www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REAL MADRID

Mensaje de Florentino Pérez al madridismo: Mbappè, las salidas de Zidane y Ramos...

Mensaje de Florentino Pérez al madridismo: Mbappè, las salidas de Zidane y Ramos...
Ampliar
(Foto: realmadrid.com)
viernes 25 de junio de 2021, 08:51h
El presidente del club merengue ha efectuado un repaso a la intensa actualidad del club.

En lo que va de 2021, Florentino Pérez se ha visto obligado a gestionar uno de los periodos más complicados como presidente del Real Madrid. En estos seis meses ha visto cómo se han ido del club dos leyendas vivas como Zinedine Zidane y Sergio Ramos. Además, debe batallar con una crisis financiera de dimensión histórica para remozar la plantilla del primer equipo y, también, se ha embarcado, como cabeza visible, en el proyecto revolucionario llamado Superliga.

Al galope de semejante presente volcánico, el dirigente español, ganador de cinco Ligas de Campeones en sus dos mandatos madridistas -y ya con un rango sólo asimilable al del propio Santiago Bernabéu-, ha decidido atender a los micrófonos de Onda Cero para hacer balance de situación. Lo ha hecho en el espacio denominado 'El Transistor', en una charla en la que se ha remangado para ofrecer a la masa social merengue la realidad de las cosas.

"Hablé toda la tarde con él y nunca me dijo lo que dijo después en la carta. Ha sido una temporada muy difícil y no he vuelto a hablar con él. No sé ni si está en Madrid. Pero le sigo teniendo el mismo cariño de siempre. Y, si por mi fuese, volvería a ser entrenador del Real Madrid. Pero bueno, él tiene la ilusión de ser seleccionador de Francia", avanzó, con la marcha de Zidane sobre la mesa.

Sobre este asunto añadió que "no me sorprendió". "Era una de las posibilidades (que se fuera). Le conozco. Este año ha sido duro y uno se cansa de ser entrenador. Pero luché para que se quedara y estuve toda la tarde con él para convencerle. Y con José Ángel Sánchez. Pero Zidane es muy sencillo, cuando dice que se quiere ir ya se ha ido", alegó. Y denunció que el texto publicado por el diario AS en el que el técnico reprochaba que el club había perdido la confianza en él y había dejado de valorar su trabajo, "no lo ha escrito él". "Ese no es Zidane. Y le tengo el mismo cariño de siempre. Ha sido una leyenda del Madrid", zanjó

En relación con la también chocante despedida de Ramos, el gestor aseguró que "tengo adoración por Sergio y no voy a hablar del tema". "Ha sido una leyenda del Real Madrid y todo lo que teníamos que decir de este tema ya lo hemos dicho. Pero no voy a dar mi versión. Le ofrecimos un contrato, le dijimos que tenía un plazo y él no lo admitió (...) Volverá, esta es su casa. Y me ha pasado con otros jugadores. Le quiero como si fuera mi hijo y le deseo lo mejor. Pero no voy a hablar aquí de quién tiene la razón y quién no. No hay matices", afirmó, para, de inmediato, confesar que en el acto de adiós del jugador "pasé un mal rato". "Yo a Sergio le quiero como hijo. Le traje en 2005 y claro que lo siento", sentenció.

Florentino Pérez abordó, en este punto, el apartado de fichajes. Confirmó la continuidad de Marcelo ("es difícil encontrar un lateral izquierdo como"), susurró la de Gareth Bale ("es uno de los grandes jugadores que hay en Europa y cada uno es como es, tiene su personalidad") y reconoció lo difícil de la administración de cedidos como Dani Ceballos, Takefusa Kubo o Brahim Díaz ("es un encaje de bolillos"). Amén de dejar claro esto: "Tenemos un gran trabajo por delante. Por ejemplo, ceder a algunos que no están en edad de rendir al máximo nivel".

Tras recalcar que no sabe qué ocurre con Raphael Varane (se niega a renovar y en enero podrá negociar una salida gratuita), afrontó lo concerniente al nombre propio por excelencia: Kylian Mbappé. El delantero francés ya ha iniciado su rebelión en el PSG -repitiendo que vería con buenos ojos un cambio de aires-. "No hablo de jugadores que no están en el Madrid, aunque yo sé lo que quieren los socios. Quieren que estén los mejores. Pero a lo mejor llegan con 18 años y hay que esperar a que estén (...) Todo el mundo sabe cuál es mi política: que jueguen aquí los mejores y mezclen con los jóvenes. Lo equipos tienen que renovarse y estamos en esa etapa de renovación. Pero la gente confía en mí", arguyó.

"Tenemos un equipazo (...) El Madrid siempre trabaja en tener a los mejores. Pero tenemos un gran equipo, con muchos jóvenes. De la defensa del Madrid: Carvajal vino con 9 años, Ramos con 19, Varane con 18 y Marcelo con 18. Hay que cuidarlos y trabajar con ellos", remató. Y, acto y seguido, expuso que "estamos encantados con Carlo (Ancelotti) y con Pintus (Antonio, preparador físico). Nos acordamos de él desde el principio". Asimismo, negó haber hablado con Mauricio Pochettino y Antonio Conte, y esbozó este perfil de Raúl González: "Tiene todas las condiciones para ser entrenador del Madrid. Pero necesitábamos un cambio y necesitábamos a alguien con más experiencia que Raúl. Será uno de nuestros hombres para el futuro".

Por último, se definió "tranquilo" al ser preguntado por la Superliga, proyecto del que manifestó que "no falló nada". Y destacó que "la generosidad de los jugadores ha permitido terminar en una situación satisfactoria". "No pensé que tendría que decirle a los jugadores que tenían que bajarse el suelo", hizo hincapié. Para, además, repasar su currículum como directivo madridista de este modo: "Ahora creo que el fútbol me necesita. Creo que hay que cambiarlo". "(En su segundo mandato) Volví porque entramos en crisis" (...) En 2006 (año en que finalizó su primer mandato) ya había resuelto el problema económico y había creado un modelo de gestión que es el que usamos hoy en día", narró. Y concluyó incidiendo en que "no tenemos necesidad de ir al Wanda Metropolitano". "La obra (del nuevo Bernabéu) está concebida para que se esté trabajando y también se pueda ver el partido. Lo tenemos preparado para que puedan venir espectadores la temporada que viene", enfatizó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios