www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MERCEDES GONZÁLEZ

La nueva delegada del Gobierno en Madrid da la nota en su primera reunión con Almeida

miércoles 12 de mayo de 2021, 12:58h

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, han protagonizado este miércoles una encendida discusión en rueda de prensa por las aglomeraciones que se han dado tras el fin del estado de alarma.

Pese a que ambos han iniciado la rueda de prensa con un clima de cordialidad, la tensión ha llegado tras la primera pregunta de los periodistas.

La que fuera hasta marzo concejala socialista en el Ayuntamiento de Madrid ha increpado al mandatario popular por las concentraciones en la capital en la noche del sábado al domingo. "Cuando uno siembra una falsa libertad recoge libertinaje", ha dicho.

Una afirmación contra la que ha arremitido Almeida, quien ha recordado que las fiestas tras el fin del estado de alarma no se produjeron únicamente en la capital: "Supongo que será también en Barcelona, Salamanca y Sevilla. Lo que pasó no es exclusivo de Madrid. Es injusto".

El alcalde madrileño ha recriminado a la delegada que cada autonomía "tenga un criterio distinto", a lo que la dirigente ha respondido: "Estamos en un estado de las Autonomías, como bien sabes como abogado del Estado".

El rifirrafe no se ha quedado ahí. El regidor se ha referido también al "espantajo jurídico" que ha llevado a cabo el Gobierno, a lo que ella ha replicado que "lo que no se puede hacer es poner de excusa al Gobierno para no adoptar medidas que no queréis adoptar". "Se acabó la cordialidad. Vamos a dejar de utilizar la pandemia para atacar al Gobierno de Pedro Sánchez. Estoy aquí para defenderle cada vez que le das una patada. Y te recuerdo que tú estás aquí como alcalde de la capital", ha señalado.

"No puede ser que siempre la culpa de todo lo malo lo tengan las comunidades autónomas", ha insistido Almeida, quien ha considerado "un cachondeo" que el Gobierno deje en manos de las regiones la potestad de pedir un estado de alarma.

Un encontronazo donde han actuado, en palabras de la socialista, como "un dúo de Pimpinela". Una auténtica pelea de gallos en la que, incluso, ha bromeado con "cobrar a la salida".

Este tono distendido no es propio de los delegados de Gobierno, que normalmente se limitan a defender el papel del Ejecutivo desde una postura más institucional y poco partidista. Así lo ha hecho anteriormente José Manuel Franco. De hecho, ha sorprendido tanto que las redes han tildado su comportamiento de "barriobajero" y han lamentado el "show bochornoso" que ha protagonizado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

1 comentarios