www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CATALUÑA

Aragonès dice que "es un imperativo político" evitar unas nuevas elecciones

El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès.
Ampliar
El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès. (Foto: Efe)
jueves 13 de mayo de 2021, 19:26h

Después de que la líder de En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach, anunciara que dan por rotas las negociaciones hasta que ERC no descarte que Junts pueda entrar en el Govern y después igualmente de que el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, tendiera la mano al Govern en funciones para sacar adelante todas las medidas necesarias para gestionar la covid-19 y aprovechar al máximo los fondos europeos, el vicepresidente Pere Aragonès ha hecho un llamamiento para alcanzar los acuerdos necesarios ya que, según ha dicho, "es un imperativo político" evitar unas nuevas elecciones.

Durante su comparecencia ante el pleno del Parlament para dar cuenta de la gestión del gobierno en funciones en la lucha contra la pandemia de la covid-19 y la consiguiente crisis socioeconómica, ha advertido, además, sobre el aumento del clima de "desafección hacia el trabajo que estamos haciendo en esta cámara" y en las demás instituciones catalanas, a pocos días de que si no se inviste un nuevo presidente se convocarán automáticamente nuevas elecciones.

Pere Aragonès ha advertido: "El país sufre una crisis sin precedentes y hay que llegar a acuerdos, hace falta un gobierno con todas sus funciones y no mantener por más tiempo la interinidad". En clave independentista también ha recordado: "Tenemos una mayoría muy amplia para impulsar la amnistía y la autodeterminación... este Parlamento hace días que tendría que haber decidido un nuevo presidente".

Al respecto de la situación económica, ha reclamado "aprovechar sin más delación la oportunidad de modernizar Cataluña" con los fondos europeos Next Generation. Por ello, una vez más Aragonès ha pedido "hacer honor a la palabra y cumplirla" en las negociaciones entre los partidos a fin de no tener que ir a elecciones: "Es un imperativo político no ir a elecciones, porque esto sería un fracaso de los 135 diputados de la cámara, además de poner en riesgo a la mayoría independentista", y correr el riesgo de "entrar en un nuevo enroque".

Según Aragonès, "es posible poner en marcha un nuevo gobierno" sin poner en cuestión los compromisos políticos, y ha pedido "conjurarnos para no poner en riesgo el bienestar de la ciudadanía" luchando "hasta el último día" para hacer efectiva la investidura y evitar elecciones.

En seis días, ERC ha pasado de dar por muertas las conversaciones con JxCat para reeditar la actual coalición a abrir una negociación con los comunes en busca de su apoyo a Aragonès y, finalmente, a tener que replantearse su estrategia, al constatar que, sin los votos de Junts, no habrá investidura.

A tan solo 13 días de que expire el plazo límite del 26 de mayo para investir a un presidente de la Generalitat y eludir unas nuevas elecciones, ERC y JxCat aceptaron volver a la mesa de negociación ayer miércoles, empujados por la CUP como mediadora, y sellaron un acuerdo de mínimos para intentar desencallar la negociación.

El diputado de JxCat Jordi Fàbrega ha tendido la mano este jueves al vicepresidente en funciones para desencallar las negociaciones y formar un Govern que "avance hacia la independencia y la amnistía", evitando así unas nuevas elecciones. "Tenemos el 52 % de los votos", ha señalado Fàbrega durante el pleno que se celebra hoy en el Parlament en alusión al resultado de JxCat, ERC y la CUP en las elecciones catalanas del 14F: "Avancemos para remediarlo. Es urgente y nuestra mano está tendida para formar el Govern que las urnas nos encomendaron, uno que avance hacia la independencia y la amnistía".

Pero ese aparente deshielo entre ERC y JxCat ha irritado a los comunes, que se sienten engañados por los republicanos.

Los Comunes rompen las negociaciones

Por la mañana, Albiach era clara: "Damos por rotas las negociaciones hasta que (Aragonès) diga públicamente que Junts no entrará en el Govern ni ahora ni en el resto de la legislatura". Los Comunes se avinieron a negociar con ERC si estos se emancipaban de Junts para un futuro Govern, pero en las últimas horas los republicanos han acordado un pacto de mínimos con la CUP y los posconvergentes, una línea roja para los morados.

Albiach le ha insistido a Aragonès que la única salida a la situación de bloqueo que vive la política catalana es un Govern progresista, frente al "insulto" a la ciudadanía que sería una nueva convocatoria electoral y la repetición del tándem ERC-Junts, que sería un Govern "fallido" nuevamente. Para la líder de los morados, Aragonès "debe decidir" si quiere o no ser presidente de la Generalitat "tutelado" por Junts, si quiere o no "blindar los servicios públicos" y si "cree o no en la mesa del diálogo".

En la réplica, el vicepresident en funciones de president le ha respondido, sin embargo, que existen cuatro partidos que, a su juicio, deben encontrar una fórmula para entenderse porque "la aritmética es la que es", y ha nombrado a ERC, Junts, CUP y Comunes. Pese a la salida de las negociaciones de los morados, Aragonès ha dicho estar "convencido" de que se podrá aprovechar el plazo que resta para alcanzar un pacto de Govern que evite la convocatoria electoral.

Mano tendida del PSOE... contra la covid

Poco antes, el líder del PSC en el Parlament ha tendido a Aragonès para sacar adelante todas las medidas necesarias para gestionar la covid-19 y aprovechar al máximo los fondos europeos: "El gobierno en funciones que usted encabeza tiene el pleno apoyo, sin fisuras, del primer grupo del Parlament en la lucha contra la pandemia. Es posible que en este posicionamiento influya también una dosis de lo que he vivido a nivel personal".

Salvador Illa también se ha ofrecido a Aragonès para no desaprovechar el dinero de Europa: "Cuenta con el apoyo de mi grupo y el mío personal para trabajar en aprovechar de la mejor manera los fondos europeos; cuente conmigo para acompañarle, si lo considera oportuno, para visitar a cualquier representante del Gobierno de España o para ir a Europa. Cuente conmigo".

Illa ha reclamado a Aragonès que no caiga en la tentación de "jugar al 'ping pong' competencial" para echar las culpas de lo que no funcione al Gobierno que lidera Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios