www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIANGONG

China lanza la primera misión tripulada desde 2016 para poner a punto su estación espacial

El cohete Larga Marcha-2F, que transporta el Shenzhou-12, despega desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, en el desierto de Gobi.
Ampliar
El cohete Larga Marcha-2F, que transporta el Shenzhou-12, despega desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, en el desierto de Gobi. (Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
jueves 17 de junio de 2021, 15:29h
Tres astronautas pasarán los próximos 90 días en órbita trabajando en la futura Tiangong, que el país asiático espera tener lista en 2022.

Tras cinco años, China ha vuelto a lanzar con éxito al espacio a tres astronautas, a bordo de la nave Shenzhou-12, para que participen en los trabajos de puesta a punto de su estación espacial Tiangong, que el país asiático prevé tener lista para 2022. La nave despegó a las 09.22 hora local (01.22 GMT), tal y como estaba previsto, desde el centro de lanzamiento de satélites de Jiuqian, en el noroeste del país, a través del cohete portador Larga Marcha-2F.

"El despegue fue según lo previsto, los solares paneles se desplegaron correctamente. La misión ha sido un completo éxito", ha señalado Zhang Zhifen, director del centro de Jiuqian, durante el lanzamiento, que fue retransmitido por la televisión estatal CGTN. A las 15.54 hora local (07.54 GMT), la nave se acopló con el módulo central Tianhe ("Armonía celestial", en mandarín), el cual fue lanzado el pasado 29 de abril para ejercer de control de la estación espacial Tiangong ("Palacio celestial").

Los astronautas Nie Haisheng, Liu Boming y Tang Hongbo permanecerán en órbita durante tres meses acoplados en el módulo Tianhe, que a su vez está conectado con la nave de carga Tianzhou-2, que contiene provisiones, trajes, equipamiento y combustible, entre otros materiales. El astronauta Nie Haisheng ya participó en la misión del Shenzhou-6 en 2005 y en la del Shenzhou-10 en 2013, mientras que para Liu Boming es su segundo vuelo espacial tras participar en la misión del Shenzhou-7 en 2008. Es, por contra, la primera misión de este tipo para el tercer astronauta, Tang Hongbo.

Los astronautas chinos Tang Hongbo, Nie Haisheng y Liu Boming.

Su objetivo es "verificar las principales tecnologías para construir y operar la estación Tiangong", ha explicado Ji Qiming, director adjunto de la CMSA, la agencia china dedicada a las misiones espaciales tripuladas, citado por la prensa local. Entre otras tareas, los astronautas deberán comprobar los sistemas de reciclaje de oxígeno y otros medios de soporte vital que se encuentran en el módulo Tianhe.

También verificarán los sistemas de desechos y probarán trajes espaciales para realizar dos caminatas espaciales o actividades extravehiculares (EVA), nombre con el que se conocen las operaciones realizadas por los astronautas fuera del entorno de una nave espacial. "Su trabajo será más complicado y desafiante que las anteriores misiones tripuladas", ha afirmado el director de la CMSA, Hao Chun, citado por la agencia estatal Xinhua, quien agregó que los paseos espaciales serán "más y más comunes" para los astronautas chinos en las siguientes misiones del país.

La futura estación Tiangong

China tiene previsto realizar un total de ocho lanzamientos más, tres de ellos tripulados- para completar la construcción de la Tiangong, que pesará unas 70 toneladas. A finales de este año se lanzará la nave de carga Tianzhou-3 y la nave espacial tripulada Shenzhou-13 para acoplarse igualmente con el módulo Tianhe, para lo cual contarán con otros tres astronautas, que esta vez orbitarán durante seis meses, explicó la CMSA.

El país tiene previsto realizar las seis misiones restantes en 2022, incluyendo el lanzamiento de los módulos-laboratorio Wentian y Mengtian, así como otras dos naves espaciales de carga y otras dos naves espaciales tripuladas, para terminar de ensamblar la estación y que ésta pueda entrar en funcionamiento.

Según Xinhua, la estación Tiangong orbitará la Tierra a una altitud de entre 340 y 450 kilómetros, y está diseñada para durar unos 10 años, aunque expertos citados por la agencia confían en que con el mantenimiento adecuado pueda aguantar más de 15 años. La Tiangong tendrá forma de "T", y el Tianhe se ubicará en el centro, con los módulos-laboratorio a cada lado.

En 2024, es probable que Tiangong se convierta en la única estación espacial del mundo si la Estación Espacial Internacional, una iniciativa encabezada por Estados Unidos, se retira ese año tal y como está previsto. El programa de la estación espacial tiene entre sus objetivos proveer "un laboratorio espacial que sirva para largas estancias de astronautas, así como grandes experimentos", comentó en abril Bai Linhou, uno de los responsables del diseño del módulo Tianhe.

China ha realizado hasta ahora seis misiones espaciales tripuladas, la última entre octubre y noviembre de 2016 con los dos tripulantes de la cápsula Shenzhou-11, que realizaron una serie de experimentos durante un mes en el laboratorio orbital Tiangong-2.

En los últimos años, el programa espacial chino ha conseguido alunizar la sonda Chang'e 4 en la cara oculta de la Luna -primera vez que se logra- y, a mediados de mayo, llegar por primera vez a Marte, convirtiéndose en el tercer país -tras Estados Unidos y la extinta Unión Soviética- en amartizar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios