Sabía que el trabajo estaba hecho aunque no hubiese salido en una competición determinada, yo sabía que lo tenía dentro. Este fin de semana pasado, con el récord he conseguido sacar mucho de lo que tengo dentro, pero aún me queda un poco más por mostrar. Espero que lo podáis ver en el próximo heptatlón que haga", añadió. Y se despidió señalando que "todos sabemos que no van a ser unos Juegos normales (los de Tokio), pero desde que dijeron que en 2020 no se celebrarían ya sabíamos que este año no serían normales. Quiero conocer lo que son unos Juegos Olímpicos para luchar por algo más de cara a los del 2024".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios