www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESDE ULTRAMAR

Ni un voto. No me hace falta el PRI

Marcos Marín Amezcua
jueves 03 de junio de 2021, 20:23h

Sépase: a mí no me hace falta el PRI. No le doy mi voto porque es retroceso. Por la puerta de atrás el PRI ahora pretende colarse al mayor número de puestos de elección popular el domingo 6 de junio de 2021 en las federales, pese a mal gobernar; arropado en la alianza frankeinsteniana Va por México, recibiendo así respiración artificial en una estrategia que no pinta bien al tratarse de una unión opaca sin propuestas claras, negociando las candidaturas entre sus conformantes por historial según cada puntero en uno a uno de los 300 distritos electorales en que se divide México. Sabemos bien la desgracia gigantesca que significó votar PRI en 2012, arruinando a México. Evitémoslo esta vez negándole la oportunidad.

Para empezar, el PRI, el partido que dejó quebrado México, no merece retornar y amplios sectores lo saben y no se la pondrán fácil, aunque hay gente lerda que acusa que aunque robaba al menos dejaba trabajar. Eso es conceder a una partida de ladrones el derecho a conducir una sociedad. Eso es el PRI y eso esperan y reconocen de tal. Yo no les consiento, desde luego, porque no me interesa que regrese. No lo requiero y sería una desgracia que el PRI ganara, solo o en alianza. No podemos ser tan desmemoriados. No votamos contra el PRI en 2018 costando Dios y ayuda echarlo, como para que se cuele por la puerta de atrás sin méritos de gobierno y los ciudadanos no tenemos porqué avalar alianzas frankeinstenianas sin pies ni cabeza que muestran solo la incapacidad opositora de renovarse o de proponer beneficios colectivos. ¿Qué no te gusta López Obrador? A mí no me es tema suficiente para darle mi voto al tricolor desfalcador.

Un segundo punto que explica el no despegue opositor consiste en que muchos ciudadanos no están de acuerdo con el desempeño del presidente López Obrador, pero de eso a darle el voto al PRI disfrazado de alianzas para regresar a la corruptela priista y su inoperancia, hay un mundo de diferencia. Los probados desfalcos y la impunidad del PRI no hacen falta, ya han perjudicado bastante a México. Hoy corremos el peligro de que regrese el PRI. Un tercer punto va con la alternancia. Ahora reclama y exige alternancia la camarilla que gobernó México entre 1982 y 2018, mientras dejaba entramados de complicidades y reglas aparentemente inmutables y bien solidificadas para no alterarlas López Obrador, blindándose aquella y sus intereses particulares a costa del erario público. Dice que López ya gobernó suficiente y de plano pide esa camarilla frenar a López Obrador, haciendo gala de todos los recursos legales, metalegales e ilegales para derribarlo y al final, fundó Va por México, el ariete electoral contra el presidente de México. Qué rápido se cansó la camarilla de no mamar del erario y carecer de privilegios inmerecidos para desfalcar, agenciados mediante sus triquiñuelas.

Esa alianza Va por México –impulsada con empresarios que mantienen sueldos de hambre, anclando al país a EE.UU. y con un desprecio sistemático al servicio docente y a las clases populares, pero que se les llena la boca de democracia– ha unido al PRI con el PAN y el PRD para ir por ahí cantando victoria, aunque los números les sean apretados cuando no deslucidos, en su intento. El PRD va de corbata, el PAN traiciona sus ideales pactando con el mísero PRI que lo ha frenado por décadas y le ha robado elecciones al panismo. Allá los panistas que lo han consentido y tolerado. Llamarse demócratas los panistas en adelante yo sí lo dejo en entredicho. Con un discurso de odio, la alianza carece de una propuesta real y aterrizable. A lo más solo busca retornar a sus beneficios recientes cancelados por el partido Morena. Sería de vergüenza su triunfo porque esos otros dos partidos habrán eternizado a los desfalcadores priistas, perdiendo la enorme oportunidad de sacudírselos. Como puede observarse, es una estrategia muy poco atractiva. Si les resultara, no trae propuesta, porque solo pretende bloquear sin aporte, no ayudando a resolver los problemas de México. Trae mucho odio, un rencor solo superado por el del simpatizante priista que se manifiesta en militantes desquiciados, insultantes, ardidos, majaderos, tontos. Sepámoslo.

Un reciente desplegado de sus simpatizantes –¡otro más!– dice que no pretenderegresar a la indeseable situación previa a la presente administración en la que hubo abusos, corrupción y frivolidad”, ¡ja! pero los abajofirmantes son la caterva de periodistas vendidos, intelectuales beneficiarios de jugosos contratos en sexenios pasados, politiquillos de cierto pelo o ilustres desconocidos que vivieron de tales “abusos, corrupción y frivolidad” y ahora prometen que ya cambiaron de todo lo que representan del periodo histórico citado. Francamente, ni atenderlos en su histeria. Mejor que el PRI ya no use los colores de la bandera, que se robó.

Si el PRI llegaba moribundo a 2021 –de las 8 gubernaturas en juego que detenta, ya no ganará ninguna por sí solo, sino acaso en alianza (deberá repartirse el pastel) y encima, tales parece que las perderá aquella– ahora puede resultar que reciba bocanadas gracias al PAN que lo recogió, justo cuando Alito, líder del PRI y exgobernador de Campeche –que no quería alianzas por no repartir el pastel– está denunciado por un desfalco de 59 millones de pesos (PRI, lo normal y se presume 3 mil 852 millones de pesos en total) invitándonos así a no votar PRI. ¿Y su “liderazgo”? Mire usted el ridículo que lo exhibe: en Baja California, Alito aceptó candidatear para la gubernatura a la exMiss Universo, Lupita Jones. Un tercer candidato, el impresentable priista Jorge Hank Rhon, se lanzó por otro partido con nimias posibilidades de ganar y pronto atrajo para sí al priismo que no sabe de pactos ni de acuerdos, traicionando la alianza en Baja California. Alito llama al orden careciendo de oficio, liderazgo y de capacidad como buen priista que es y lo han mandado al Diablo, tirándolo de a loco. Menudo es el presidente priista. Él sí que es una verdadera desgracia para su partido y de paso, hasta para México.

Lo conveniente es negarle el voto a Morena en los congresos estatales, para impedir que pase la supuesta tramada reelección presidencial, que tampoco hace falta. Votar ahí algo que no sea PRI o alianza. El PRI no prende, solo encandila taimados que añoran un presidente guapito pero tarugo y que les engolosina el desfalco que se callaron tan ricamente mientras desgobernó. Pobres. Esos priistas que dicen que un gobernante no debe dar explicaciones o pedir perdones (como la matanza priista del 68). Es interesante su perdida de votos imparable y hay gobiernos priistas salientes que se marchan con el 44% de rechazo (Tlaxcala) o hasta el 57% (Guerrero) por malos gobernantes los priistas. No hay secreto. Y aparte, en concreto para el Estado de México conviene un congreso estatal opositor al PRI para arrinconar al nefasto gobernador priista y echar a su partido de una vez por todas luego de 90 años a base de pucherazo, que eso no es democracia. Es que de verdad, ni un voto al PRI, que es votar autoritarismo. Quede claro: el PRI no es el mejor para gobernar y no tiene que ser el único.

En México, aunque las elecciones de mitad de sexenio mueven menos gente y con pandemia no sabemos si habrá alta participación, todos tienen tanto qué decir en un sentido y otro el 6 de junio. Nadie la tiene segura y no vale más la opinión de unos que de otros. Las alharacas de medios extranjeros condenando a López Obrador se estampan con haber sido alcahuetes del PRI y su política vendepatrias.

Cuenta mucho y no sus medias verdades bien conocidas en México. Solo encandilan a extraviados. En el fondo, en México lo que sí se debate es si solo los priistas deben gobernar y si son los mejores o un ¡ya basta! de PRI. Eso es lo que está en juego. Está en juego frenar cambios que eran impostergables y están afectando intereses creados que no son los de las mayorías. No deben frenarse los cambios porque este país no resiste más tanta injusticia y desigualdad económica por no propiciarlos, ya que el pasto está muy seco.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios