www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Los impuestos que Sánchez ha ocultado en el documento de Bruselas

viernes 07 de mayo de 2021, 14:03h
El Gobierno escondía bajo siete llaves los aspectos más polémicos del documento remitido a Bruselas en forma de plan para la concesión de las ayudas del Fondo de Recuperación. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se había volcado personalmente en la campaña electoral madrileña para tratar de desbancar de la Puerta del Sol a Isabel Díaz Ayuso, así que no era conveniente que la ciudadanía supiera cuáles eran los sacrificios a cambio del dinero europeo.

Consumada la derrota sanchista, el Gobierno ha comenzado a desvelar algunos de los puntos polémicos que había estado ocultando a la opinión pública y que van, precisamente, en la dirección opuesta a la opción que los madrileños han votado mayoritariamente. Frente a la bajada de impuestos de Díaz Ayuso, el Ejecutivo que sustenta el PSOE y Podemos pretende de nuevo cargar sobre la ciudadanía el peso de más tasas fiscales.

Uno de los impuestos más llamativos es el que el Gobierno de Sánchez pretende imponer en las autovías a través de peajes. Se trata de un doble impuesto, ya que los ciudadanos han pagado su construcción y ahora deben volver a pagar por su uso. Una tomadura de pelo que, para colmo, se pretende hacer pasar por ecologismo, al desincentivar el uso del automóvil. Y un agravio para la España vaciada, de la que apenas se acuerdan cuando hay campaña electoral.

Pero no es la única subida de impuestos que el Gobierno pretende hacer pasar con eufemismos edulcorantes. También se ha comprometido con Bruselas a acabar con la “competencia fiscal” entre comunidades autónomas. De este modo, el Ejecutivo pretende meter mano en el impuesto de Patrimonio, que en Madrid se ha suprimido, y el de Sucesiones y donaciones, que está bonificado en la Comunidad que alberga la capital de España.

Especialmente vergonzosa fue la aclaración por parte del Gobierno en lo referido a la eliminación de la reducción por la tributación conjunta del IRPF. Una medida que pretendía inscribirse en la lógica del feminismo y que finalmente ha sido considerado como una “errata” por la ministra de Economía, Nadia Calviño. Encontrarlo en el documento de Bruselas le supuso “una sorpresa”, reconoció.

Mientras los distintos departamentos, los ministerios interminables y los infinitos despachos de asesores producen esas “erratas” que sorprenden a la propia ministra de Economía, dentro del Gobierno más suntuoso y dadivoso que se recuerda, los ciudadanos deberán pagar a través de una nueva oleada de impuestos el precio del rescate de Europa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(0)

+

2 comentarios