www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

Tabernarios al poder

martes 04 de mayo de 2021, 22:46h

Y el madrileño habló y lo hizo a favor de un modelo liberal que le ha plantado cara a la línea intervencionista y chantajista del Gobierno que dirige Pedro Sánchez y, hasta hace poco, Pablo Iglesias. Además, lo ha hecho en número tan elevado que difícil parece meter a todos los que votaron PP en el saco de los que deciden el futuro de su comunidad a golpe de cerveza y vino en la taberna del barrio.

Ahora nos explicarán los analistas si esta movilización masiva responde o no a las ganas que tenía Madrid de replicar al castigo constante que el Ejecutivo central viene infligiéndole, bien por el resentimiento de una izquierda que no consigue gobernar en décadas, bien por las exigencias de los socios independentistas que ven en el Gobierno regional que dirige Isabel Díaz Ayuso su antítesis en forma de libertad individual y económica.

No hay duda, sin embargo, de que si el presidente del CIS, instrumento sectario en manos del exmiembro de la Ejecutiva del PSOE José Felix Tezanos, insulta a una parte del electorado porque ya lo ha intentado todo demoscópicamente para tratar de influir, el resultado no ha sido el esperado. Ha logrado motivar y animar a esa sensibilidad de centro derecha siempre menospreciada por el sector “progre”. Referirse con desprecio al votante del PP vinculándolo “a un amplio sector que se nuclea en torno al mundo de las tabernas, los bares, los restaurantes y otros establecimientos similares” no deja en buen lugar al que lo firma, que consigue, además, el efecto contrario al buscado.

Tampoco es cosa menor valorar que se ha votado en clave nacional porque a todos incumbe la desastrosa campaña que desde Moncloa se ha impuesto en Madrid al PSOE de Ángel Gabilondo con medio Consejo de Ministros metido en el ajo y, especialmente, en lo referente a la política fiscal que esconde Sánchez. Si contrastamos la rebaja de impuestos que propone el PP en Madrid en aras de una mayor agilidad y atractivo para el tejido empresarial con la constante subida de impuestos a traición que trata de imponer el partido socialista, encontramos una razón más que notable para el éxito de Díaz Ayuso este 4 de mayo.

El mensaje del electorado abre un camino, cada día más despejado, para Pablo Casado y su intento de vuelta del PP a la Moncloa. Isabel Díaz Ayuso ha demostrado que hay alternativa a la forma de hacer de este Gobierno “Frankenstein”. La reorganización del voto de derechas en Madrid puede ser extrapolable al resto del país. Los populares están obligados a entenderse “todavía” con Vox, cuyas expectativas se han visto mucho más colmadas que las de Ciudadanos.

Al respecto, tiene mucho trabajo de recuperación Inés Arrimadas. La situación extrema en la que ha colocado Pedro Sánchez a España ha llevado al votante de centro derecha a reconsiderar la importancia del voto útil y a aglutinar los apoyos en una sola formación. Ahora todos se acuerdan de esa moción de censura en Murcia y en cómo una mala jugada y un cúmulo de desastres ha traído a la formación naranja a este punto.

Los que saben de estas cosas dicen que el fracaso de la izquierda en estas elecciones ha sido su fragmentación y que han puesto el objetivo en descalificar continuamente a Isabel Díaz Ayuso en lugar de hablar de su programa o de la “desigualdad”. Es sabido que el votante se mueve por clichés y el de remarcar las diferencias entre ricos y pobres es el que más moviliza al de izquierdas. Quizá no se han atrevido porque ninguno de los candidatos de los partidos de izquierdas es pobre y no se veían con fuerzas para abordar esa batalla.

Lo cierto es que por más que el barómetro sociológico público, al servicio de las siglas de quién puso al jefe al frente, ha intentado vender que la izquierda sumaría para vencer en Madrid, en Ferraz se daba por perdida la contienda fechas antes de este martes 4 de mayo. Las miradas se dirigen ya al estratega de Moncloa que, salvo decidir el momento para una moción de censura apoyada en traidores al Gobierno y a España, no puede contar tantos aciertos como la literatura que le tacha de “gurú” ensalza.

Si algo ha quedado claro en estas elecciones es que Pedro Sánchez estropea lo que toca. Imposible saber qué campaña y qué resultados habría obtenido Gabilondo asesorado únicamente por el PSOE de Madrid, pero seguro que habría salvado su dignidad. Ahora, sorpasso mediante, los socialistas se convierten en la tercera fuerza. También dejan claro los comicios que Pablo Iglesias resta. Tanto que ya no va a restar más. Fuera de las expectativas puestas en estas elecciones con la autoimposición de candidato, ya no representa ningún valor más que el del “pelotazo” en política para sus allegados y, por supuesto, para sí mismo. Su espantada, sin duda, ha sido una de las mejores noticias del día.

Y si hay algo meridianamente claro es que más de uno y más de dos celebran la victoria de su partido en la taberna de su barrio. Fiesta en la calle Génova y fiesta en muchos bares de la Comunidad de Madrid.

Javier Cámara

Redactor Jefe de El Imparcial

JAVIER CÁMARA es periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

1 comentarios