www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Tebas y Laporta trabajarían para fichar a Messi, ¿adulterando la competición?

Tebas y Laporta trabajarían para fichar a Messi, ¿adulterando la competición?
Ampliar
viernes 02 de julio de 2021, 08:44h
Han trascendido los contactos entre ambas partes para que el argentino vuelva al Barcelona.

Lionel Messi no ha renovado con el Fútbol Club Barcelona porque Joan Laporta no ha conseguido cuadrar las cuentas del club. Esa es la versión oficial que han expresando las dos facciones de unas negociaciones que se han dilatado en el tiempo y que han acabado por resultar infructuosas. Lo impensable ha ocurrido: el seis veces Balón de Oro se ha quedado sin equipo. Y las fuentes que han formado parte de las conversaciones subrayan, sobre todo la proveniente de las oficinas del Camp Nou, que hay acuerdo total para la continuidad del zurdo legendario en Can Barça.

"Tranquilos", afirmó el presidente culè este miércoles, a su llegada al recinto azulgrana. Le quedaban por delante un puñado de horas para generar la situación adecuada que permitiera que el sí del futbolista se tradujera en la firma obligada del nuevo contrato. Pero su optimismo se nublaría del todo cuando el reloj marcó las doce de la noche. En ese instante se hizo oficial la desvinculación contractual de 'La Pulga'. Y el desasosiego se extendería por buena parte de la masa social del gigante catalán, desorientada por la ausencia de acuerdo que contrastaba con el discurso publicado.

El caso es que se ha recalcado en todo este tiempo que el problema es el encaje del presupuesto blaugrana en el llamado Fair Play Financiero. Tras haber salvado, in extremis, el pago a corto plazo exigido para la viabilidad del club, Laporta debe acometer una rebaja radical de los salarios de la plantilla del primer equipo si quiere recuperar al mejor jugador que ha competido vistiendo los colores del Barça. Porque, cabe destacar, el goleador no ha accedido a rebajarse ni un céntimo el estipendio a recibir. Y los directivos se lo han permitido.

Así las cosas, las cifras pintan este escenario: la masa salarial comprometida en contratos autografiados por Josep Maria Bartomeu ocupa el 110% de los ingresos de la entidad. Una barbaridad insostenible. Y la normativa ordena, si no se quiere sufrir una penalización potente, que la suma de los sueldos no rebasen el 60% de la facturación. Así que al equipo económico de la directiva le queda un estudio quirúrgico para bajar en más de 200 millones el gasto en fichas comprometido. Si no, Messi no volverá a la Ciudad Condal.

Catalunya Ràdio ya avisó de lo complicado de la operación. La propuesta de dos años de contrato -a pagar en cinco- para Lionel no es nada sencilla. La crisis financiera del club constriñe a establecer una forma de pago que cuadre y, además, a perfilar una fórmula de fiscalidad de las cantidades que ha de cobrar el astro argentino. Y desde ese tramo abordar el vaciado de la competitividad del equipo. Porque nadie quiere renunciar a un sueldo que no cobrará en ningún otro sitio. Y valores como Antoine Griezmann, Jordi Alba, Phillippe Coutinho, Ousmane Dembèlè, Martin Braithwaite y compañía, declarados trasferibles, no están por la labor de disfrazarse de moneda de cambio.

Entonces, ¿cuál es la solución? A estas alturas ha emergido la figura de Javier Tebas para ayudar a deshacer el nudo. El gestor de LaLiga quiere que Messi siga en el Barça. Lo ha dicho alto y claro. No por su filia al Camp Nou, sino porque sabe que sin el argentino es mucho más complicado vender el producto que tiene entre manos en los estándares lucrativos que ha venido consiguiendo. Por eso se han acelerado los contactos entre la cúpula de la competición doméstica y el palco azulgrana, tan y como han narrado fuentes conocedoras del proceso.

Se había hablado de una reunión entre ambos este viernes. Y, dado el revuelo sucesivo, se negó de madrugada. Y es que la sombra de la manipulación de la competición sobrevuela a este asunto desde que se empezó a escuchar la intervención de Tebas. Parecería que sólo un mirar para otro lado del organismo -en lo relativo al Fair Play Financiero- permitiría al Barça contratar a Messi por 300 millones de euros en el nuevo contrato prometido -esto es, el mismo sueldo de 75 millones de euros brutos anuales en las dos temporadas en las que jugaría para los catalanes-.

El diario Sport soltó la liebre de la reunión Tebas-Laporta en Madrid. Dicha información aclara que el objeto de la charla no es otro que conseguir que la renovación de Lionel cumpla con la normativa que exige LaLiga a todos los clubes en lo relativo al límite salarial. "Sé que Leo se quiere quedar. Vamos bien y estamos haciendo todos los esfuerzos que podemos para que se quede. Hay que encajarlo en el Fair Play Financiero. Hay muchas versiones y estamos contemplando todas. En estos momentos aún no puedo decir que se queda porque estamos en el proceso de encontrar la mejor solución. Va bien encaminado. Es tema fair play, básicamente", ha dicho el presidente culè a Onda Cero.

El pasado 25 de agosto, los abogados de Lionel Messi enviaron un burofax a Bartomeu en el que anunciaban que el jugador se quería ir del Barça. Y gratis. Acogiéndose a la cláusula liberatoria que se incluyó en el contrato firmado el 2017 y que le permite irse de forma libre al final de cada temporada. Tebas se adhirió con celeridad y rotundidad a la postura de la directiva barcelonesa. Su empresa, decía en una nota, que "no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa al jugador (Leo Messi) si no ha abonado previamente el importe de dicha cláusula". "El contrato se encuentra actualmente vigente y cuenta con una ‘cláusula de rescisión’ aplicable al supuesto de que Leo Messi decidiera instar la extinción unilateral anticipada del mismo", especificó en el portazo a la voluntad del jugador. En una carta remitida por el padre del futbolista, Jorge Messi, al presidente de LaLiga, se le quitaba la razón al organismo. En la primera manifestación pública del jugador desde la emisión del famoso burofax.

Hoy, con el planeta girado hacia el futuro de Messi en Barcelona, parecen lejanas las palabras del jefe de la patronal del balompié español. "Si el Barcelona quiere traer un jugador que le cuesta en sueldo 25 millones de euros por temporada, debe dar salida, ya sea por traspaso o por rebaja salarial, a 100 millones de euros", aseguró. En cambio, tanto él como Laporta comparten meta: no perder al futbolista que más ingresos les genera. Y para que eso suceda todo apunta a que han de idear una flexibilización del Fair Play Financiero. Con el resto de clubes escudriñando cada movimiento por si se diera un trato de favor que adulterara la competencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios